Gerardo Morales condecoró al ex embajador argentino en Bolivia luego de la denuncia de envío de material bélico durante la gestión Cambiemos

El gobernador de Jujuy respaldó a Normando Álvarez García en su intervención como diplomático durante la crisis boliviana en 2019. “No vamos a permitir la mentira”, sostuvo

El gobernador Gerardo Morales con el ex embajador argentino en Bolivia y actual ministro de Trabajo jujeño, Normando Álvarez García.
El gobernador Gerardo Morales con el ex embajador argentino en Bolivia y actual ministro de Trabajo jujeño, Normando Álvarez García.

En medio de la denuncia contra el ex presidente Mauricio Macri y la ex ministra de Seguridad Patricia Bullrich por contrabando y envío irregular de armas a Bolivia, el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, condecoró a Normando Álvarez García -otro de los involucrados- por su desempeño como embajador en ese país durante la crisis en 2019 que desembocó en la caída del gobierno de Evo Morales.

En un acto oficial convocado este jueves, el mandatario jujeño le entregó una medalla condecorativa con la Orden ‘Juan Manuel Belgrano’ por su intervención “humanitaria” en su rol como ex embajador. “Chiki” Álvarez es uno de los protagonistas de la carta que desencadenó la polémica diplomática con la gestión del presidente boliviano Luis Arce. Para Gerardo Morales, la acusación se trató de “épicas baratas y mentiras baratas que no sirven para nada”.

De acuerdo a las autoridades del país vecino, Normando Álvarez García fue el receptor de la carta enviada por el ex jefe de la Fuerza Aérea de Bolivia Gonzalo Terceros Lara, donde le agradeció a la gestión argentina “la colaboración prestada” por el envío del “material bélico de agentes químicos”, entre los que se incluyen gases lacrimógenos y municiones.

Sin embargo, Álvarez García se desligó del asunto y rechazó las acusaciones, al advertir que lo quisieron meter en una operación política de bajo nivel”. “No lo podemos aceptar porque golpea a nuestro partido, principalmente”, sostuvo.

En su descargo, el ex diplomático recordó que en los días más duros de la situación en Bolivia recibió en la residencia oficial por su propia decisión a dirigentes, funcionarios y allegados del gobierno de Evo Morales, entre ellos, a su entonces ministro de gobierno, Carlos Romero Bonifaz; a la diputada, Valeria Silva, y a su esposo; y a la ministra Mariano Prado y periodistas. Además indicó que organizó un operativo para trasladar al ciudadano argentino Fabián Restivo, ex esposo de la ministra de Salud, Gabriela Montaño en vehículos oficiales.

Durante su intervención, Álvarez García se mostró conmovido por haber tomado la decisión de asilar a los funcionarios de Bolivia. “Recibí una llamada al celular que me sorprendió, me preguntaron si había algun problema si estaba dispuesto a recibir gente en mi residencia o en la embajada”, dijo. Y completó: “Yo no dudé. Porque pensaba si mi hermano hubiese tenido algo cerca así , estaría con vida. No dudé, me dije ‘no importa lo que digan’. No sabía como el gobierno nacional iba a reaccionar pero no me importó”, contó visiblemente emocionado.

Era salvar la vida”, resumió el ex embajador en su presentación.

En una conferencia de prensa, el canciller de Bolivia acusó a la gestión de Mauricio Macri de colaborar con la represión de las protesta a favor de Evo Morales en 2019.
En una conferencia de prensa, el canciller de Bolivia acusó a la gestión de Mauricio Macri de colaborar con la represión de las protesta a favor de Evo Morales en 2019.

El malestar de Gerardo Morales

En plena actividad oficial, el gobernador Gerardo Morales aprovechó la oportunidad para expresar como nunca antes su malestar con el gobierno de Alberto Fernández y apuntó contra el actual embajador en Bolivia, Ariel Basteiro, por el escándalo: “El máximo responsable de esta épica barata es Basteiro, el actual embajador. Están armando de todo ahí. Que se la agarren con quien quiera, pero con la actitud y la trayectoria de ‘chiqui’ (Álvarez García) no”, fustigó.

Ojalá las embajadas estén abiertas ahora donde hay crisis para recibir a quiénes, sin distinciones políticas o ideológicas, puedan ir a refugiarse o salvar su vida”, exigió el mandatario, en referencia a la crisis y protestas sociales en el resto de la región, como en Cuba.

Por fuera de la polémica sobre Bolivia, el mandatario local se quejó por la falta de apoyo del Poder Ejecutivo para la realización de obras en Jujuy. “No nos van a arrinconar con la épica barata, no nos van a arrinconar con la discriminación, vayan al psicólogo, que se hagan ver y que resuelvan esa cuestión y que no anden diciendo que tratan por igual a todas las provincias. Discriminan a Jujuy, es la primera vez que lo digo y que se dejen de joder con eso”, lanzó Morales en medio del acto.

Morales ratificó sus críticas pero las apuntó contra quienes, según él, “complican” a Alberto Fernández desde dentro de la coalición de Gobierno. “Debieran concentrarse en gobernar, en no discriminar. ¡Tiren algo a Jujuy, viejo! Acá toda la obra pública es con fondos provinciales. Todo está parado. Yo sé que les jode el capitulo de Milagro Sala y la violencia en Jujuy. Que no se la agarren con el pueblo jujeño, continuó el gobernador de la UCR.

Y finalizó: “Basta de la farsa que arman algunos sectores que no le hacen bien al gobierno nacional y complican al propio Presidente. La mejor manera es ayudarlo y no joderlo tanto como lo joden los propios sectores del Frente de Todos”.

La denuncia

El lunes, el ministro de Justicia, Martín Soria, su par de Seguridad, Sabina Frederic, y la administradora federal de Ingresos Públicos, Mercedes Marcó del Pont, denunciaron penalmente a Macri y los ex ministros Patricia Bullrich, Jorge Faurie y Oscar Aguad, y un puñado de ex funcionarios por la exportación temporaria del material bélico en noviembre del 2019.

La denuncia fue presentada en el fuero Penal Económico tras una investigación de la Aduana y el Ministerio de Seguridad, luego de que el ex presidente y Bullrich rechazaran la denuncia y afirmaran que el envío de material bélico fue para custodiar la embajada argentina en Bolivia.

En declaraciones radiales, el ex embajador Álvarez García desconoció el tenor de la denuncia, pero admitió la llegada del material antimotines para defender las depedendencias oficiales. Lo que no pudo precisar es la cantidad de municiones y el tipo de objetos que llegaron. “Aducen que parte de ese armamento fue entregado a la Policía boliviana y esa es la discusión. Llegó el armamento, lo llevaron a la Embajada y la residencia. De ahí, que se haya llevado a otro lado, qué se yo. Lo raro es que el 13 llegó el armamento y la nota de agradecimiento del general es del 13, es muy raro todo”, comentó.

“El destino del armamento estuvo en la embajada. Qué cantidad de cajas y eso, no se”, concluyó el ex diplomático.

En el medio de la controversia, la Organización Barrial Túpac Amaru, fundada por Milagro Sala, anunció que denunciará penalmente al gobernador Gerardo Morales en los Tribunales Federales de Comodoro Py por “haber brindado apoyo logístico a las fuerzas políticas que participaron activamente del golpe de Estado contra Evo Morales en el Estado Plurinacional de Bolivia el 10 de noviembre de 2019”.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR