Axel Kicillof: “Soy gobernador de la provincia de Buenos Aires, no estoy en una disputa de poder con Guzmán”

El dirigente kirchnerista se despegó de la interna que se desató en el Frente de Todos por los subsidios a las tarifas y el rol del subsecretario de Energía, Federico Basualdo

Axel Kicillof (Gobierno PBA)
Axel Kicillof (Gobierno PBA)

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, negó ser parte de la interna que se desató en el Frente de Todos con el ministro de Economía, Martín Guzmán, a partir del pedido de renuncia al subsecretario de Energía, Federico Basualdo, en medio de las negociaciones por el aumento de tarifas.

La semana pasada Kicillof comenzó a aparecer en el radar de la interna oficialista luego de defender públicamente al subsecretario de Energía. “Federico Basualdo fue funcionario en mi época, un excelente funcionario”, afirmó el gobernador con relación a su etapa como ministro de Economía durante el gobierno de Cristina Kirchner. “Si se habla de un aumento (de las tarifas eléctricas), no puede superar al que se estableció del 9%, esa discusión ya está saldada. Aumentos mayores, con los bolsillos flacos, con momentos de pandemia, es muy difícil pensar”, agregó.

Este domingo, el referente kirchnerista salió a desmentir que haya una lucha de poder con el actual ministro de Economía. “Soy gobernador de la provincia de Buenos Aires, no estoy en una disputa de poder con Guzmán”, expresó Kicillof y enfatizó: “Yo no siento que estoy mal con Guzmán”. Remarcó que de temas económicos habla no solo con el titular de la cartera a nivel nacional, también con Alberto Fernández, Cristina Kirchner y Sergio Massa, entre otros dirigentes del oficialismo.

Más allá de descartar ser parte de la interna, remarcó que tiene “posición tomada” en temas como “salud y educación”, pero insistió una vez más: “Guzmán por supuesto que es un buen ministro de Economía, yo no soy un factor de desequilibrio”.

En diálogo con Romina Manguel (A24) ironizó y acusó que “desde que el mundo es mundo” se trata de “generar la idea” de que hay una interna en la coalición gobernante. No obstante, dejó en claro que “el objetivo de Alberto en lo sanitario y en lo económico es el mismo que el mío”. El Presidente viajó rumbo a Europa junto a Guzmán, quien luego de una semana convulsionada cuenta con el apoyo y la confianza política para continuar las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El ministro de Economía, Martín Guzmán (REUTERS)
El ministro de Economía, Martín Guzmán (REUTERS)

Por otra parte, Kicillof se refirió a la situación epidemiológica en la que se encuentra el país y destacó que “Argentina muy llamativamente está entre los 15 países con más vacunas cada 100 mil habitantes y entre los 20 que más tienen en total, somos unos privilegiados”. Pero planteó que “no todos se dan cuenta de todo el esfuerzo que hicimos para que hoy no falten camas”. Al tiempo que señaló que el sistema sanitario de la Ciudad “colapsó”, acusó a “un sector de la oposición, los medios de comunicación y el Poder Judicial, que parecen que están en otro capítulo y niegan la gravedad de las cosas”. “Estamos en una pandemia, la gente está preocupada, asustada y triste por las pérdidas, es una crisis de la que no hay memoria y en el medio de eso hay un sector que niega lo que ocurre, cuestiona y critica todo el tiempo, y si no tiene para criticar, inventa”, cargó contra el ala dura de Juntos Por el Cambio.

“Hace un tiempo un sector de la dirigencia de la oposición -particularmente Mauricio Macri y Patricia Bullrich- decidieron entrar al año electoral. En el medio está la salud de la gente. Yo veo que por Twitter le marcan la cancha todo el tiempo a Horacio Rodríguez Larreta”, agregó.

En ese sentido, el mandatario provincial señaló que la postura de la oposición “es agobiante”: “Juegan con la vida de la gente, cuesta conseguir vacunas y ni bien las traemos dicen que es veneno y denuncian a funcionarios por envenenamiento”.

“No se si quieren que desborde el sistema sanitario o no les importa nada. Si no se hacia nada el sistema explotaba como en la Ciudad”, expresó y destacó las medidas restrictivas impuestas en el último tiempo. “Pedíamos restricciones muy fuertes para bajar fuerte la curva”, justificó.

SEGUIR LEYENDO: