El director de Human Rights Watch para las Américas criticó a Alberto Fernández tras el fallo de la Corte Suprema por las clases presenciales

José Miguel Vivanco se exhibió preocupado por la reacción del mandatario y expresó: “No corresponde que un presidente denigre una sentencia judicial e insinúe que no la va a acatar”

En la imagen, el director ejecutivo de Humans Rights Wach para las Américas, José Miguel Vivanco (EFE/Sáshenka Gutiérrez)
En la imagen, el director ejecutivo de Humans Rights Wach para las Américas, José Miguel Vivanco (EFE/Sáshenka Gutiérrez)

José Miguel Vivanco, director de Human Rights Watch para las Américas, criticó duramente el accionar del presidente Alberto Fernández luego del fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN) en el que avaló las clases presenciales en la ciudad de Buenos Aires.

“Me preocupa la reacción del presidente Alberto Fernández ante la decisión de la Corte sobre las clases presenciales. No corresponde que un presidente denigre una sentencia judicial e insinúe que no la va a acatar (aunque diga que reivindica el Estado de derecho)”, manifestó Vivanco en su cuenta de Twitter.

El tuit de José Miguel Vivanco, director de Human Rights Watch
El tuit de José Miguel Vivanco, director de Human Rights Watch

A fines de febrero, Human Rights Watch denunció que en Argentina -y en Perú- se violó un principio básico de los Derechos Humanos al privilegiar la vacuna contra el coronavirus para políticos y allegados ideológicos. En aquel entonces, Vivanco declaró que “según principios de DDHH, el orden de acceso a la vacuna debe ser trasparente y basarse en criterios de salud pública, no en afinidades ideológicas o cargos de gobierno”.

Y exigió que las autoridades reaccionen: “Ante los escándalos en Perú y Argentina, los gobiernos de la región deben establecer salvaguardas para evitar más abusos”.

Esta nueva manifestación se dio en el marco de lo sucedido durante la mañana de este martes, en donde el máximo tribunal publicó el falló en el cual avala la autonomía de la Capital Federal y le dio la razón a Horacio Rodríguez Larreta en su conflicto con la Casa Rosada.

Con el voto de los jueces Carlos Rosenkrantz, Ricardo Lorenzetti, Carlos Maqueda y Horacio Rosatti, la CSJN hizo lugar a la demanda presentada por el gobierno porteño y aseguró que el decreto de necesidad y urgencia que ordenó cerrar las escuelas viola la autonomía de la Capital Federal. Elena Highton de Nolasco, que ya se había manifestado en contra de la competencia originaria del tribunal en este caso, se abstuvo.

Horas más tarde, el gobierno nacional emitió un comunicado en el que criticó la decisión del máximo tribunal e insistió en que el decreto 287/2021 sigue vigente. Dichas manifestaciones provocaron la postura exhibida por Vivanco.

Vivanco cuestionó las críticas del gobierno nacional a la Corte Suprema de Justicia tras su decisión
Vivanco cuestionó las críticas del gobierno nacional a la Corte Suprema de Justicia tras su decisión

El texto difundido por la Secretaría de Comunicación y Prensa señaló que la pandemia ya se cobró casi 65 mil vidas y que en todo el mundo las autoridades han debido adoptar medidas de cuidado “en forma urgente y excepcional”. Desde la Casa Rosada lamentaron el “inusitado rigor formal” de la Corte -”como si no estuviese en riesgo la salud pública”- y rechazaron haber decretado las nuevas restricciones en base a “consideraciones meramente conjeturales”.

También subrayaron que el primer decreto fue dictado cuando el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) “exhibía un crecimiento exponencial de contagios mayor al que presentaba el resto del país” y plantearon que “omitir la adopción de medidas oportunas” hubiese significado aceptar el riesgo de “consecuencias irreversibles para la salud pública”.

Fue allí cuando cuestionaron al gobierno conducido por Rodríguez Larreta por no haber adoptado medidas para disminuir la cantidad de contagios, lo cual generó “una situación de alarma epidemiológica y sanitaria que podía llevar, en poco tiempo, a la saturación del sistema de salud”.

Por otro lado, en el punto 18 del extenso comunicado oficial, el Gobierno destacó que en la actualidad está vigente un nuevo decreto de necesidad y urgencia que puso en marcha una serie de restricciones en todo el país, posterior al que fue apelado por la Ciudad de Buenos Aires.

“Dicho DNU la explica con claridad los motivos por los cuales se adoptan las medidas allí dispuestas y se encuentra plenamente vigente. Se trata de una norma federal que no ha sido cuestionada judicialmente por el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires”, detalla.

SEGUIR LEYENDO