Los interrogantes que se plantea Juntos por el Cambio en medio del enfrentamiento entre el Gobierno y la Ciudad

Adelantarían para mañana el encuentro de su mesa nacional para definir cómo seguir la relación con el oficialismo. Hay preocupación y desconcierto en la oposición. Horacio Rodríguez Larreta ganó predicamento interno. Los gestos de Mauricio Macri y Patricia Bullrich

Juntos por el Cambio se endurece, pero busca alternativas para no romper el diálogo con el Gobierno
Juntos por el Cambio se endurece, pero busca alternativas para no romper el diálogo con el Gobierno

¿Cómo encarar la relación con el Gobierno en medio del conflicto por las clases presenciales? ¿Cómo salir de la trampa del enfrentamiento permanente para afrontar una tarea conjunta en una emergencia sanitaria que se agravará aún más? Son algunas de las tantas preguntas que se hacen en Juntos por el Cambio y que derivaría en el adelanto de la reunión que la mesa nacional tenía prevista para el lunes próximo. Los referentes de la coalición opositora analizan mantener mañana un Zoom para evaluar la explosiva situación política y definir alternativas porque, coinciden duros y dialoguistas, la sociedad necesita soluciones y no peleas entre dirigentes.

El clima entre los principales referentes opositores es de preocupación, aunque, sobre todo, hay desconcierto ante la estrategia de Alberto Fernández de haber elegido confrontar en lugar de dialogar para resolver las nuevas restricciones. Y también predomina el pesimismo: creen que el Presidente ha optado definitivamente por adoptar el estilo intransigente del kirchnerismo, aun en contra de la opinión de muchos integrantes de su propio gabinete.

“Es paso a paso, día a día. Ahora hay que esperar a la Corte, pero hay que tener mucha prudencia y llevar adelante todos los cuidados para garantizar la presencialidad”, afirmó a Infobae un dirigente de primera línea.

La inquietante evolución de la disputa entre la Casa Rosada y el gobierno porteño hizo que predominara una sensación de tregua interna en JxC. En mucho ayudó a esa repentina paz la comprobación de que, hasta ahora, fue exitosa la estrategia elegida por Horacio Rodríguez Larreta para asegurar las clases presenciales en la Ciudad.

Alberto Fernández y Horacio Rodríguez Larreta, en la última reunión que tuvieron en la Quinta de Olivos
Alberto Fernández y Horacio Rodríguez Larreta, en la última reunión que tuvieron en la Quinta de Olivos

El fallo de la Cámara de Apelaciones porteña que ordenó garantizar el regreso de los chicos a las aulas, más la decisión de la Corte Suprema de aceptar su competencia en este caso, taparon momentáneamente algunas críticas que se le hacían en privado desde el sector de los más duros. Mauricio Macri y Patricia Bullrich están en contacto permanente con Rodríguez Larreta y su vicejefe, Diego Santilli, y los han respaldado públicamente.

“Muchas gracias a los padres y docentes que presentaron el amparo. Hoy celebramos el triunfo de los ciudadanos que lucharon por la educación. Como anunció Rodríguez Larreta, el lunes habrá clases en la ciudad de Buenos Aires. Ahora, a dar la batalla por las clases en la provincia”, publicó la jefa del PRO, el domingo, en Twitter.

El ex presidente, luego de felicitar a los padres y a la Justicia porteña, escribió en la misma red social: “Quiero felicitar también al Gobierno de la Ciudad que, con datos científicos y decisión, defendió la educación”.

El alcalde porteño subió sus acciones en la interna opositora al haber logrado que este lunes muchos chicos tuvieran clases presenciales, más allá de que la decisión se pueda o no mantener, e incluso fue elogiado por varios de sus colegas por no haber tenido un discurso triunfalista y por haber sostenido a ultranza su vocación de diálogo.

Para la oposición, Alberto Fernández está dominado por Cristina Kirchner y Axel Kicillof
Para la oposición, Alberto Fernández está dominado por Cristina Kirchner y Axel Kicillof

El dilema actual para Rodríguez Larreta es cómo recomponer el vínculo deteriorado con Alberto Fernández porque, si no, le resultará muy complicada la gestión durante la pandemia. De por sí, el jefe de Gobierno es uno de los pocos opositores que conservan una cuota de optimismo para lo que viene: les aseguró a varios de sus aliados que en 20 o 30 días la situación sanitaria de la Argentina puede mejorar porque llegarán muchas más vacunas.

“A Alberto no lo entiendo. En el peor momento de la pandemia y de la economía se endureció ante la oposición y cortó los puentes de diálogo”, se quejó un dirigente moderado de JxC que está convencido de que debe surgir de sus filas una propuesta concreta al Presidente para llegar a “acuerdos mínimos” en temas clave.

Por supuesto que no todos están de acuerdo con esa posibilidad. Hay quienes repiten en la intimidad la frase que se le atribuye a Napoleón Bonaparte: “Nunca interrumpas a tu enemigo cuando está cometiendo un error”. E incluso no ven con tan malos ojos que persistan los desacuerdos políticos y que el Poder Ejecutivo pague los eventuales costos de avanzar sin consenso con proyectos en el Congreso como la postergación de las PASO, que Juntos por el Cambio está dispuesto a negociar si se incluyen la boleta única o el voto por correo de los extranjeros.

Quedaron congeladas las negociaciones entre el oficialismo y la oposición para postergar las PASO
Quedaron congeladas las negociaciones entre el oficialismo y la oposición para postergar las PASO

Claro que la virtual ruptura de relaciones Gobierno-oposición trae aparejado otro temor: que el oficialismo avance con el apoyo de otros bloques en la suspensión por única vez de las PASO en lugar de la postergación de la fecha por un mes, opción que causaría problemas en la coalición para cerrar las listas de candidatos en muchos distritos.

Por el aumento de contagios, en las próximas dos semanas no habrá sesiones presenciales en el Congreso y sólo se realizarán reuniones de manera virtual en las comisiones. La actividad en el Senado es nula y sólo se reactivaría, según aseguran en la oposición, si avanzara en la Cámara de Diputados el proyecto para modificar el Impuesto a las Ganancias de las empresas. Justamente este lunes, pese al mal clima político que existe, hubo encuentros de las comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Relaciones Exteriores de la Cámara baja.

Por eso el debate en el próximo Zoom de Juntos por el Cambio puede ser decisivo para determinar los próximos pasos de la principal fuerza opositora. No es una buena noticia que sigan peleados el Presidente y el jefe de Gobierno en plena segunda ola del coronavirus. Y tampoco lo es que se rompa todo atisbo de diálogo entre el oficialismo y la oposición, pero no tanto por lo que suceda en las elecciones, ese escenario que parece hoy demasiado lejano mientras la gente común tiene preocupaciones muchísimo más apremiantes.

SEGUIR LEYENDO: