Alberto Fernández habló con Lula sobre la anulación de sus condenas y evaluó que la sentencia “admite el lawfare”

Así interpretó el fallo de la Corte Suprema de Brasil que benefició al ex mandatario. Opinó en la Casa Rosada que se trata de la primera réplica institucional a la aplicación del lawfare en la región

Alberto Fernández en las deliberaciones del Grupo Puebla escuchando una vía conferencia de Lula
Alberto Fernández en las deliberaciones del Grupo Puebla escuchando una vía conferencia de Lula

Alberto Fernández recibió con alegría personal la sentencia de la Corte Suprema de Brasil que anuló las sentencias condenatorias contra Lula da Silva y evaluó en su despacho de la Casa Rosada que se trata de la primera sentencia que admite, a su juicio, la aplicación del Lawfare contra líderes políticos de América Latina que enfrentan al establishment de sus propios países.

“Le dije a Lula que lo admiraba y que lo quería entrañablemente, que nunca dude de su inocencia, y que por eso colaboré por su libertad”, reveló el presidente a Infobae cuando le preguntó si había conversado con el exjefe de Estado de Brasil.

-¿El fallo de la Corte Suprema de Brasil pone en jaque al concepto de Lawfare?

-No lo pone en jaque. Avala su existencia. Es una admisión del Lawfare. Es eso.

Alberto Fernández estaba en su despacho de Balcarce 50 cuando se conoció la sentencia de Edson Fachin, juez de la Corte Suprema de Brasil. Esa sentencia anuló todas las condenas de primera instancia relacionadas a la operación Lava Jato.

La decisión de Fachin se refiere a tres procesos en que Lula fue juzgado por el tribunal de primera instancia de Curitiba, a cargo del entonces juez Sergio Moro, e indicó que la corte no tenía en su momento la “competencia jurídica” requerida para analizarlos. Moro, con la asunción presidencial de Jair Bolsonaro, se transformó en su fugaz ministro de Justicia.

La medida del juez Fachin afecta a procesos referidos a un apartamento triplex en el balneario de Guarujá, en el litoral del estado de Sao Paulo; a una casa de campo en la localidad paulistana de Atibaia, y a una investigación sobre el Instituto Lula, fundado por el ex mandatario. Por estos fallos en primera instancia, Lula no pudo competir contra Bolsonaro, que al final derrotó a otro candidato del Partido de los Trabajadores (PT).

Alberto Fernández explicitó en su cuenta de Twitter su opinión sobre la sentencia a favor de Lula da Silva
Alberto Fernández explicitó en su cuenta de Twitter su opinión sobre la sentencia a favor de Lula da Silva

La felicidad presidencial respecto a la inocencia de Lula encierra una clave política de caracter local. Alberto Fernández considera que Cristina Fernández de Kirchner sufre en Comodoro Py una aplicación feroz del Lawfare, y que las causas en su contra sólo tienen la finalidad de perseguir y encarcelar a la Vicepresidente.

Desde esta perspectiva, el jefe de Estado presentaba la presunta persecución a CFK sin ningún leading case que avalara su posición doctrinaria. Ahora, argumentó Alberto Fernández en Balcarce 50, esa ausencia empírica quedaría cubierta con el fallo del juez Fachin que anuló todas las sentencias firmadas por Moro contra el líder histórico del PT.

Al margen de las eventuales analogías políticas o judiciales, la sentencia de la Corte Suprema de Brasil puede funcionar como un atenuante en la tensa relación personal que protagoniza Alberto Fernández con Jair Bolsonaro.

El Presidente siempre consideró que Lula era inocente, mientras que su par brasileño pensaba exactamente lo contrario. Y esta disonancia política teñía toda la relación bilateral junto a sus diferencias respecto al papel de la Organización de Estados Americanos (OEA), las causas geopolíticas del exilio de Evo Morales y la situación institucional en Venezuela.

Con el fallo a favor de Lula, Alberto Fernández y Bolsonaro tendrían un tema menos de disenso. “No lo sé. Tal vez”, contestó el presidente ante esta eventualidad.

La cumbre de los dos jefes de Estado será el próximo 26 de marzo en Buenos Aires. Es a agenda abierta, y nadie duda en la Casa Rosada y el Palacio del Planalto, que Alberto Fernández y Bolsonaro tratarán la situación política y judicial de Lula. Un clásico entre ambos mandatarios que se desconfían mutuamente.

SEGUIR LEYENDO:

Anularon todas las condenas relacionadas al Lava Jato de Lula da Silva: podría volver a presentarse como candidato en eleccionesLos mensajes de Alberto Fernández y el kirchnerismo tras lo ocurrido en Brasil con el ex presidente


TE PUEDE INTERESAR