Rechazaron un planteo para impugnar las pruebas obtenidas del teléfono del secretario de Macri en la causa por espionaje

La decisión fue tomada por el juez de Lomas de Zamora, Juan Pablo Augé, que tiene que resolver la situaciones procesales de Darío Nieto, los ex jefes de la AFI y una veintena de espías acusados de asociación ilícita y violación a la ley de inteligencia

Dario Nieto, secretario de Mauricio Macri
Dario Nieto, secretario de Mauricio Macri

El juez federal de Lomas de Zamora Juan Pablo Augé ratificó la validez del secuestro y las pericias realizadas al teléfono celular del secretario privado de Mauricio Macri Darío Nieto, en la causa en la que se investiga un espionaje ilegal a políticos, jueces, periodistas y gremialistas, entre otros, durante el gobierno de Cambiemos.

La causa que se abrió en Lomas de Zamora investiga si la AFI de Mauricio Macri espió a diferentes personajes de la vida pública. La lista de querellantes la abrió Cristina Kirchner, pero incluyó a políticos del propio espacio político de Cambiemos como Horacio Rodríguez Larreta, María Eugenia Vidal, Emilio Monzó, Nicolás Massot, Diego Santilli o Waldo Wolff. Además, la causa señaló que también se hizo monitoreo sobre Hugo Moyano, Martín Irurzun y el periodista Hugo Alconada Mon.

En la misma causa hay otras dos investigaciones activas: el espionaje a presos kirchneristas y las vigilancias a Cristina Kirchner en el Instituto Patria, denunciados por la actual interventora de la AFI Cristina Caamaño y que –al menos en el caso del Patria– tiene procesados a los ex directores de la AFI, un jefe de Contrainteligencia y un agente especial, Alan Ruiz.

Las sospechas sobre Nieto a la causa llegaron por la figura de Susana Martinengo, una encargada del área de Documentación Presidencial durante el gobierno de Mauricio Macri que tenía un trato cotidiano con tres de los espías de la AFI. Fue Cristina Kirchner la que reveló en el expediente que iban a visitarla a la Casa Rosada.

Cuando la causa aún estaba en manos del juez Federico Villena y avanzaba a pasos vertiginosos, se ordenó la detención de una veintena de espías y de Martinengo, y al mismo tiempo se dispuso allanar a Nieto para secuestrar sus equipos tecnológicos y su teléfono.

Allanamiento en la casa del secretario de Macri
Allanamiento en la casa del secretario de Macri

En el marco de la causa, la defensa de Nieto sostuvo que se había violado la cadena de custodia desde el momento en que fue secuestrado el teléfono hasta la tercera apertura del celular, ocurrida el 17 de julio, cuando pasó a intervenir su perito de parte.

Del teléfono de Nieto, según los fiscales, “en particular de su block de notas, se desprende que el nombrado conocía especialmente el entramado ilícito que aquí se investiga, y por supuesto a Susana Martinengo”. Los fiscales también afirmaron que en el teléfono no se habían encontraron “chats de relevancia”, aludiendo a la hipótesis de que el secretario de Macri aprovechó el momento en que la policía llegó a buscarlo para “posiblemente borrar información que pudiera incriminarlo en la causa, de la cual ya conocía la existencia”.

A la hora de resolver, el juez Augé se inclinó por desestimar la pretensión. En sus palabras, Augé afirmó que “no se ha señalado perjuicio concreto alguno producido por las alegadas irregularidades procesales, pues sólo se limita a sostener, dogmáticamente, que 'el perjuicio es real y la afectación a la defensa en juicio evidente”. En esa línea, el juez afirmó que “la defensa no ha demostrado –ni siquiera mostrado–­ que efectivamente el contenido del teléfono celular de Nieto fue alterado, en qué consistió dicha alteración o en su caso que la información hubiese sido utilizada” en contra de su cliente.

“El único elemento aportado en apoyo de su tesis –al menos el único elemento claro­ y que le lleva a concluir en que se ha violado la cadena de custodia– es el registro de un único evento en el aparato telefónico registrado el 27 de junio de 2020 a la hora 12:33, entre el primer informe técnico de la Policía Federal Argentina y el primero producido por la Gendarmería Nacional”, señaló. A criterio del juez, además, “los organismos técnicos de las fuerzas de seguridad intervinientes han cumplido con el procedimiento” correspondiente.­

El juez Augé quedó ahora en condiciones de resolver si procesa o no a Nieto, Gustavo Arribas, Silvia Majdalani, Martinengo y el resto de los espías: Facundo Melo, Leandro César Araque, Jorge Horacio Sáez, Emiliano Federico Matta, Alan Flavio Ruíz (ya procesado), Diego Luis Dalmau Pereyra, Gustavo Marcelo Cicarelli, Jonathan Ezequiel Nievas, Andrés Patricio Rodríguez, Javier Esteban Bustos, Daiana Romina Baldasarre, Jorge Ochoa, Mariano Ignacio Flores, Martín Terra, Dominique Lasaigues, María Belén Sáez, María Mercedes Funes Silva, Juan Carlos Rodríguez, Denise Aya Tenorio y María Andrés Fermani.

Seguí leyendo