Crimen de Fabián Gutiérrez: los sugestivos vínculos de los abogados de la familia con el de los acusados y la sombra de Telleldín

Gabriel Giordano, abogado de la familia, está ligado en otra causa con Carlos Muriete, defensor de los hermanos Zaeta. Otro abogado de la familia también compartió defensas con Muriete. Telleldín deberá realizar la cuarentena en Santa Cruz. El miércoles tiene una audiencia por el juicio de la AMIA

npizzi@infobae.com
El abogado de los Zaeta, Muriete, en primer plano. Atrás, a la derecha, se ve a los abogados de la querella, Giordano y Levin.
El abogado de los Zaeta, Muriete, en primer plano. Atrás, a la derecha, se ve a los abogados de la querella, Giordano y Levin.

La investigación por el crimen de Fabián Gutiérrez expuso como nunca a la justicia de Santa Cruz. La fiscal, Romina Mercado, es sobrina de la vicepresidenta Cristina Kirchner, pero se niega a dejar la causa. El juez, Carlos Narvarte, es el mismo que frenó la investigación sobre la venta de terrenos fiscales en El Calafate. Entre los abogados también hay vínculos estrechos y conexiones llamativas. El abogado de la familia, Gabriel Lucio Giordano, está ligado en otra causa con Carlos Muriete, un abogado penalista de Río Gallegos que asumió la defensa de los hermanos Zaeta. Hay más. Giordano tuvo que convocar de apuro a otro abogado porque fue fiscal y no puede litigar en la justicia provincial. Ese abogado, Sandro Levin, también compartió defensas con Muriete. Ahora están del otro lado del mostrador.

Desde el primer día, Giordano monopolizó el contacto con los medios y se transformó en una suerte de vocero de la familia de Gutiérrez. En ese rol, salió a descartar rápidamente cualquier vinculación entre el crimen y las causas de corrupción donde está imputado el ex secretario presidencial. Habían pasado apenas unas horas del hallazgo del cuerpo. Pero Giordano repetía en los medios que la conexión estaba “descartada”. “A pedido de la familia solicitamos que se hable con fundamentos, no se puede hacer menciones si no se tiene conocimiento de cómo fueron los hechos”, aseguró en una entrevista con TN.

Giordano maneja la estrategia de la querella, pero por ahora tuvo que delegar la firma en otro abogado. La propia fiscal Ramina Mercado dejó trascender en un medio oficialista de Santa Cruz que el abogado no puede ejercer en la justicia provincial porque se jubiló como fiscal hace menos de cinco años. De hecho, según pudo saber Infobae, Giordano se jubiló en noviembre de 2016 y cobra actualmente una jubilación cercana a los $300 mil.

La ley provincial Nº 3.628 establece una incompatibilidad durante cinco años para un funcionario jubilado.

Los abogados de la familia de Fabián Gutiérrez (Winfo.com.ar)


Por ese motivo, Giordano sumó a la querella a Sandro Levin, otro abogado de Río Gallegos que fue candidato del PRO en Santa Cruz aunque se reconoce como “de cuna radical”. “Yo vengo de muy abajo, estoy convencido que este es el camino correcto, y estoy agradecido de que no terminamos como Venezuela, ese es el logro mayor que ha tenido el Gobierno de Mauricio Macri”, dijo en una entrevista en 2017.

Pese a que no puede ejercer en la justicia provincial, Giordano está habilitado en causas federales. De hecho, participa de una mega causa por facturas truchas que tramita en el juzgado federal de Río Gallegos. La investigación involucra a varios contadores y empresarios de Río Gallegos y tiene decenas de escuchas telefónicas y allanamientos. En ese expediente, pudo saber Infobae de fuentes judiciales, Giordano fijó el mismo domicilio que Muriete, el abogado de los hermanos Zaeta, aunque defienden a distintos imputados. Este medio accedió a una presentación reciente que hicieron los dos abogados para pedir la designación de un perito informático: el documento lleva la firma de ambos.

infobae-image

Aunque nunca fueron socios, Muriete también tiene varias defensas compartidas junto a Levin, que se tuvo que sumar a la querella de la familia de Gutiérrez.

En Santa Cruz, Muriete está catalogado como un abogado penalista de casos policiales complejos. De hecho, se trata de un ex policía que suele defender a miembros de la fuerza. Entre sus antecedentes también se destacan varios intentos frustrados para acceder a la Justicia provincial por concurso. El último intento fue escandaloso: estaba segundo en el orden de mérito y fue corrido con una impugnación sospechosa.

Este viernes, Muriete utilizó su cuenta de Facebook para informar que había convocado a su “amigo” Carlos Telleldín, acusado de acondicionar y entregar la camioneta que explotó en la sede de la AMIA.

Telleldín llegó este sábado a El Calafate para sumarse a la defensa de los hermanos Facundo y Agustín Zaeta, los principales apuntados por el crimen. Llamativamente, se hospedó en un hotel que se utiliza para alojar a los contagiados por coronavirus.

Las autoridades dijeron que deberá permanecer en la provincia durante dos semanas y cumplir la cuarentena, pero este el miércoles debería participar del juicio en su contra. “Tendrá que pedir una postergación de la audiencia o participar por videoconferencia desde Santa Cruz”, reaccionó una fuente judicial consultada por Infobae.

Carlos Telleldín, en la entrada de Comodoro Py (Adrián Escandar)
Carlos Telleldín, en la entrada de Comodoro Py (Adrián Escandar)

El juicio contra Telleldín arrancó nuevamente hace dos semanas, con la modalidad a distancia. El reducido de autos está acusado de ser partícipe necesario del atentado, que dejó 85 muertos y 151 heridos. Ya fue juzgado una vez. Fue en 2003, pero el Tribunal Oral Federal 3 –con otra integración de jueces– declaró todo nulo por las irregularidades de la investigación. Seis años después, la Corte Suprema confirmó la nulidad de la causa, pero convalidó la acusación contra Telleldín, y dispuso que se haga un nuevo juicio por la entrega de la camioneta.

Telleldín suele viajar a la provincia de Santa Cruz en su rol de abogado y participa activamente en la causa que investiga el crimen de Vicente Maillo, un reconocido comerciante de Río Gallegos. El reducidor de autos defiende a la esposa del comerciante, a los hijastros y Cristian Gabriel Etchebarne, el presunto sicario que habría ejecutado a Maillo por una disputa sobre su herencia, según reveló el sitio Winfo.

Hace pocos días, en el juicio de AMIA, Telleldín pidió suspender la audiencia prevista para el 29 de julio. Dijo que “tenía que concurrir a un juicio oral” en Río Gallegos.

La llegada de Telleldín puso en vilo a El Calafate, que todavía sigue conmovida por el crimen.

El cuerpo de Fabián Gutiérrez permanece en Río Gallegos (Alejandro Capelli)
El cuerpo de Fabián Gutiérrez permanece en Río Gallegos (Alejandro Capelli)

Los abogados de la familia de Fabián Gutiérrez anticiparon que este lunes darán una conferencia de prensa ante los medios locales. Se estima que darán detalles del “móvil económico”. Hasta ahora hablaron de un “negocio local”. Se habla de la venta de un camión. “Alguien accedió a esa información y pretendió obtener algún beneficio de Gutiérrez”, remarcó Giordano. Tarde o temprano también se hablará de otro posible móvil del crimen: el consumo de drogas.

El jueves, antes de regresar a Río Gallegos, los abogados de la querella le pidieron al juez que cite a siete testigos y se mostraron conformes con el desarrollo de la investigación. “Coincidimos en que los imputados son los autores del hecho, cabe definir la participación de cada uno”, dijo Levin ante los medios.

Por el crimen siguen detenidos los hermanos Zaeta, Facundo Gómez y Pedro Monzón, quien señaló el lugar donde estaba el cuerpo. Durante el fin de semana largo, el juez avanzó con otros testimonios, pero hasta ahora no trascendió ningún detalle que haya modificado la hipótesis inicial.

Seguí leyendo:

El pedido de Máximo Kirchner a su bloque: mantener la unidad frente a los embates de la oposición y del “señor de Los Abrojos”

Ely Karmon: “Argentina tiene que mandar un mensaje muy claro a Teherán si quiere evitar un nuevo atentado”


MAS NOTICIAS

Te Recomendamos