La respuesta del diputado exiliado Richard Blanco a Dady Brieva

“Si tarde o temprano vamos a ser Venezuela, seamos Venezuela ahora, loco. Punto. Ya está. Seamos Venezuela ahora”. El mensaje que le envió Rubén “Dady” Brieva al presidente Alberto Fernández generó una fuerte polémica y repudio en las últimas horas. Además de personalidades locales de la política y el espectáculo, quien también se pronunció sobre los dichos del conductor y humorista fue el diputado venezolano Richard Blanco, quien se encuentra exiliado en Argentina desde junio de 2019 por la persecución del régimen de Nicolás Maduro.

“En Venezuela se vive una crisis humanitaria de magnitudes dantescas. La gente está pasando hambre, y producto de eso, muchos venezolanos han muerto. El sistema de salud en Venezuela es deficitario, el sistema farmacéutico prácticamente está en la quiebra. Somos el país con la mayor reserva de petróleo comprobada de la tierra, han ingresado más de 1.300.000.000 dólares por concepto de la misma en los últimos 20 años, y no tenemos un país próspero”, señaló el parlamentario del partido Alianza Bravo Pueblo (ABP).

“Por tal motivo lo invito que vaya a Venezuela, que pueda observar lo que está ocurriendo, y que no le desee a Argentina jamás pasar por lo que está pasando nuestro pueblo, un pueblo sufrido que se está muriendo poco a poco por las malas políticas, por las políticas inexistentes de los usurpadores del Palacio de Miraflores”, agregó.

“Hagamos lo que hagamos, siempre vamos a ser Venezuela, los cubanos, el populismo.... Todos esos neologismos que inventaron ellos y para mí no son nada. Y la verdad que si vamos a terminar como Venezuela... si tarde o temprano vamos a ser Venezuela, seamos Venezuela ahora”, declaró Brieva este miércoles en su programa de radio, Volver Mejores, que se emite en El Destape.

El pedido de Dady Brieva a Alberto Fernández

En su descargo, publicado en sus redes sociales, Blanco calificó a Maduro y la cúpula chavista de “narcotraficantes, terroristas, y violadores de los derechos humanos”.

El diputado venezolano, miembro de la fracción 16 de Julio, se refugió en la embajada argentina en Caracas en mayo del año pasado, luego de que la justicia chavista allanara su inmunidad parlamentaria, al igual que a decenas de funcionarios opositores para disolver el único poder legítimo que queda en el país, el Parlamento.

Después de un mes en la residencia del embajador argentino en Venezuela, Blanco cruzó la frontera a través de las trochas -peligrosos pasos ilegales- a Colombia. Tras un par de días en suelo colombiano, viajó a Buenos Aires, donde actualmente se encuentra exiliado.

Otra representante venezolana que se pronunció este jueves sobre los dichos de Brieva fue Catherine Fulop. “Venezuela es un desastre. No sé por qué pide ser Venezuela. En este momento el pueblo no puede comprar cosas. Una pasta de dientes puede salir entre tres y cuatro mil pesos. Yo creo que ningún país quiere ser Venezuela o desear ser un país que está coartado de libertades", declaró la conductora y actriz en una entrevista con Los ángeles de la mañana.

“Vi el título (de la nota de Dady Brieva); la verdad es que no lo he escuchado, no sé en qué contexto lo pudo haber dicho. (Pero) hay gente que se enamora de las ideologías. Es una ideología, por un país como Venezuela, no sé si lo dice para bien o para mal. La experiencia que tengo con Venezuela es que te coartan las libertades, no hay libertad de prensa, no hay Estado de derecho, no existe la democracia”, agregó.

Más de cinco millones de venezolanos se fueron del país como consecuencia de la crisis humanitaria (EFE/Alex Pérez)
Más de cinco millones de venezolanos se fueron del país como consecuencia de la crisis humanitaria (EFE/Alex Pérez)

Fulop también contó las dificultades que está atravesando su familia en Venezuela por la enfermedad de su hermano, quien se encuentra internado: “Se piden donantes, pero no pueden ir hasta el sanatorio porque no hay gasolina. No hay gasolina porque destruyeron la empresa petrolera, destruyeron el aparato productivo de Venezuela, un país pujante con todo el petróleo del mundo”.

En Venezuela, las restricciones por la pandemia de coronavirus y los problemas preexistentes, como la falta de mantenimiento e inversión de las instalaciones petroleras, han llevado al país con los mayores yacimientos de crudo del mundo a quedarse sin combustible. La gasolina escasea desde hace semanas y para poder recargar es necesario hacer horas de filas, en ocasiones días, sin que esto sea garantía de poder llenar el tanque completo de un vehículo.

Como consecuencia de la crisis humanitaria que atraviesa el país desde hace años, ya son más de cinco millones los venezolanos que huyeron. En Argentina se estima que son poco más de 200.000 actualmente.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: