La ministra Seguridad de la Nación Sabina Frederic, presentará el jueves un plan federal para coordinar los esfuerzos entre los gobiernos provinciales y las fuerzas policiales en materia de seguridad ciudadana. Se trata de un paquete de acuerdos que incluirán desde la revisión de la custodia de Prefectura y el rol policial que tendrá el gobierno nacional en Puerto Madero, hasta un “mecanismo alternativo” para la resolución de conflictos con los mapuches y los pueblos originarios.

Los convenios se rubricarán en el Consejo Federal de Seguridad Interior, que se extenderá desde el miércoles 12 al viernes 14 en la provincia de Tucumán, cuna del “albertismo” en el interior. Con el gobernador Juan Manzur como anfitrión, Frederic se reunirá con los veinticuatro ministros provinciales y cientos de funcionarios de la conducción de seguridad en el Hotel Catalinas Park para imprimir a nivel nacional un nuevo rumbo en torno a la persecución del delito y el combate del narcotráfico.

Como es habitual en las decisiones políticas de Frederic, el Consejo Federal será otro espacio más donde se pondrá de manifiesto el giro de 180 grados de la cartera respecto de su predecesora Patricia Bullrich. En señal de apoyo a ese rumbo, se da por contada la presencia del presidente Alberto Fernández.

Con ese registro, uno de los puntos que la ministra de Seguridad espera atender es constituir canales de diálogo ante los conflictos territoriales con los pueblos originarios. Al igual que con las organizaciones sociales, la apuesta es un "mecanismo de resolución alternativa” sobre estas controversias que involucre la supervisión de otros actores, como el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI), que presiden la ex senadora Madgalena Odarda y el dirigente mapuche Luis Pilquiman, y la Administración de Parques Nacionales (APN). La iniciativa cuenta con el respaldo de los ministros de Justicia y Derechos Humanos, Marcela Losardo, y de Medio Ambiente, Juan Cabandié, según confirmaron fuentes gubernamentales a Infobae.

En Chubut y Río Negro, los conflictos suelen involucrar a las áreas protegidas de los parques nacionales, por lo que la discusión con las colectividades apunta a la conservación y disfrute de los ecosistemas. Pero la puja territorial aparece más compleja en Neuquén, ya que la tensión afecta a intereses y recursos económicos de índole estratégico: en Vaca Muerta está ubicada la segunda reserva de gas “shale” más grande del mundo y la cuarta de petróleo no convencional. Los pueblos originarios y grupos ambientalistas cuestionan de raíz la explotación de esos yacimientos por el uso de la técnica del fracking, que según los activistas, tiene un alto impacto en el medio ambiente.

Durante el contexto electoral y los dos meses de gobierno del Frente de Todos, la "cuestión mapuche” y las tensiones por el derecho a la tierra bajaron su intensidad, pero se registraron algunas ocupaciones en el Lago Mascardi y en el Parque Nacional Los Alerces. En ese marco, las cuatro fuerzas nacionales a cargo de Frederic se ajustarán a una forma de intervenir diametralmente opuesta a la del gobierno anterior.

En sus cuatro años de gestión, Patricia Bullrich resistió las críticas de los organismos de derechos humanos y de la entonces oposición por priorizar el uso de la fuerza en los desalojos. En esos enfrentamientos perdieron la vida el artesano Santiago Maldonado en el Pu Lof de Cushamen, ubicado en la zona del río Chubut; y el joven Rafael Nahuel en la lof Lafken Winkul Mapu en Bariloche. Las causas judiciales para esclarecer la responsabilidad penal de las fuerzas aún están pendientes de resolución y la ministra de Seguridad ya se pronunció por la revisión administrativa de las actuaciones de Gendarmería y Prefectura.

Otro de los entendimientos que están avanzados y se sellarán en Tucumán es la revisión de la seguridad en Puerto Madero, donde la custodia de la zona está a cargo de Frederic a través de Prefectura Nacional. Para ponerle la firma a ese convenio viajarán el ministro de Seguridad porteño, Diego Santilli, y el secretario de Seguridad, Marcelo D’Alessandro.

Aunque en la Ciudad insisten en que no se está evaluando por el momento, según pudo relevar Infobae, el retiro de los prefectos de la zona es una discusión presente. Sin embargo, tanto en Ciudad como en Nación quieren evitar que cualquier decisión de esas características genere un conflicto innecesario.

Por ahora, las conversaciones en torno a la Ciudad se articularán en una “mesa de diálogo” y arrancarán por mejorar el sistema de videovigilancia, que ya reveló algunas deficiencias durante el asesinato del turista británico Matthew Gibbard en un robo el pasado 14 de diciembre. Gibbard bajaba las valijas de la combi que lo había trasladado desde Ezeiza al Hotel Faena cuando fue ultimado por asaltantes. Ese crimen originó las primeras reuniones formales entre Frederic y el gobierno porteño.

Más allá sobre el qué hacer con Puerto Madero, en el Frente de Todos hay interés sobre cómo intervendrán las fuerzas federales en los barrios del sur de la Capital Federal. Frederic se reunió ayer con legisladores porteños del FDT para tratar el tema. Los movimientos sociales ya habían transmitido algunas denuncias de los vecinos a Frederic, en particular, por el rol de Prefectura en las villas 21-24 y Zavaleta del barrio de Barracas. “La seguridad en el sur está dejando mucho que desear y no se están llevando a cabo las medidas suficientes para que los porteños estén seguros en sus casas”, comentó Claudio Ferreño, presidente del bloque.

Reencuentro con Berni y el debate federal

El Consejo Federal en Tucumán funcionará no solo como una instancia de coordinación, sino como una prueba de la viabilidad política de los planes de Frederic con las provincias. Además de la ministra, que viajará el miércoles a la mañana al aeropuerto de Tucumán, en las aperturas de las jornadas tendrán participación el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, y los legisladores nacionales Paula Penacca, Rodolfo Thailade, Ramiro Gutiérrez, Eduardo “Bali” Bucca y Luis Petri. Y no se descarta la asistencia del presidente Alberto Fernández y del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.

La lista de asistentes incluirá a algunos de los protagonistas con quien la antropóloga mantuvo fuertes contrapuntos en sus dos meses de gestión, como su par bonaerense Sergio Berni. Nuevamente, hubo tensión en las últimas horas por una carta del ministro de Axel Kicillof que le solicitaba a Frederic el retiro de las fuerzas federales. Sin embargo, la asistencia de Berni estaría garantizada en Tucumán. “Van a estar los dos el jueves. No hay razón para que no asista”, explicaron desde el entorno del ministro provincial. Además, habrá otro encuentro de trabajo pautado con enviados del gobernador de Mendoza, Rodolfo Suárez, luego de que su predecesor y presidente de la UCR, Alfredo Cornejo, expresara públicamente su malestar con el enfoque de Seguridad adoptado por la ministra.

En esa sintonía, la convocatoria fue ampliada por Sergio Massa a otros representantes y legisladores de la oposición, con el objetivo de darle fuerza de ley al Consejo Federal y que se instaure, a largo plazo, como un organismo de diseño de políticas en seguridad interior.

Sabina Frederic viajará a Tucumán el miércoles y se reunirá con el gobernador tucumano Juan Manzur, quien a la noche encabezará la cena oficial de bienvenida en compañía a los emisarios provinciales. Durante los tres días del cónclave, la ministra tendrá intercambios bilaterales con los titulares de las carteras de Seguridad provinciales Luciano Anastasi (San Luis), Lisandro Torre (Santa Cruz), Carlos Munisaga (San Juan), y acuerdos con las provincias de Córdoba, Salta y Chaco, entre otras.

Más allá de los encuentros bilaterales, el objetivo principal del Ministerio de Seguridad es subrayar el “cambio de paradigma” que espera de las policías y de sus conducciones políticas en la persecución del crimen organizado y el narcotráfico. Según un informe oficial que reveló Infobae, el 93% de las incautaciones de marihuana bajo la gestión de Patricia Bullrich durante 2019 fue a consumidores o por narcomenudeo. En el equipo de Frederic saben que hay una inercia institucional, también en el interior del país, sobre el modo de enfrentar la venta de estupefacientes. El eje, insiste la ministra en sus apariciones públicas, es reasignar y focalizar los recursos de los agentes federales en la desarticulación de las bandas y sus jefes.

Seguí leyendo: