El gobernador Axel Kicillof, junto a intendentes del oficialismo bonaerense (Frente de Todos).
El gobernador Axel Kicillof, junto a intendentes del oficialismo bonaerense (Frente de Todos).

En medio de la polémica por el anuncio del Gobierno nacional de que va a reducir la partida que recibe la Ciudad de Buenos Aires en concepto de coparticipación, varios intendentes bonaerenses del Frente de Todos salieron a defender la decisión al señalar que esta medida fomenta “la igualdad” entre los distritos con el objetivo de que “todas las provincias tengan lo mejor para sus habitantes”.

Con el hashtag “Diálogo, federalismo e igualdad”, algunos jefes comunales del oficialismo en el conurbano y en el interior respaldaron a través de sus respectivas cuentas de Twitter la iniciativa del presidente Alberto Fernández y respondieron así a las críticas de los legisladores porteños de Juntos por el Cambio, que cuestionaron el recorte.

Uno de los primeros en hablar al respecto fue Gustavo Menéndez, mandatario de Merlo y titular del PJ bonaerense, quien sostuvo que “el gobierno de (Mauricio) Macri fomentó la inequidad con una coparticipación que favoreció" a la Capital Federal "por decreto” y resaltó que “la verdadera democracia empieza en la discusión seria y termina en un acuerdo”.

“Todos queremos que, no solo el gobierno de la Ciudad, sino todas las provincias tengan lo mejor para sus habitantes. Lo que no se puede olvidar es que esta discusión la estamos dando en un contexto donde 7 de cada 10 chicos está en la pobreza”, remarcó.

Gustavo Menéndez, intendente de Merlo.
Gustavo Menéndez, intendente de Merlo.

Por su parte, Mariano Cascallares, intendente de Almirante Brown, afirmó que “para poner a la Argentina de pie debemos dejar atrás las asimetrías y ser solidarios”, por lo que consideró que “opinar si esta bien o mal reducir la coparticipación que benefició a (el jefe de Gobierno porteño) Horacio Rodríguez Larreta por decreto implica no ver que se requiere de solidaridad y sensibilidad".

En tanto, el jefe comunal de Zárate, Osvaldo Cáffaro, aseguró que “diálogo, federalismo e igualdad son las bases para una Argentina unida" y opinó que el reparto de fondos “debe ser justo", ya que "terminar con la grieta es también trabajar para que todos los argentinos vivan mejor”.

A su turno, el intendente de Florencio Varela, Andrés Watson, destacó que “es necesario ser equitativos y responsables” y que “para eso hay que fijar prioridades si queremos sacar al país de la difícil situación en la que se encuentra”.

“La discusión de coparticipación no se trata de partidos ni de afinidades políticas. Se trata de ser solidarios con los miles de argentinos que están pasando una situación dramática producto de lo que fue la política económica de Macri”, agregó.

Juan Zabaleta, mandatario de Hurlingham, fue otro de los que defendió la medida.
Juan Zabaleta, mandatario de Hurlingham, fue otro de los que defendió la medida.

En esta misma línea se expresó también Nicolás Mantegazza, mandatario del partido bonaerense de San Vicente, quien coincidió en las críticas a la administración de Macri por el decreto presidencial “que favoreció a Larreta” y señaló que “para poner a la Argentina de pie” se debe “trabajar en los acuerdos que beneficien a todos los argentinos y no a una porción de ellos”.

“La discusión por la coparticipación no tiene bandera política. El Gobierno de Alberto Fernández tiene una prioridad: comenzar por los que más lo necesitan para llegar a todos. Cambiar las prioridades es urgente y necesario para salir de esta crisis”, manifestó Juan Zabaleta, intendente de Hurlingham.

Por último, quien también defendió la decisión del Presidente de recortar las partidas que recibe la Capital Federal fue Marisa Fassi, vicepresidenta 1° del Consejo Nacional PJ, quien subrayó que con esta decisión, el Poder Ejecutivo “puso en marcha el sueño de un país más federal e inclusivo, donde los argentinos puedan crecer y desarrollarse en el mismo lugar donde han nacido”.

Si bien todavía no es oficial, Alberto Fernández ya anticipó que planea reducir la cantidad de dinero que recibe la Ciudad por los impuestos federales que se reparten entre todos los distrito. La baja sería de aproximadamente de un punto (hasta ahora tenía el 3,5% de la coparticipación), aunque la medida todavía estaba siendo debatida entre el Presidente y Rodríguez Larreta.

Seguí leyendo: