El gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof
El gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof

Después de que se cayera el tratamiento de la ley impositiva en la Legislatura bonaerense, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, salió a confrontar a la oposición por no dar quórum en el Senado y por dejar caer en la sesión. En los últimos días del año y a poco de comenzar la gestión, el vínculo entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio se tensionó.

En una entrevista con Infobae, el mandatario cargó con dureza contra la oposición. Acusó a los dirigentes opositores de “montar un show” y dijo que es mentira que exista un “impuestazo”. “Ganamos las elecciones por más de 15 puntos. Cambiemos debería reconocer que ya no son gobierno. Les pido flexibilidad”, sostuvo.

- ¿En qué situación está la negociación por la ley impositiva después de que fracasó la sesión en la Legislatura?

-La decisión de la oposición, que tiene mayoría en el Senado y tiene la posibilidad de impedir el quórum, fue no tratar la ley. Rompieron las negociaciones que había en curso. Estamos tratando de explicarle a la sociedad de que se trata esta ley. Me estoy encargando de deshacer las mentiras, engaños y fantasmas que armó el oficialismo para justificar su decisión.

- ¿Qué es lo que propone específicamente la ley?

- La ley propone mantener la recaudación del año pasado. No se aumenta, en términos reales, ni un centavo. Lo que pasa es que la inflación del año pasado fue la más grande en 28 años. Macri deja inflación acumulada de más del 200% y de 55% el último año. Que se consiga la misma recaudación implica una actualización grande. Con ese punto de partida la idea fue que este año se recaude lo mismo que el año pasado. En el caso del impuesto inmobiliario urbano y rural, lo que se aplicó, además de una actualización por la inflación del año pasado, es un escala progresiva.

- ¿Qué implica?

-Se le está pidiendo un esfuerzo mayor a los que más tienen. En el caso del inmobiliario rural solo 200 propietarios tendrían un incremento mayor a la inflación. Y si pagan en una cuota, no lo tendrían. Solo 200 propietarios de más de 2000 hectáreas. Campos que valen de 10 millones de dólares para arriba tendrían que pagar lo mismo que el año pasado, más un poco más de actualización. Y si pagan en una cuota lo mismo que el año pasado en términos reales.

Axel Kicillof mantiene un buen vinculo con María Eugenia Vidal (Nicolás Aboaf)
Axel Kicillof mantiene un buen vinculo con María Eugenia Vidal (Nicolás Aboaf)

- ¿Y en el caso de inmobiliario urbano?

-En ese caso el 90% no pagaría más de $7500 en el año y lo haría en 5 cuotas.. El 50% de las partidas no pagaría más que $1000 de aumento. Han hecho un gran escándalo, un show, un circo con un cambio que lo que hace es respetar lo mismo que el año pasado. Hay que explicarle a la sociedad la gran mentira que dijo la oposición para justificar una actitud que tiene que ver con usar el peso de su mayoría en el Senado, no dejar sesionar y dejarnos sin ley tributaria, la recaudación se va a ver resentida.

-La oposición considera que la ley es un golpe a la clase media.

-Es un papelón. Están hablando del inmobiliario urbano. Es un impuesto que pagan 4 millones y medio de bonaerenses. Los que son propietarios. La mayoría de ellos pagarían $5000 en el año y en cinco cuotas. No entiendo que concepto de clase media es y que golpe es. María Eugenia Vidal antes de irse dejó firmado un aumento de luz del 25% que dejé sin efecto. Eso para los sectores medios y bajos eran un golpazo. Nunca escuché a Cambiemos defender a la clase media o quejarse de los tarifazos. Ahora agarraron un pretexto para dejarnos sin ley tributaria. Es una manipulación tratar de explicar que eso es un golpe a la clase media.

- ¿Qué nivel de recaudación perdería la provincia si la ley impositiva se aprobara con el formato que quiere la oposición?

-No pudimos discutirlo. Nos hicieron una propuesta a la 1 de la madrugada del viernes. Había una reunión agendada para las 10:30 de la mañana y nunca vinieron. No sé qué es lo que quieren. No vinieron porque lo que habían decidido es no ir a la Cámara, sino a las cámaras de televisión. Es un gobierno que en cuatro años fundió a miles de empresas, miles de pequeños propietarios rurales. La pobreza cuando llegaron estaba en un 25% y se fueron con un 40%. Esos eran sectores medios que se cayeron. Han fundido a la clase media, no la cuidaron. Hoy tienen esta excusa.

- ¿Qué excusa?

- Además de la cuestión de los cargos, que había una negociación por esa cuestión, quieren mostrarse como defensores de los sectores que han damnificado durante cuatro años. Es un posicionamiento político. Tienen derecho. Lo que no tienen derecho es de mentir o de acusarnos a nosotros de no querer dialogar.

-En Juntos por el Cambio aseguran que la discusión por los cargos en el Estado va en paralelo a la negociación por la ley impositiva. Que no se mezclan.

-Mandamos el texto de la ley el martes, con suficiente tiempo para trabajarlo. Ese día plantearon dos mesas de discusión. Una por el tema de los cargos. Que le corresponden por tradición, no por ley, muchos de ellos, a la oposición. Había una discusión de esas dos cuestiones.

El gobernador bonaerense apuntó contra Jorge Macri y lo acusó de voltear la sesión en la Legislatura (Télam)
El gobernador bonaerense apuntó contra Jorge Macri y lo acusó de voltear la sesión en la Legislatura (Télam)

-¿Cuál fue el motivo concreto por el que no hubo acuerdo para poder tratar la ley impositiva?

-El oficialismo tiene 20 senadores y la oposición 26. Para que haya quórum se tiene que sentar Cambiemos. Estábamos en un proceso de discusión donde habían traído una propuesta a la 1:30 de la mañana del viernes y nos pidieron una contrapropuesta. La preparamos. A la mañana, en la reunión que habíamos fijado, no aparecieron y no explicaron el motivo.

-¿Pero que rompió el acuerdo previo que existía?

-En el medio de la conversación hubo interlocutores variados. Se desconocían entre ellos. Eso porque Vidal estaba en París y no había posibilidad de comunicarse durante un tiempo largo. No quiero hablar de una interna de la oposición porque es un problema de ellos. Fue una decisión política romper la mesa de negociación. Decidieron jugar al circo político. A pocos días de comenzar el gobierno decidieron no votar una ley que implica una baja de impuestos en términos reales para la gran mayoría de los bonaerenses.

-¿Para quiénes?

-Para los pequeños propietarios, pero también para los medianos y para los sectores medios. Estamos hablando del 90% de un aumento de $5000 en cinco cuotas. Para el 50% es $1000 en cinco cuotas. De los bonaerenses que tiene propiedades. No se puede llamar impuestazo o golpe a los sectores medios. Defienden a los más grandes propietarios, pero lo quieren hacer pasar como una defensa a los sectores medios. Le va a costar mucho a Cambiemos, después de haber perdido una elección por una diferencia tan grande, erigirse como los paladines de los sectores medios. Terminan defendiendo al 6% de los propietarios más grandes y a 200 propietarios que tienen más de 2000 hectáreas.

-Dijo que no estaba claro quiénes eran los interlocutores en Juntos por el Cambio. ¿Ante la ausencia de María Eugenia Vidal, con quienes negociaron la ley impositiva?

-Sacamos una amplia emergencia la semana anterior y lo hablamos con Vidal, y con su jefe de Gabinete, Federico Salvai. Después ninguno de los dos estaba en la ciudad. Aparecieron nuevos interlocutores. Fueron rotando. Aparecía uno y desconocía lo del otro. Después desconocieron la mesa de negociación que habían armado ellos. Tomó la manija Jorge Macri y decidió romper la mesa de negociación. Tomaron una posición muy extrema, muy radical. Pero no radical del partido, porque con los exponentes del radicalismo tuvimos todas las discusiones y estábamos avanzando muy bien.

-La negociación se estancó. No hubo acuerdos.

-Que defiendan a los más ricos no lo critico. En todos los países hay partidos que defienden a los más ricos. Que no quieran votar una ley puede ser una decisión. Pero me parece difícil que traten de mentir como lo hicieron. La acusación es que no quería conversar y me puse intransigente. Es mentira. Mandamos todos los ministros a hablar con el plenario de diputados y senadores. Los mandamos a hablar con los ex ministros. Un día no aparecieron más y salieron a la tele a decir que nosotros no estábamos discutiendo. Lo hicieron toda la campaña y lo hicieron cuando eran gobierno.

-¿Cómo se va a destrabar la negociación?

-No vamos a cerrar el diálogo. Si quieren venir a discutir… A un 6% de los propietarios les tocaría pagar más de $7500 en cinco cuotas y si pagan en una sola cuota es lo mismo que el año pasado porque hay 20% de descuento. Si quieren defender a ese sector, que lo expliquen. Para los segmentos más bajos el aumento es de 15% o 35%, por debajo de la inflación. Eso se llama impuesto progresivo o segmentación.

Kicillof cuestionó la gestión de Vidal por la deuda que le dejó a su gestión (Prensa Kicillof)
Kicillof cuestionó la gestión de Vidal por la deuda que le dejó a su gestión (Prensa Kicillof)

-¿Quiénes ingresan en esa segmentación?

-Los pequeños propietarios rurales van a pagar menos que el año pasado porque están mal. Los pequeños propietarios urbanos también van a pagar menos. La clase media pagará menos o, a lo sumo, igual que el año pasado. Eso es lo que están impidiendo. Dicen que al sector más alto no se le puede cobrar ningún centavo más.

-La oposición se refiere al aumento del 75% del impuesto inmobiliario como el punto clave del conflicto. Entienden que ese porcentaje es inadmisible.

-Porque no hablan de montos. No sé dónde está la defensa de los sectores medios. Me solidarizo y estaría realmente muy feliz si se hubiesen acordado de los sectores medios cuando eran gobierno. Los quebraron. Hay una manipulación tan grande que es insostenible. Si recorres la provincia de Buenos Aires hay mansiones y campos muy grandes. Para esos sería el aumento del %75. Además, si pagan en una sola cuota, que seguramente puedan, con ahorros, no pagan más que la inflación. Si quieren defender a los grandes propietarios tienen su derecho. Lo que no pueden hacer es tratar de confundir y decir que están defiendo a la clase media.

-Tuvo una transición tranquila con Vidal. Con la ex gobernadora también acordó la ley de emergencia. Pero no pudo llegar a un consenso con Jorge Macri. ¿El conflicto es con el interlocutor? ¿Prefiere negociar con Vidal?

-Yo no puedo decidir. Ellos tienen que resolver cómo se discute. Debe haber dentro de Cambiemos sectores que se quieren limpiar la cara y mostrar que hoy están defiendo a alguien. Y también ser una oposición rabiosa. Hay diferentes posturas, como lo hubo también cuando ganó Macri. Pudimos llegar a un acuerdo antes y ahora decidieron hacer un circo mediático para sacar un rédito político. No querían negociar. Querían hacer un show y acusarme a mi de no defender a la clase media que ellos quebraron.

-Está obligado a negociar en la Cámara de Senadores, donde está en minoría.

-Habiendo perdido la provincia por 15 puntos tienen una mayoría y la hicieron valer para que no haya quórum en el Senado. Y no se sentaron ni a discutir. Se dedicaron a tratar de hacer negocio político. Me parece una actitud muy irresponsable. Es un disparate cuando plantean que un aumento de $5000 en un año va a quebrar a la clase media, cuando el aumento de Vidal que paramos nosotros era muchísimo más alto. El 75% es un invento. Ese porcentaje que afectaría a los propietarios más grandes de la provincia. Pagan un poco más los que más tienen para que paguen menos los que menos tienen. Esa es nuestra convicción.

-¿Cómo visualiza la relación con la oposición de aquí en adelante, teniendo en cuenta que va a tener que tratar el Presupuesto y el endeudamiento?

-Mientras nosotros presentemos cuestiones razonables y fundamentadas, y ellos no tengan una posición obtusa y de intento de sacar rédito político de todo, me parece que se podría llegar a acuerdos. Tienen que comprender que los bonaerenses quieren un gobierno distinto, con políticas distintas. Sino en el Senado no nos van a dar quórum, excepto que presentemos leyes como las de Macri y Vidal. Leyes que fundieron a la provincia y dejaron tierra arrasada. Yo no las voy a presentar.

-¿Cómo se va a construir un acuerdo para que el gobierno bonaerense pueda avanzar con esa ley impositiva?

-Yo sigo sentado, desde las 10:30 de la mañana del viernes, esperando que vengan a hablar. Porque patearon la mesa para hacer el escándalo. Me pareció un método de diálogo muy poco productivo. Estar en la televisión despotricando con cosas que son mentiras y queriendo negociar en una mesa para ver como llegamos a un consenso. En la ley de emergencia fue más fácil porque se respetó una mesa de negociación. Yo plantearía que, de ser posible, pongan otros interlocutores. O los mismos, pero con otra actitud. Y seguir dialogando porque vamos a tener que convivir cuatro años. Ahora si va a ser una oposición rabiosa que no vota nada y que además pretende hacerlo pasar porque no es, entonces tendremos que ver que actitud tomamos.

-¿A qué se refiere?

-Le van a tener que explicar a los bonaerenses que con el quórum en Senadores no piensan respetar el resultado electoral. Yo sé que no dar quórum es un instrumento. Ahora presentaré la ley en la Cámara de Diputados. Pretendo que se discuta de cara a la sociedad, con argumentos reales, mostrando las cosas tal cual son. Si ellos no quieren aprobar nada, veremos cómo hacemos. Porque las urgencias nuestras no son Macri o Vidal. La discusión es cómo hacemos para que las escuelas no se le caigan los techos, para que los hospitales tengan vacunas o para que los pibes coman. Eso es lo que voy a atender. Y lo voy a hacer aunque no me voten las leyes. Lo voy a hacer igual. Ya encontraré la forma. Yo estoy dispuesto a dialogar y charlar para buscarle una solución a todos los problemas.

La vicegobernadora Verónica Magario formó parte de la negociación con la oposición
La vicegobernadora Verónica Magario formó parte de la negociación con la oposición

-Resaltó el 52% de los votos que sacó en las elecciones. ¿Por qué?

-Ganamos por más de 15 puntos las elecciones. Eso implica que tienen que reconocer que ya no son gobierno. Aunque tengan el quórum en el Senado, tienen que ser más flexibles. Les pido flexibilidad. Y nosotros estamos dispuestos a aplicarla. No vamos a defender al 6% que tiene 2000 hectáreas o las mansiones más caras de toda la provincia. No nos produce sensibilidad. Tampoco los vamos a dañar en su economía. No se trata de eso. Hemos dado hasta una salida para que paguen lo mismo que el año pasado. Es razonable y es justo. Y respeta la justicia social.

-¿Habló con Vidal este fin de semana?

-No. En los últimos días tuvimos una conversación por WhatsApp porque yo estaba pidiendo que me definieran interlocutores, pero ya se había caída la sesión. Veremos. Tal vez ahora esté de vuelta. Yo creo que esta era una semana muy importante para la provincia porque había que definir la cuestión de los tributos. No quiero hacer ninguna chicana. Pero la verdad hubiera estado bueno poder discutirlo mano a mano.

-¿Cree que lo mejor hubiese sido que Vidal no se vaya de viaje?

-Yo no voy a decirle que es lo que tiene que hacer o dejar de hacer. Cada uno toma la actitud que le parece más lógica. Me parece que era una semana importante para los y las bonaerenses. Terminó mal. Me llamó la atención que nos acusen de no querer dialogar. Estoy seguro que si seguíamos hablando llegábamos a un acuerdo. Pero no quisieron un acuerdo.

-¿Cuál es la situación financiera de la provincia?

-Vidal reconoció que deja un déficit de 50 mil millones de pesos. Proyectando, este año sería de 200 mil millones de pesos. El año pasado cayeron vencimientos de deuda por 66 mil millones de pesos y este año cae un vencimiento de deuda por 200 mil millones de pesos. Es una locura lo que hicieron con la deuda. Un desastre. Es indignante. Eso va a generar problemas financieros gravísimos. Con esta ley que presentamos no se solucionan esos problemas, no es un impuestazo. La provincia recaudará 500 mil millones de pesos aproximadamente. Las arcas de la provincia, aun con el aumento, también va a tener graves problemas financieros el año que viene.

-La semana pasada se reunió con los gremios docentes. ¿Les adelantó qué propuesta le va a hacer el gobierno en términos salariales?

-Lo que me dijeron los gremios docentes es que hubo un deterioro muy grande en la educación durante el último gobierno. Además, me dijeron que no los atendían y los acusaban de cualquier cosa. Nosotros creemos que la educación es pública. Los maestros y maestras son la base de la provincia y de su desarrollo. Y eso les manifestamos.

-¿Habrá una reunión en el corto plazo para avanzar con la negociación salarial?

-Se armó un esquema de trabajo. El gobierno nacional lanzó una paritaria nacional. Implica una coordinación de la nación y la provincia, y de los gremios provinciales y nacionales. Se habló de todo esto. Fue una primera charla que para mí era importante tener a los pocos días del comienzo de la gestión. También para manifestar que los graves problemas que hubo en términos de calidad educativa y de condiciones de trabajo edilicias, son una prioridad de este gobierno. Vamos a hacer un esfuerzo del tamaño que tenga que ser para empezar a abordar el desastre que deja el gobierno anterior con la infraestructura escolar.

-Plantea la negociación en forma integral entre el salario y la infraestructura.

-Los gremios docentes también. Dijeron que el gobierno anterior redujo la cuestión a lo salarial con el objetivo de bajarle los salarios. Ahora hay que discutir. En algún momento intentaron poner a la sociedad en contra de los maestros y maestras. Fue un error. Fracasaron en eso.

Seguí leyendo