Oscar Thomas
Oscar Thomas

La decisión de excarcelar al ex director de Yacyretá Oscar Alberto Thomas, que estuvo 48 días prófugo en el marco de la causa de los cuadernos de la corrupción, disparó una oleada de pedidos de libertad de otros arrestados por expedientes ligados a ese escándalo. Hoy lo solicitó la defensa de Juan Pablo Schiavi, ex ministro de Transporte que está preso por la tragedia de Once y arrestado en una causa conexa; y también dos abogados presos por el caso de Daniel Muñoz, revelaron a Infobae fuentes judiciales.

La liberación de Thomas  aún no se hizo efectiva: si bien la Cámara Federal dispuso su excarcelación, el juez Claudio Bonadio le puso una fianza de 60 millones de pesos. Su defensa apeló el monto diciendo que es imposible afrontar semejante cifra cuando tiene sus bienes embargados, indicó a este medio su defensor José María Ubeira.

Ahora será otra vez la Cámara Federal la que tenga que evaluar si modifica esa situación. Sin embargo, el fallo de ese tribunal de avalar la excarcelación del ex director de Yaciretá les abrió la puerta a varios arrestados para buscar seguir sus pasos.

Gerardo Ferreyra
Gerardo Ferreyra

El empresario Gerardo Ferreyra, de Electroingeniería y considerado el único hombre de negocios que participó de la "asociación ilícita" que habría liderado Cristina Kirchner en el caso de las anotaciones de Oscar Centeno, espera que la Cámara Federal convierta en libertad su actual arresto domiciliario.

Según planteó la defensa el lunes en una audiencia ante los jueces Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi, "el riesgo de fuga ha quedado descartado" y "no existen medidas que se estén haciendo" que puedan indicar que el acusado podría entorpecerlas estando en libertad. Es más, añadió la defensa, la fiscalía estuvo de acuerdo en concederle la excarcelación.

Precisamente, la decisión de la fiscalía de no oponerse al planteo por la libertad de Thomas fue uno de los puntos valorados por la Cámara Federal a la hora de disponer su libertad. Las defensas de otros detenidos en tanto se presentaron hoy ante Bonadio para tener la misma suerte del ex director de Yacyretá.

Un ejemplo fueron el abogado Miguel Ángel Plo y su yerno Federico Zupicich –procesados por lavado de dinero agravado y con arresto domiciliario por cuestiones de salud–, que hoy pidieron que se les conceda la excarcelación. Los dos están acusados de haberse quedado con dinero de Carolina Pochetti, la viuda de Daniel Muñoz, el millonario ex secretario de Néstor Kirchner que había comprado una quincena de propiedades en Estados Unidos y buscó armar una red de sociedades para borrar la ruta de ese dinero cuando pensaba que podían descubrirlo.

Para Bonadio, ese dinero salió de la recaudación de la llamada banda de los "cuadernos" y Muñoz era el receptor de las valijas que se entregaban a Néstor y Cristina Kirchner. Precisamente, la Justicia intenta recuperar unos 30 millones de  dólares de los 70 que fueron invertidos en un terreno de Turk and Caicos.

En tanto, Schiavi aseguró que "el estado actual de la pesquisa" por el caso de los subsidios a trenes, por la que se le dictó la prisión preventiva, demuestra que no existen riesgos procesales que ameriten la utilización de un instituto de corte sumamente excepcional como lo es el del encarcelamiento preventivo.

Según señalaron fuentes judiciales a Infobae, Schiavi está preso en la cárcel de Ezeiza por la condena a cinco años y ocho meses en la tragedia de Once. "Se encuentra actualmente cumpliendo la condena que fuera impuesta en el marco de la causa N°1710/2012, por lo que cualquier riesgo se encuentra manifiestamente neutralizado", postuló la defensa.

Juan Pablo Schiavi
Juan Pablo Schiavi

Los abogados del ex funcionario reclamaron analizar "las circunstancias personales del Sr. Schiavi" con   "un análisis concreto de la investigación que nos ocupa, la cual actualmente se encuentra en pleno trámite de elevación a juicio", y reclamó que se siga el criterio "del propio Ministerio Publico Fiscal como elemento determinante para la concesión de la libertad a otros co-imputados".

A más de un año de la oleada de detenciones por las anotaciones de Centeno y con el expediente en camino a juicio oral, los que siguen en prisión son el ex ministro Julio De Vido y su mano derecha Roberto Baratta. También permanece tras las rejas Carlos Cortez, ligado al expediente de Daniel Muñoz.

Fotos: Adrián Escandar