El muñeco con la cara de Patricia Bullrich apareció en un puente de La Matanza
El muñeco con la cara de Patricia Bullrich apareció en un puente de La Matanza

Durante la mañana de hoy, efectivos de la policía bonaerense hallaron un muñeco colgado de un puente peatonal ubicado en la Ruta 3, kilómetro 24, a la altura de la localidad de La Matanza, que llevaba un uniforme similar al de Gendarmería y una foto de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, en el rostro. Para el Gobierno se trató de un mensaje intimidatorio: ordenó una investigación y relacionó el incidente con el segundo aniversario de la muerte de Santiago Maldonado.

Así lo afirmó la propia funcionaria ante la consulta de Infobae: "Creo que es parte de un relato de no querer acepar la realidad, de querer mantener un relato que no pudieron sostener, y por otro lado tiene que ver no solo con el aniversario de Santiago Maldonado, sino con el éxito de Servicio Cívico Voluntario en valores, porque hay un intento de asustar e impedir que los chicos vayan".

Sobre la imagen de Bullrich se dibujó un bigote. Además, se le colocó una suerte de casco verde realizado en papel con la siglas "GNA", correspondientes a la fuerza que se encuentra bajo su órbita. La inscripción se repite en el pecho del muñeco.

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich (Gustavo Gavotti)
La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich (Gustavo Gavotti)

No es la primera vez que la titular de la cartera de seguridad es víctima de intimidaciones públicas. En mayo, Bullrich y su par de la provincia de Buenos Aires, Cristian Ritondo, habían sido blanco de amenazas de muerte. En esa ocasión, el fiscal Guillermo Marijuán denunció que aparecieron imágenes de los rostros de los funcionarios de Cambiemos en el centro porteño con manchas rojas en los ojos emulando sangre y un mensaje inquietante: "Buscado, aparición sin vida".

La ministra de Seguridad nacional insistió en la línea de relacionar la aparición de un muñeco con su cara con el segundo aniversario de la muerte de Maldonado. "El relato es el hecho de mantener la idea de una desaparición forzada cuando en realidad ha quedado claro, y el mismo juez lo ratifica hoy, que el caso fue otro. No fue una desaparición forzada, no fue responsabilidad de la Gendarmería, sino la propia persona cruzando un río que no conocía y falleció, y si alguien pudo haberlo visto son sus propios compañeros".

"La realidad es que 55 peritos dijeron que (al artesano) no lo tocaron, que estuvo ahí desde el primer día, y que (su muerte) fue por ahogamiento, que no tuvo ni un raspón, ni un rasguño", agregó Bullrich.

Seguí leyendo: