(Gustavo Gavotti)
(Gustavo Gavotti)

Forman parte del electorado puro del macrismo. Algunos están desilusionados con el Gobierno y otros dudan o prefieren apoyar a distintos candidatos de la centro derecha. Lo concreto es que la Casa Rosada tomó nota de ese desencanto de sus votantes y en plan de recuperar terreno perdido Mauricio Macri ordenó apuntalar lo que llaman el voto de "mano justa" o el votante de la "familia militar".

Parte de estas preocupaciones y estrategia electoral se cristalizaron anteayer en un acto en el Salón Blanco de la Casa Rosada donde Macri rindió un homenaje a los caídos en el cumplimiento del deber. Allí elogió a los prefectos, gendarmes, policías de la Federal y de la Seguridad Aeroportuaria por dar batalla contra el narcotráfico y el crimen organizado.

En la mesa chica de campaña electoral de Juntos por el Cambio nadie tiene en claro de qué porcentaje de votantes se habla cuando aluden a aquellos que comparten la política de seguridad de Macri o los militares. Pero saben que todo suma para las PASO y que en estos días que restan de campaña el Gobierno hará lo posible por apostar fuerte por ese voto aliado al oficialismo.

"Hay un electorado que avala nuestra política de mano justa contra la delincuencia, destaca la lucha contra el narcotráfico y la importancia que el Presidente le da a las Fuerzas Armadas pero también es cierto que parte de ese electorado hay que volver a recuperarlo porque la situación económica los alejó", explicó a Infobae un encumbrado funcionario de la Casa Rosada.

En las encuestas que manejan el jefe de Gabinete Marcos Peña, el ministro del Interior Rogelio Frigerio o la propia gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal aparece claramente que el tema inseguridad dejó de ser un eje de preocupación central de los argentinos. Pasó de ocupar el segundo lugar de preocupación en sondeos de hace dos años a estar en el sexto lugar de relevancia. Antes que ello aparece el tema del desempleo, la inflación o la corrupción.

Sin embargo, para el Gobierno resulta importante remarcar esto como un logro de la gestión Macri. No son casuales las medidas recientes que anunció el Presidente vinculadas con el beneplácito de sectores de centro derecha.

El anuncio del Servicio Cívico Voluntario que propuso la ministra de Seguridad Patricia Bullrich para la formación en la Gendarmería de jóvenes de entre 16 y 20 años apunta a esta estrategia de captación de votos. De hecho, una encuesta que circula por la Casa Rosada menciona que el 60% de la gente está a favor de esa propuesta del Gobierno.

Por no es la única medida oficial tendiente a retener lo que Durán Barba llama el votante de la "mano justa" para evitar la idea de mano dura. Todo apunta a contrastar el mensaje de Macri con el del kirchnerismo e incluso con la línea de Roberto Lavagna.

Bullrich apuntala la campaña de Macri con datos sobre la lucha contra el narcotráfico
Bullrich apuntala la campaña de Macri con datos sobre la lucha contra el narcotráfico

Hay cifras concretas de resultado de la política de seguridad que se darán a conocer en los próximos días y según pudo saber Infobae tienen que ver con el nivel de incautación de drogas en operativos desarrollados en todo el país. Por ejemplo: del total de la demanda de drogas que hay en el país según datos que maneja el Sedronar, en lo que va del año el 35% se logró incautar por las fuerzas de seguridad. En el 2014 ese porcentaje no superaba el 10%.

El conurbano sigue siendo un problema. Allí se concentra la mayor parte de los delitos del país y el narcomenudeo sigue pegando fuerte. Para ello, el Gobierno lanzará en los próximos días unidades especializadas de agentes de seguridad para infiltrarse en esas bandas y judicializar luego las denuncias de narcotráfico a menor escala.

Hacia adentro de las fuerzas de seguridad la política de Macri también tiene su peso. En el Gobierno aseguran que allí hay unos 100.000 efectivos que sintieron una mejora salarial en los últimos años y un mejor trato de parte de la Casa Rosada. Votos cautivos que buscará retener Macri.

"Hay una clara percepción de apoyo al Gobierno porque se ve claramente la lucha contra las mafias que se decidió encarar", expresó a Infobae el secretario de Seguridad Eugenio Burzaco en esta línea de análisis electoral.

La familia militar

El voto de las Fuerzas Armadas también resultará relevante para Macri. Según estimaciones oficiales se cree que un 80% de los referentes del Ejército, la Armada o la Fuerza Aérea votará por Cambiemos. Estos datos se sustentan en elecciones anteriores.

Si bien los militares activos hoy son unos 80.000 en todo el país se proyecta que el sector militar en su conjunto lo que llaman la "familia militar" son aproximadamente un millón de persona o votantes potenciales.

En la Casa Rosada creen que hay que apuntalar este voto. Durán Barba dijo hace unas semanas que las Fuerzas Armadas no estaban teniendo la prioridad que es necesario darles para asegurar el monopolio de la Fuerza en manos del Estado.

Está claro que en el Gobierno hay preocupación por la pérdida de este votante fiel. La candidatura presidencial del José Gómez Centurión o el votante de José Luis Espert diluye a este sector de la familia militar que antes apoyaba sólo a Cambiemos.

El ministro de Defensa Oscar Aguad no tiene buena imagen en las FF.AA
El ministro de Defensa Oscar Aguad no tiene buena imagen en las FF.AA

Hay algunas señales de que Macri quiere recuperar terreno perdido en en este campo por el deterioro salarial, la falta de presupuesto para reequipamiento, las secuelas de la tragedia del ARA San Juan o la conducción del ministro de Defensa, Oscar Aguad, que muchos cuestionan.

Sin embargo, hay algunos gestos tendientes a revertir una mínima señal de descontento de las Fuerzas Armadas hacia Macri: el Instituto de Ayuda Financiera (IAF) por el que se otorgan préstamos hipotecarios volverá a estar en manos de los militares, el amplio despliegue buscado para el desfile militar del 9 de julio apuntó a volver a mancomunar a la sociedad civil con los militares, está prevista la compra de nuevo equipamiento para la Fuerza Aérea y la Armada, se buscará reforzar las tareas de ayuda social que ofrece el Ejército en la frontera norte y ya se puso en marcha una profunda redefinición de empresas estatales de la defensa como FADEA, Tandanor o Fabricaciones Militares.

¿Será suficiente para retener el voto de las FF.AA? Nadie lo sabe pero los militares se siguen quejando porque los salarios siguen siendo más bajos que los de los uniformados de fuerzas federales.

En el tramo final de la campaña por las PASO todos los objetivos y planes tendientes a sumar votos serán importantes para el Gobierno en función de achicar la diferencia de Macri con los Fernández.