Aldo Rico en el desfile militar por el Día de la Independencia
Aldo Rico en el desfile militar por el Día de la Independencia

El ministro de Defensa, Oscar Aguad, afirmó hoy que el levantamiento militar carapintada encabezado por Aldo Rico en 1987, durante el gobierno democrático de Raúl Alfonsin, "fue un acontecimiento chiquito" que "no puso en jaque la democracia". De esta forma, el funcionario justificó la presencia de Rico, en el desfile militar que se realizó ayer por el Día de la Libertad, en calidad de ex combatiente de Malvinas.

"Tiene derecho a desfilar como veterano de Malvinas. Lo de Aldo Rico y los carapintadas es historia vieja. Fue un movimiento como consecuencia de algo que venía de antes, pero que la democracia superó y no dejó que evolucionara, yo no le daría tanta trascendencia", aseguró el funcionario nacional en declaraciones a radio Metro.

Para Aguad, el intento de golpe de Estado "pasó hace muchos años, no tiene relevancia en el presente y no tiene sentido perder tiempo en hablar de eso". "Estamos viviendo otro tiempo, desfilaron más de 800 veteranos de Malvinas y a ninguno se le pidió documento", agregó.

Uno de los primeros en alzar su voz fue Ricardo Alfonsín, hijo del ex presidente: "Con todo respeto tus dichos no hacen otra cosa que ofender a cuantos lucharon por la democracia y su consolidación, por la paz y contra la violencia. No tenés derecho falsear la historia de esa manera, ni a agraviar así a los argentinos."

También en esa línea se expresó el ex ministro de Defensa de Alfonsín,  Horacio Jaunarena: "Si para el ministro esto fue un movimiento chiquito, bueno para la gente que llenó todas las plazas de la República en respaldo de Alfonsín y para la dirigencia política y sindical no lo fue".

Sin embargo, horas más tarde, y frente al réplicas que recibió; el ministro de Defensa difundió unas líneas para "reiterar su repudio histórico al levantamiento carapintada ocurrido en 1987 en Campo de Mayo y rechazar cualquier alteración del orden democrático o comportamiento que atente contra la institucionalidad".

El funcionario pidió "disculpas si los dichos sobre ese hecho fueron mal interpretados y ofendieron a la ciudadanía, al tiempo que enaltece la figura del ex presidente Raúl Alfonsín, quien llevó adelante un enorme trabajo para conservar el orden institucional".

Rico fue uno de los impulsores del levantamiento carapintada contra el gobierno de Raúl Alfonsín
Rico fue uno de los impulsores del levantamiento carapintada contra el gobierno de Raúl Alfonsín

Por otro lado, el funcionario acusó al kirchnerismo de intentar separar a las Fuerzas Armadas de la sociedad. "(Desfiles como el de ayer) Son una comunión entre las Fuerzas Armadas y el pueblo; la gente valora mucho las Fuerzas Armadas, aunque nos hayan hecho creer que la gente no las quería. Sabe que en ellos pueden encontrar una respuesta a los problemas límites de la sociedad".

Y amplió: "Dentro del kirchnerismo había un grupo de gente que odia a las Fuerzas Armadas y trató de que este sentimiento se trasladara a la sociedad, más allá de lo que podamos juzgar sobre la actuación de los militares en los gobiernos democráticos. Estas son Fuerzas Armadas de la democracia y hay un sentimiento de patria, ese sentimiento nos puede hacer confluir a todos con un mismo objetivo".

El presidente de la Nación, Mauricio Macri, encabezó ayer el desfile militar por el 9 de Julio. Se desplegaron más de 4.000 efectivos de a pie, motorizados y montados a caballo, bandas militares y de música –de distintos regimientos y cuerpos– y 16 aeronaves militares en vuelo. Entre otros, el senador peronista y candidato a vicepresidente Miguel Pichetto participó del acto oficial, y miles de personas se acomodaron a lo largo de la avenida Libertador para presenciar el evento.

FOTOS: Gustavo Gavotti

 

Seguí leyendo: