Sabe que arranca de atrás en la carrera por la gobernación. Es objetivo y realista. María Eugenia Vidal y Axel Kicillof ocupan el centro de la escena y replican la batalla nacional en la provincia de Buenos Aires. Es un hecho concreto. Eduardo "Bali" Bucca está dispuesto a hacer el esfuerzo para romper la polarización.

El diputado peronista sabe, en el fondo, que es una tarea difícil la que debe llevar a cabo. Lo que lo deja tranquilo es estar parado en el mismo lugar en el que puso los pies desde que dejó de ser intendente de Bolívar. En la vía del medio.

El candidato a gobernador bonaerense de Consenso Federal, la fuerza que lleva para la elección presidencial a la fórmula Lavagna-Urtubey, dialogó con Infobae sobre la fragmentación del escenario político y la difícil carrera que deben correr los peronistas que no se alinearon con Alberto Fernández y Cristina Kirchner. Propone debatir temas que no están en la agenda electoral. Temas de los que no hablan otros candidatos. Así construye su identidad política mientras, como suele decir, corre una ultramaratón.

-¿Por qué se animó a ser candidato a gobernador de la tercera vía teniendo en cuenta la polarización que está planteada de antemano entre María Eugenia Vidal y Axel Kicillof?

-La propuesta de Roberto (Lavagna) y Juan Manuel (Urtubey) y la síntesis que se logró en el espacio, la tomé como un enorme desafío. Desde que ingresé al Congreso trabajé para construir una alternativa y una propuesta superadora. Siento la responsabilidad de asumir esta ultramaratón que tenemos por delante. Porque esta polarización que existe en la oferta política, cuando uno recorre la provincia y conversa con los vecinos, no es tan así.

-¿Percibe que todavía hay espacio para crecer y un electorado que no está polarizado?

-Estoy convencido que hay millones de argentinos que están buscando algo distinto a este presente que ha fracasado y que no buscan la solución en el pasado. Hay una responsabilidad de la dirigencia de construir esa oferta y esa propuesta, pero también, en las próximas elecciones, va a haber una gran responsabilidad de los argentinos de permitir que se abra camino para esa opción.

-Dice que hay una responsabilidad de la dirigencia. ¿Qué pasó con el proyecto de Alternativa Federal que se desintegró? Era una propuesta que no contenía a Cambiemos ni al kirchnerismo.

-Se disgregó y fue en los últimos días. Tiene que ver con que, a veces, es difícil construir opciones fuera de la zona de confort de la política. Eso también tiene un valor. Poder ser coherente, mantenerse en un lugar y encarar este tipo de desafíos. Dejo de lado lo que hacen los dirigentes que van de un lado al otro durante el proceso electoral y, como joven, pongo el foco en la sociedad.

-¿Cuál es el foco?

-La sociedad debe darse la oportunidad de parar la pelota, de reflexionar en familia y que haya un voto racional en las PASO y en octubre. El fracaso de la política está claro cuando en la provincia de Buenos Aires tenemos un 51% de jóvenes que son pobres y dentro de esos jóvenes, los más desprotegidos, los más indefensos, son los niños.

-¿Qué lo motiva a tomar este desafío?

-En mi caso, como médico, lo que lo motiva no tiene que ver con las posturas de los políticos, sino con entender que existe la posibilidad de tener, entre otras cosas, un programa de primera infancia que pueda garantizar una buena nutrición en los niños hasta los 3 años. Tiene que ver con que en la provincia puede existir un programa de detección de niños con autismos antes de los 5 años. Hoy no está ocurriendo eso y nos estamos perdiendo un tiempo de oro para abordarlo.

Me resulta muy frustrante cuando se prometen cosas y luego no se hacen

-¿Esos son los pilares de la campaña?

-Los pilares de la campaña tienen que ver con una maratón de ideas y propuestas que sean realizables. Que tengan que ver con las necesidades de los bonaerenses. Tiene que ver con proponer un programa habitacional y tener un banco de tierra. De tener un registro único de aspirantes a bienes inmuebles y de poder saber cuál es la demanda que existe en Buenos Aires. La provincia debe modernizar el Estado.

-¿Por qué decidió pasar de la medicina a la política?

-Son actividades que tienen mucho que ver. Tuve este debate con mi familia. La política y la gestión tienen que ver con cuidar y proteger a la gente. Curar. La provincia necesita protección. En muchas cosas esenciales de la vida de la gente la política los ha desprotegido. La educación, por ejemplo, debería estar garantizada para todos. Y no lo está. No se protege a los docentes. No se los cuida ni se los empodera. Muchas veces no se los forma ni se les paga como hay que pagarle.

-Pone en foco el tema de la educación…

-Tenemos un programa educativo al que hay que hacerle una reforma urgente. Las escuelas están con un nivel de deterioro de infraestructura muy importante. Tenemos que ir hacia una educación digital desde la educación inicial, que conecte con el proyecto de desarrollo que queremos de la provincia de Buenos Aires.

-Retomo el sentido de la primera pregunta. Sacándolo de la campaña y de las propuestas. ¿A qué se debió la decisión de dejar la medicina para pasar a la política?

-Hay una vocación de servicio. Uno sueña, cuando es de una ciudad como Bolívar, en poder transformar las cosas. A mí me gusta hacer. Me gusta tomar decisiones. Poder pensar en equipo y, fundamentalmente, hacer todo lo necesario para que las cosas sucedan. Me resulta muy frustrante cuando las cosas se dicen y no se hacen. Es uno de los desafíos que está por delante.

El ex intendente de Bolívar hizo hincapié en la necesidad de cambiar el sistema de salud bonaerense
El ex intendente de Bolívar hizo hincapié en la necesidad de cambiar el sistema de salud bonaerense

-¿Hacer lo que se dice?

-Sí. Quizás mi decisión tuvo que ver con eso. Con encarar ese desafío. Asumí como intendente a los 32 años. A todos les parecía una locura. En una ciudad del interior que es muy conservadora la mayoría se dio la oportunidad de elegir un cambio. Fue muy bueno haber sido electo a esa edad pero mucho más lindo fue cuando me reeligieron por una amplia mayoría. Esa fue una decisión de vida muy importante que la volvería a tomar.

-¿Como médico, cuál es el diagnóstico que hace del sistema de salud de la provincia de Buenos Aires?

-Considero que hay que cambiarlo. Fundamentalmente, el paradigma. El sistema de salud en Argentina es estático. La persona va al hospital cuando la enfermedad está avanzada. Gran parte del desafío es tener una salud dinámica. Ir desde los centros de salud a la comunidad. Con promoción y educación.

-Por ejemplo…

-Las mujeres en la provincia de Buenos Aires se mueren de cáncer de mama y de cáncer de cuello de útero. Y se mueren muy jóvenes. Eso no puede seguir ocurriendo. Lo mismo sucede con el cáncer de colon en los hombres. Hay que avanzar con una política que subsane las desigualdades que hay en el acceso a la salud. Es muy difícil pensar en el desarrollo y el crecimiento económico, si antes no garantizamos un buen sistema de salud.

-Busca avanzar sobre temas que no están tan presentes en el debate político electoral…

-Hay un ejemplo que planteo siempre y que tiene que ver con la primera infancia. Hay cuatro o cinco provincias que tiene un banco de leche. Es para asegurar la alimentación de todos bebés que se quedan sin mamá o que la mamá no puede garantizar la lactancia. Presenté un proyecto de ley para que todas las provincias lo tengan. Es una pelea muy fuerte que hay que dar con ciertos sectores que promueven la alimentación con leche de fórmula, que para muchas familias es imposible llevar a cabo por el costo que tiene. Estos son los temas que hay que visibilizar.

-¿Menos confrontación política y más propuestas y acciones?

-Muchas veces cuando uno ve las peleas, que nada tienen que ver con estos temas, se pregunta si no estaremos fallando. No estamos poniendo el foco en lo que realmente importa.

-¿La gente se agota de la pelea de los políticos?

-A mí me cansa mucho. Yo no participo. Y no me verán nunca participar. Es mal gastar la energía. El funcionario tiene que gastar la energía en resolver y ser eficiente. Eso no ocurre en este país. Hace poco visité un cuartel de Bomberos en Ituzaingó. Mientras ellos me contaban la situación que les había tocado vivir durante el incendio de una casa en la que murieron tres chiquitos y dos madres, en la televisión se estaba planteando la disputa política por cargos individuales.

Sé que arranco desde atrás, pero que vale la pena el intento

-Dos realidades paralelas…

-Dos realidades en las que uno debe discriminar que es lo importante. Los bomberos no tienen ART. No tienen ninguna cobertura. Cuando tenemos un problema, los llamamos. ¿No podemos garantizar que tengan una excepción de tarifas o que tengan el equipamiento necesario? ¿No podemos garantizarles asistencia psicológica antes situaciones traumáticas?

El diputado nacional aseguró que Marcelo Tinelli “está cada vez más cerca” se sumarse a la política
El diputado nacional aseguró que Marcelo Tinelli “está cada vez más cerca” se sumarse a la política

-Una de las palabras que más repite Roberto Lavagna en público es coherencia. ¿Faltó coherencia de los dirigentes en este cierre de listas?

-Yo creo que es falta de soportar y tener la convicción de que es posible construir una alternativa distinta. Porque no es fácil soportar la presión de estar en una tercera posición. Nuestro gran interés y desafío es hablarle a la gente, que es la que realmente tiene la posibilidad de romper la polarización.

-¿Cómo van a hacer para que no los coma la polarización?

-Hablando de lo que queremos hacer. Haciendo conocer nuestras ideas. En mi caso, soy alguien nuevo al que tienen que conocer. Y tengo poco tiempo para lograr eso. Tenemos que tener la oportunidad de ser gobernados por un bonaerense, que es lo que no ha pasado en la provincia en el último tiempo. Tenemos que poder ser artífices de nuestro destino.

-¿El camino más difícil que tienen que transitar es desde las PASO hasta las elecciones generales de octubre?

-Ya comenzó. Esta es una ultramaratón que la vamos a correr desde el principio hasta el final. Estoy convencido de que vamos a ir sumando a muchas personas que se van a plegar a nuestra campaña. Estamos hablando de los temas que necesita la sociedad: oportunidades, educación, salud. De propuestas que sepamos que se pueden cumplir. Porque sino hablo de "pobreza cero".

-¿Slogans?

-Si, slogans que no nos llevan a ningún lado. Ahí es donde hablo de la interpelación a la gente. No hay que tropezar con la misma piedra. ¿Desde cuando en la vida hay solo dos opciones? No es así. Es una mentira. Hay una tercera posición que encabeza Roberto Lavagna y que plantea un gobierno de transición y de unidad nacional.

-¿Y en la provincia de Buenos Aires?

-Yo pienso en una provincia que se desarrolle, que le pueda dar valor agregado a los productos primarios y que haga una apuesta fuerte en infraestructura para poner en movimiento los recursos que están parados. Hoy tenemos el 50% del capital industrial que está parado. Eso es gente que está desempleada. Necesitamos un modelo de país que no es el que está ofreciendo Macri.

-La tercera vía iniciada por Massa en el 2013 tuvo un buen resultado en el armado legislativo. Lo mismo sucedió con Alternativa Federal. Pero a la tercera opción le cuesta mucho llegar al poder Ejecutivo. ¿Por qué?

-Si. Está en la oferta y en la demanda. Está en la gente. Y esta va a estar en la gente. El 35% de las personas que ven esta nota no eligen el presente y les gustaría que la opción de futuro no sea el pasado. Esos que nos están escuchando o leyendo tienen que confiar en una oferta política. ¿Cuáles son las debilidades? A "Bali" Bucca no lo conozco. La realidad es que a veces pesa eso. Malo conocido que bueno por conocer. Entonces nosotros vamos a invitar a que se animen a dar ese paso.

-¿Por qué dice que esta carrera es una ultramaratón?

-Porque me recuerda a la última que corrí que fue durísima. Me gusta correr y corrí una dura carrera a principio de año. Fueron 160 kilómetros, 35 horas.

-Un desgaste físico importante…

-Y sí. Que acá también lo vamos a tener. Están la resistencia y las ganas. Lo importante es ir hacia adelante, no claudicar, no dejarse llevarse por los mensajes pesimistas. Saber que uno arranca de atrás pero que vale la pena el intento. Poder sortear los obstáculos que se presenten en los próximos días, sabiendo que no tenemos mucha estructura y que tenemos menos recursos.

“Bali” Bucca es candidato a gobernador de Buenos Aires por Consenso Federal
“Bali” Bucca es candidato a gobernador de Buenos Aires por Consenso Federal

-¿Cuál es la importancia de la estructura?

Si tenemos la posibilidad de visibilizar nuestras ideas y la sociedad está abierta a escuchar, pensar y ser racional, la estructura pierde peso. Pero también es cierto que la boleta tiene que llegar a todos lados y que hay que cuidarlas. En todo eso pesa lo territorial.

-¿La incursión de Lavagna y Urtubey es una continuidad del proyecto de Alternativa Federal o es el comienzo de algo nuevo?

-Es la continuidad del proyecto de Alternativa Federal. Y el comienzo de la construcción de un espacio nuevo.

-¿Habló con Marcelo Tinelli sobre la decisión de ser candidato a gobernador? ¿Qué le dijo?

-Con Marcelo tenemos un vínculo muy fuerte. Hicimos muchas cosas juntos en Bolívar. Es un ejemplo de arraigo. Tenemos, hacia adelante, muchos sueños por cumplir. Hablé con él. Y siempre trato de incentivarlo para que participe en la política.

-¿Qué pasó en esta oportunidad que no se metió? Coqueteó con la política pero, finalmente, no dio el salto.

-Manifestó públicamente su vocación de querer participar. Yo creo que está cada vez más cerca. Es un paso muy importante el que tiene que dar para involucrarse. Es un profesional de lo que hace. Tiene sus responsabilidades, sus compromisos y no se dieron las circunstancias para terminar de dar el paso definitivo para participar en política.

El funcionario tiene que gastar la energía en resolver y ser eficiente. Eso no ocurre en este país

-Hace poco, en una entrevista, Tinelli dijo que lo cansó la política y el ida y vuelta de los dirigentes.

-Tiene razón. Yo comparto su mirada en ese sentido. No tiene por qué ser parte de las idas y vueltas de los dirigentes. Buscará el momento y la circunstancias que le permitan dar ese paso.

-¿Cuándo empieza la renovación del peronismo?

-Ya empezó

-¿Con quién o con quienes?

-Uno es un exponente de la renovación del peronismo. Con convicciones claras, con ideas de futuro y de una justicia social que hasta el momento no se ha podido lograr. Yo creo que comenzó. Y hay un montón de dirigentes, en distintos espacios del peronismo, que en un futuro van a ocupar lugares importantes.

-¿La renovación es sin Cristina Kirchner?

-Esta cuestión de los límites para un lado o para otro…Todos tienen la posibilidad de participar, de involucrarse y de decidir cuando dejar de ser protagonista. Yo tengo en claro en el lugar en el que estoy construyendo. Hacia donde queremos ir y que queremos ofrecer.

Fotos: Santiago Saferstein

Entrevista completa

Seguí leyendo