Faltan menos de 40 días para las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) y una denuncia sobre posible fraude pone en duda al sistema encargado del conteo provisorio de votos. Es que en los comicios de este 2019 debutará la empresa Smartmatic con un software que hará la carga de datos de manera digital. El método que se aplicará para agilizar el trámite y no tener que esperar hasta altas horas de la madrugada para confirmar una tendencia irreversible puso a la oposición en estado de alerta por "fallas" en la primera prueba a la que fue sometido el sistema. Desde la empresa sostuvieron que "eran probables" los errores, pero que "no deja de ser un simulacro". El Correo Argentino aclaró cómo se implementará.

Hasta este año, en cada elección, los telegramas se enviaban en camiones al centro de transmisión de datos donde se escaneaban y se terminaban mandando al centro de cómputos. Un sistema arcaico pero que hasta el momento no era acusado de fraudulento. Impulsado por el Gobierno Nacional para los comicios de este 2019, el mecanismo consiste en la digitalización de las actas y del escrutinio provisorio de las primarias, de las generales, y en el caso que haya, del ballotage; de esta forma el envío de datos se da directamente desde cada escuela y no desde los centros de transmisión del Correo Argentino, agilizando los procedimientos la noche de cada elección.

Por disposición de la Dirección Nacional Electoral el sábado 29 de junio sucedió el primer testeo, y lejos de agilizar el trámite, los resultados generaron dudas con respecto a su funcionamiento y la posibilidad latente de que la contienda electoral se vea alterada y no represente la voluntad popular.

"Tenemos fundadas sospechas para afirmar que el proceso electoral podría estar viciado de nulidad", declaró José Luis Gioja, presidente del Consejo Nacional del Partido Justicialista, en un comunicado cuestionando la utilización del software. "Más allá de las fallas que se observaron en el simulacro de transmisión de datos, este sistema es muy vulnerable y no da garantías de seguridad para que el escrutinio se realice sin problemas. Esto puede terminar en un desastre", denunció el referente del PJ.

"Nuestros técnicos en informática nos advierten que hay mucho riesgo de manipulación de datos electorales", manifestó sobre el programa que ofrece Smartmatic.

Desde el Correo Argentino aclararon que el test estaba previsto sobre 11 mil escuelas pero que solo 7.500 estaban abiertas y que se logró transmitir con éxito en alrededor de 3.400. El resto de los colegios presentaron fallas de conectividad y de logística para llevar a cabo la prueba.

(Télam)
(Télam)

Desde Smartmatic negaron que haya habido problemas en la transmisión de los datos de 82 mil actas el sábado pasado, pero sí en los sistemas de conectividad a la red de internet de algunas escuelas. "Era probable, los simulacros están para que se prueben las cosas", argumentaron desde la compañía y avisaron que habrá dos ensayos más antes de las PASO. De los 15 mil colegios que participarán de los comicios, según el Correo hay alrededor de 4 mil que tienen problemas de conectividad o que directamente carecen del sistema de carga digital.

Cuando se terminan de contar los votos, los fiscales y el presidente de cada mesa emiten tres documentos: un certificado, un acta y un telegrama. El certificado y el acta van dentro de la urna que se cierra y se envía para el escrutinio definitivo -tarea que corresponde a la Cámara Nacional Electoral (CNE). Hasta aquí es la explicación del procedimiento normal de todas las elecciones que se realizaron hasta la fecha. Lo que cuestiona la oposición, que es de lo que se encargará Smartmatic, es el escrutinio provisorio que se hará en la tarde-noche del 11 de agosto. Una vez emitido el telegrama en papel, desde cada escuela será escaneado y transmitido hacia el Correo desde notebooks. Desde la compañía informaron que esos datos digitales los reciben 1.500 personas que deben procesarlos en un programa para que las personas puedan seguir el avance de la elección.

"No hay posibilidad de cambiar nada del sistema, una vez que tenes el acta firmada por presidentes de mesa y fiscales, el resultado no se modifica nada", ratificaron desde Smartmatic y simplificaron diciendo que la diferencia entre las anteriores elecciones y las próximas es que "antes se escaneaban los datos en centros del Correo y ahora directamente en los colegios".

Sobre cómo se va a implementar el software en colegios donde haya problemas o directamente no tengan conectividad, desde la compañía le confirmaron a Infobae que en esos casos "no pondremos el sistema", por lo que el procedimiento será el mismo que se viene utilizando en anteriores comicios. Sobre las denuncias de fraude, desde Smartmatic dijeron: "Es una operación del Kirchnerismo".

Adrián González, director del Servicio Electoral del Correo Argentino, anunció que de la próxima prueba que se realizará el 20 de julio participarán representantes de los distintos partidos y también será abierta a la prensa. "Están todos informados de cómo funciona el sistema", aclaró.

"Si hay fallas en el proceso de transmisión desde las escuelas, tenemos previstas 1.130 sucursales de contingencia, dos veces más de las que se utilizaron en las Legislativas del 2017″. En el caso de haber inconvenientes, se enviaran de la forma habitual.

(Correo Argentino)
(Correo Argentino)

"Somos prolijos y transparentes, hemos mostrado todo lo que las agrupaciones y partidos quisieron saber." Con respecto a qué beneficios tiene la implementación digital de la transmisión de datos destacó que "se puede ganar en tiempo dependiendo del movimiento de las mesas, transparencia y logística". Para despejar dudas agregó:"Las autoridades partidarias podrán ver desde el lugar que se transmiten los datos que sea tal la carga".

"El software lo hizo Smartmatic pero bajo las condiciones que estableció el Correo Argentino. No hay posibilidades de fraude, antes al no ser digital cada fiscal iba anotando lo que le parecía, ahora todos van a tener la copia de lo que se transmitió", aclaró el representante del Correo.

Jorge Landau, apoderado del PJ
Jorge Landau, apoderado del PJ

Desde la oposición desconfían. Denuncian "manejos" para distorsionar los resultados y exigen que no se utilice este sistema el próximo 11 de agosto. Jorge Landau, histórico apoderado del Partido Justicialista, reclamó que "todos los partidos políticos puedan participar en cada instancia del proceso electoral" ya que acusa un "vacío legal" al momento del escrutinio provisorio.

"Más allá del tiempo que tarde y de la ausencia de tecnología, el sistema electoral argentino nunca ha generado dudas sobre el resultado de las elecciones desde el ´83 a la fecha", expresó Landau.

"Con INDRA nunca tuvimos mayores inconvenientes, las diferencias entre el escrutinio provisorio y el definitivo nunca variaron del 1%", dijo en referencia a la empresa que se encargó del conteo de votos los últimos 20 años. "¿Por qué introducir a Smartmatic si siempre anduvo bien? No creo que sea para agilizar el trámite porque la hora en la que se conocerán los resultados va a ser la misma de siempre", cuestionó el apoderado del PJ.

De todas maneras, aclaró que con los fiscales cada partido puede ir controlando que no haya errores. Aunque advirtió que "todo se define en cada escuela y cada escuela es un mundo. Lo que no se resuelva en esa jornada no se resuelve más, si pasó alguna falla, quedó y no lo podes tocar más".

"Pedí ante la Cámara Electoral que se utilice el procedimiento de contingencia, es decir mantener los telegramas como siempre y que lo siga transmitiendo el Correo", concluyó su reclamo el dirigente peronista.

SEGUÍ LEYENDO: