Xi durante su visita de Estado a Buenos Aires: tiene excelente relación con Macri
Xi durante su visita de Estado a Buenos Aires: tiene excelente relación con Macri

Marcos Peña partió anoche a China para mantener reuniones con las máximas autoridades del gobierno de Xi Jinping y avanzar en la denominada alianza estratégica integral con Beijing,  que contempla préstamos en swaps, obra pública y financiamiento para una central nueclear, entre otros asuntos estratégicos que benefician a la Argentina y preocupan a la Casa Blanca.

El jefe de Gabinete arribará mañana a Beijing -de madrugada-, y por la tarde será recibido por Hu Chunhuam, viceprimer ministro del gobierno de China. Junto a Peña estará Fulvio Pompeo, secretario de Asuntos Estratégicos, que arribó desde Rusia tras participar en la Reunión de Altos Funcionarios Responsables de Asuntos de Seguridad.

No es la primera vez que Peña y Pompeo emprenden viajes diplomáticos por instrucción directa de Macri. Ambos funcionarios ya fueron a La Habana (Cuba) y Londres (Reino Unido) para mantener reuniones de altísimo nivel vinculadas a la agenda global de la Argentina.

Teresa May, premier británica, y Peña, jefe de Gabinete. Ambos hablaron sobre la relación bilateral entre los dos países. (Presidencia)
Teresa May, premier británica, y Peña, jefe de Gabinete. Ambos hablaron sobre la relación bilateral entre los dos países. (Presidencia)

Tras su bilateral con Hu Chunhua, Peña protagonizará una ronda de entrevistas con medios periodísticos locales en oficinas de la embajada argentina. Y el miércoles Peña -junto a Pompeo-visitará la sede de la Academia de Gobierno de China para mantener luego un almuerzo con el canciller Wang Yi.

Se prevé que allí Peña podría cerrar la reunión bilateral que quiere mantener el presidente Macri con su par Xi durante la cumbre del G20 en Japón.

Antes de la partida del jefe de Gabinete a Asia, se comentó a Infobae que la intención de Peña es acercar posiciones entre la Argentina y China en lo que hace a la alianza estratégica integral, hablar de la situación de Venezuela que es un socio de Beijing importante y arrimar posiciones en torno al financiamiento de China en materia de swaps y obra pública.

Por lo pronto, el subsecretario de Energía, Julián Gadano, también viajó a China para avanzar en la formulación del contrato de Argentina con la administración de Xi, destinado a la construcción de una central nuclear en Lima (provincia de Buenos Aires) con financiamiento de USD 7.900 millones y bajo tecnología estrictamente china.

Macri y Trump, durante el G20 en Buenos Aires (Reuters)
Macri y Trump, durante el G20 en Buenos Aires (Reuters)

La Casa Blanca observa con atención las negociaciones que está emprendiendo la Casa Rosada para obtener ese contrato "blando" que implicará construir una nueva central nuclear. Donald Trump sigue pensando en las áreas de influencia que se distribuyeron en la Guerra Fría, y cuestiona que Macri deje entrar en América Latina  a su actual adversario en la denominada Guerra Comercial.

Los funcionarios argentinos que hablan con sus pares americanos explican que la diplomacia de Macri es "amplia y sin fronteras ideológicas", y que siempre van a estar agradecidos de la administración Trump por su apoyo durante las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional.

Sin embargo, esos mismos miembros del gabinete nacional argumentan que Argentina "necesita abrirse al mundo", y que el viaje de Peña a Beijing y la exposición de Pompeo en la Reunión de Altos Funcionarios Responsables de Asuntos de Seguridad, apuntan hacia ese mismo objetivo de geopolítica del país. En DC toman nota de las explicaciones, pero igual insisten en que Argentina debe "enfriar" su relación con Xi.

Luego de su paso por China, Peña se trasladará el jueves a Osaka donde acompañará al presidente durante las sesiones y el programa de actividades de la cumbre de países miembros del G20, que se desarrollará el viernes 28 y el sábado 29 en Japón.