Myriam Bregman, Nicolás del Caño, Romina Del Plá y Néstor Pitrola
Myriam Bregman, Nicolás del Caño, Romina Del Plá y Néstor Pitrola

Entre el 11 y el 12 de junio fueron tres las noticias que sacudieron el escenario electoral. Mauricio Macri anunciaba que Miguel Ángel Pichetto lo acompañaría en la fórmula presidencial, mientras que Alberto Fernández y Sergio Massa lanzaban el Frente de Todos, sellando una unidad que terminaría de polarizar una elección que tiene actores sin ganas y con la energía puesta en no pasar desapercibidos.

Para ello, la izquierda también anunció una histórica fusión: el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT), conformado por las agrupaciones PTS, PO e IS, sumaría a sus filas al Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST), confirmando a Nicolás del Caño como precandidato a presidente y a Romina Del Plá como precandidata a vice.

La jugada calló una de las críticas que recibió este movimiento desde su conformación en 2011. "Nos pedían esta fusión para que la señal de unión quede clara y sea contundente", dijo uno de los dirigentes más importantes del FIT a Infobae.

Romina Del Plá y Nicolás del Caño
Romina Del Plá y Nicolás del Caño

Sin embargo, y tal como sucede en cada jugada política, están los victoriosos, contentos y conformes que paralelamente deben explicar por qué otros nombres que también podrían haber pertenecido a este grupo participarán de las elecciones por fuera del Frente de Izquierda-Unidad.

El caso más significativo es de Manuela Castañeira, quien además de convertirse en la única mujer precandidata a presidente por el Nuevo MÁS, será la persona más joven en competir por este puesto en las próximas PASO. "No quisieron abrir la interna e ir juntos a las Primarias", explicó la entrerriana de 34 años a Infobae. Enfrente, la respuesta fue otra: "Siempre invitamos a todos a debatir, pero no quisieron sentarse con nosotros". 

Luis Zamora, quien también rechazó la idea de sumarse a este conjunto de agrupaciones, anunció que irá como precandidato a diputado porteño y que su espacio, Autodeterminación y Libertad, únicamente presentará candidaturas en la ciudad de Buenos Aires.

Manuela Castañeira (Crédito: Santiago Saferstein)
Manuela Castañeira (Crédito: Santiago Saferstein)

El espacio que nuclea al 90% de las fuerzas de izquierda en todo el país presentará candidatos en 22 de los 24 distritos de la Argentina. En la ciudad de Buenos Aires la lista de candidatos a diputados nacionales la encabezará Myriam Bregman. Fernando Ramal y Vanina Biasi completarán el trinomio. El secretario general de Ademys, Jorge Adaro, será el primer candidato a senador nacional. Gabriel Solano, por su parte, será el candidato a jefe de Gobierno porteño, secundado por Vanesa Gagliardi.

La lista de legisladores porteños estará encabezada por Alejandrina Barry, acompañada por Facundo Lahitte y Amanda Martín. En la provincia de Buenos Aires, Christian Castillo será el candidato a gobernador, secundado por Mercedes Trimarchi.

Néstor Pitrola encabezará la lista de diputados nacionales, acompañado por Luana Simioni. Vilma Ripoll, histórica dirigente del MST, liderará la lista de senadores de la estratégica Tercera Sección Electoral. Lorena Gentile, también del MST, la de diputados por la Primera Sección.

Luis Zamora
Luis Zamora

"Vamos por un gran bloque de la izquierda en el Congreso de la Nación. No hay un número de escaños exactos que nos gustaría alcanzar. Sí quizá el objetivo pendiente es conseguir una banca en la ciudad de Buenos Aires", indicó a este medio una de las personas más cercanas a la fórmula del Caño-Del Plá.

En el FIT tienen como meta lograr la banca porteña y posiblemente rotarla entre Bregman y Biasi. El otro objetivo es defender y duplicar la banca de la provincia de Buenos Aires, la cual encabeza Pitrola. También ingresar una banca en Córdoba, en donde encabeza Liliana Olivero, y reingresar al Congreso por Mendoza y Salta, provincias en las cuales el FIT obtuvo bancas nacionales en 2013.

"Lo que logramos no es algo nuevo, no cae del cielo. Toda la izquierda está agrupada en el FIT-Unidad. Se fortalece la izquierda en este momento crítico y se hace más necesario brindar una alternativa a la clase trabajadora. Conquistamos más de 40 bancas en todos estos años y nuestra única preocupación es presentar una alternativa real", expresó del Caño a Infobae.

Nicolás del Caño y Romina Del Plá (Crédito: Santiago Saferstein)
Nicolás del Caño y Romina Del Plá (Crédito: Santiago Saferstein)

Del Plá, por su parte, manifestó: "Nosotros partimos de una caracterización y un planteo político. No es que simplemente ahora sumamos un partido más. Cuando el FIT se constituyó en el 2011 se hizo sobre una base de una caracterización de una etapa, de la necesidad de reforzar un planteo de independencia política. Necesitábamos hacerle frente a la idea que se le iba a presentar a la población, que la salida era nuevamente una salida demagógica del peronismo. Se lo dijimos a toda la izquierda y el MST fue una gran novedad".

Dentro del escenario, con las expectativas exhibidas sobre la mesa, la unión de los cuatro partidos de la izquierda radical, principalmente de orientación trotskista, experimentó un retroceso -si se comparan los resultados con los de 2013, 2015 y 2017- sostenido en la polarización que atraviesa la elección de 2019.

Nicolás del Caño (Crédito: Santiago Saferstein)
Nicolás del Caño (Crédito: Santiago Saferstein)

El Frente de Izquierda emitió además un comunicado en el que informó que, en la provincia de Jujuy, se proclamó la candidatura de Alejandro Vilca, diputado provincial por el PTS-FIT, como precandidato a diputado nacional, seguido por Andrea Rúa (PO) y Leonardo Rivero (MST).

En Mendoza, Jujuy, Córdoba, Neuquén, Chubut, Santa Fe, Río Negro, La Pampa, Entre Ríos, Tucumán, Misiones y San Juan la izquierda obtuvo menos votos que en las elecciones pasadas. Esta fusión se asemeja a lo que significó la conformación del FIT en 2011, que debió unirse para enfrentar las PASO y superar el piso del 1,5%.

"Estamos preocupados por presentar una alternativa. Todo lo que sea el voto al FIT va a ser un claro mensaje a todos los poderosos, al Fondo Monetario Internacional, a los grandes grupos económicos de que acá no se resigna el pueblo trabajador a ser quien pague esta crisis. Va a ser un punto de apoyo para encarar esta situación y lo que se viene. Lo peor está por venir de verdad. Nosotros debemos evitar eso, construir una gran fuerza política y social para que se ponga en movimiento. Esta crisis la tienen que pagar los empresarios y los especuladores", completó del Caño.

Seguí leyendo: