Amado Boudou durante una audiencia judicial (Foto: Matias Baglietto)
Amado Boudou durante una audiencia judicial (Foto: Matias Baglietto)

El ex vicepresidente de la nación Amado Boudou fue enviado este martes a juicio oral y público por la presunta rendición irregular de viáticos en 2010 y 2011, cuando era ministro de Economía.

Fuentes judiciales informaron a Infobae que el juez federal Ariel Lijo dio por cerrada la investigación del caso y envió a juicio oral a Boudou, a su secretario privado Héctor Romano y al ex funcionario Guido Forcieri. Ahora se debe sortear el tribunal oral federal que intervendrá en el caso.

Este es el cuarto caso en el que Boudou es enviado a juicio oral. Por el caso Ciccone fue condenado a cinco años y diez meses y está preso. Y actualmente está siendo juzgado por los papeles falsos del auto Honda -por el que ya fue absuelto pero se ordenó que se haga un nuevo juicio- y por la presunta compra irregular de 19 autos de alta gama para el Ministerio de Economía.

Boudou está acusado de "haber defraudado a la administración pública, mediante la presentación de declaraciones juradas con datos falsos y comprobantes de pago apócrifos". Puntualmente, de haber puesto datos falsos en cuatro expedientes del Ministerio de Economía "a sabiendas de la falsedad de los montos por gastos eventuales consignados, los cuales justificaron con comprobantes falsificados presentados en la rendición de gastos de los expedientes referidos".

Amado Boudou (Manuel Cortina)
Amado Boudou (Manuel Cortina)

Según la acusación, las falsificaciones fueron a cuatro facturas del hotel "BelAmi" de París, en Francia, por 9.395, 6.943,23, 19.937 y 3.863 euros. También por la falsificación de dos facturas por 3.300 y 3.050 euros para el pago de intérpretes. "Ello, con el fin de obtener un beneficio económico directo mediante la defraudación efectuada en perjuicio de la administración pública", señala la elevación a juicio oral.

El juez Lijo no solo envió a juicio a Boudou, sino que también dispuso que se sortee una nueva causa para investigar otros casos de presuntos viáticos falsos.

El fiscal Jorge Di Lello pidió que se investigue si las mismas maniobras de falsificación de viáticos se dieron en viajes realizados a Vietnam, Corea, Emiratos Arabes y distintas provincias del país.

Junto con Boudou serán juzgados Romano y Forcieri, quien era su jefe de Gabinete en el Ministerio de Economía. Forcieri también fue condenado por el caso Ciccone. Recibió una pena de tres años y dos meses de prisión.