Marcelo D’Alessio (Fernando Calzada)
Marcelo D’Alessio (Fernando Calzada)

El Gobierno denunció al falso abogado Marcelo D'Alessio, preso y sospechado de haber integrado una red de espionaje político-judicial dedicada a la extorsión. El encargado de denunciarlo fue la AFIP, al descubrir que el hombre que se presentaba como un agente de la DEA habría dibujado compensaciones fiscales para no pagar impuestos, revelaron a Infobae fuentes del caso.

La denuncia fue presentada el jueves en los tribunales de Avenida Inmigrantes al 1900, de Retiro. El caso quedó en manos del juez en lo penal económico Rafael Caputo. De acuerdo a la denuncia, la entidad que lidera Leandro Cuccioli detectó inconsistencias en las declaraciones de D'Alessio y  comenzó a revisar sus números.

La sospecha surgió en una agencia de verificación, en donde se advirtió que en el caso de D'Alessio  "había una gran cantidad de compensaciones apócrifas de IVA y Ganancias entre 2014 y 2018". Los montos de la evasión no trascendieron porque forman parte del secreto fiscal.

El régimen penal tributario establece que "será reprimido con prisión de tres años y medio a nueve años el obligado que mediante declaraciones engañosas, ocultaciones maliciosas o cualquier otro ardid o engaño, se aprovechare, percibiere o utilizare indebidamente reintegros, recuperos, devoluciones, subsidios o cualquier otro beneficio de naturaleza tributaria nacional, provincial o correspondiente a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires siempre que el monto de lo percibido, aprovechado o utilizado en cualquiera de sus formas supere la suma de $1.500.000 en un ejercicio anual". Los delitos fiscales comunes hablan de una pena de hasta seis años.

Se trata de la tercera denuncia que pone la lupa en los números de D'Alessio, el hombre que fue detenido el 15 de febrero pasado por orden del juez federal de Dolores Alejo Ramos Padilla. 

Tal como informó Infobae en febrero pasado, el juez federal de Lomas de Zamora Federico Villena investiga por lavado de dinero a D'Alessio. La causa se inició a fines de noviembre de 2016 cuando un sobre anónimo exponía que "D'Alessio es un abogado penalista  de Canning, millonario. Hizo su fortuna lavando dinero del narcotráfico y la política", que "dice tener vínculos con jueces federales, la SIDE, la OJOTA y la Secretaria de Seguridad", anda en un Porshe y "tiene una spa, una casa en Miami con helipuerto, un boliche en zona sur y una empresa".

La semana pasada, la diputada Elisa Carrió también decidió denunciarlo en Comodoro Py 2002 por enriquecimiento ilícito, al hacer hincapié en su rol de ex funcionario de Enarsa. En su denuncia, que quedó en manos de la jueza María Servini, apuntó a la figura del ex titular de la AFIP durante el kirchnerismo Ricardo Echegaray por un presunto encubrimiento agravado. "Fue privilegiada la protección que la AFIP le diera a D'Alessio, quien se enriquecía en su paso por la función pública, blanqueando bienes muebles e inmuebles cuyo origen no se explica sino, desde el plano ilegal", aseguró la presentación.

A criterio de la diputada, "ya en el año 2013, el organismo fiscal habría tenido constancias fehacientes de sus desajustes entre declaraciones de impuesto a las ganancias y bienes personales, por montos superiores a los $ 500.000, monto que según la ley penal tributaria, calificaba como delito de evasión; desconociendo si las autoridades del momento, como funcionarios públicos, cumplieron con la carga legal de formular la pertinente denuncia en el fuero penal económico". "De verificarse la evasión y la omisión de denuncia, peticionó se amplíe la presente a quienes otorgaron impunidad. Entre otras maniobras, el denunciado sustrajo de sus declaraciones juradas patrimoniales, inmuebles que le pertenecían", aseveró.