Oscar Aguad
Oscar Aguad

En medio de un clima de fuerte tensión por los cambios en la obra social de los militares (IOSFA), el ministro de Defensa Oscar Aguad decidió pedirle a su segundo en la línea militar, Horacio Chighizola, que de un paso al costado. Pero esa renuncia todavía no se concretó porque el secretario de Estrategia Militar reclama las explicaciones del caso y que lo envíen a un destino concreto.

Fuentes de Defensa aseguraron hoy a Infobae que la decisión de sacar a Chighizola "ya está tomada y responde a un cambio de funciones que no tienen nada que ver con la polémica del IOSFA". Además, afirmaron que Aguad esperará el regreso de Mauricio Macri de Asia para tomar una definición junto al canciller Jorge Faurie.

El secretario de Estrategia y Asuntos Militares se mantiene hasta el momento en su cargo e hizo saber a Aguad su postura. "Sólo habrá una renuncia si existe una explicación de los motivos de esa salida y si salgo por la puerta grande". Esto es,  una salida diplomática en una embajada de un país central. En las últimas horas, el ministro de Defensa le propuso a Chighizola una embajada en un país de América Latina, ofrecimiento que el funcionario rechazó.

Aguad comentó a sus allegados que la salida de su segundo en el área militar no tiene nada que ver con una decisión de la Casa Rosada ni fue una imposición del secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo. Aseguró que la salida de Chighizola tampoco está relacionada con la crisis que se generó en el IOFA, ya que esa obra social ni siquiera es manejada por el secretario de Asuntos Militares.

Según pudo saber Infobae, la pulseada interna entre Aguad y Chighizola viene desde hace tiempo y arrastran diferencias en la toma de decisiones presupuestarias, estrategias de orden militar y prioridades en el manejo de gastos.

Chighizola es un radical, hombre que proviene de la diplomacia y que contó con el apoyo del ex canciller Adalberto Rodríguez Giavarini para llegar a Defensa. Quienes los conocen aseguran que tiene un temperamento muy fuerte, y que es respetado en el ámbito militar. Es por ello que hasta el momento se mantendrá en su postura y está dispuesto a replicar el caso de Juan José Aranguren, que no quiso renunciar como Ministro de Energía  hasta no contar con el pedido concreto de renuncia y las explicaciones de parte del presidente Mauricio Macri.

Este enfrentamiento se suma al conflicto que tomó estado público en las últimas horas ante la dura carta enviada al ministro Aguad por el coronel (R) José Martiniano Duarte, quien cuestionó los manejos en la obra social cuando Aguad planteó la posibilidad de que los militares sean apartados de la conducción del IOSFA. Es más, el interventor, Pedro Barrios, emitió una comunicación interna en la que planteó que la obra social "requiere de competencias específicas que en general no tienen relación con la actividad militar o de seguridad".

Esto derivó en una fuerte disputa interna en las Fuerzas Armadas. El IOSFA tiene más de 600.000 afiliados y los militares no están dispuestos a ser relegados en el manejo de esa entidad.

Incluso se había mencionado la posibilidad que Duarte sea apartado de su cargo docente en el Colegio Militar pero él mismo aclaró: "Nobleza obliga. El jefe del EA (Ejército Argentino) me aseguró que todo fue un mal entendido, un error burocrático. Me pidió que continúe en el cargo de profesor. El general (Claudio) Pasqualini merece todo mi respeto, desde siempre. Es un hombre de bien y de honor. El Ejército nada tuvo que ver con este problema".

 

Seguí leyendo