Fiscal federal Carlos Gonella
Fiscal federal Carlos Gonella

La Cámara Federal confirmó hoy el procesamiento del ex fiscal de la Procelac Carlos Gonella en una causa en donde se lo investiga por abuso de sus funciones y violación de secreto. La Sala II de ese tribunal resolvió avanzar en ese expediente que había sido motorizada por una jueza que investigaba a Lázaro Báez. Gonella había difundido detalles de una investigación en contra de la magistrada por lavado de dinero, en base a la relación que ella mantenía con un empresario acusado por narcotráfico.

"Las pruebas corroboran suficientemente los cargos así entendidos en forma global y sobre la base de la hipótesis del abuso funcional de un fiscal federal que actuó en forma contraria a cuanto sus deberes le exigían", afirmó la Sala I de la Cámara en su resolución.

La semana pasada, la Sala I también había dictado un fallo adverso a Gonella, en donde se lo investiga junto a la ex Procuradora General Alejandra Gils Carbó. Es por su nombramiento al frente de la procuraduría especial de lavado de dinero cuando era un fiscal ad hoc.

Desde la Procelac, Gonella intervino inicialmente en la causa por la ruta del dinero k y orientó el caso hacia Leonardo Fariña y Federico Elaskar, sin imputar a Lázaro Báez.

Hoy, los jueces Martín Irurzun y Leopoldo Bruglia  respaldaron el procesamiento del Gonella por haber actuado en abuso de sus funciones y sin la objetividad que le exigía la ley, con el objeto de perjudicar a la jueza María Gabriela Lanz, quien había intervenido en una investigación del fiscal José María Campagnoli, ordenando la indagatoria de Lázaro Báez, medidas cautelares y procedimientos judiciales.

La difusión del nombre de Lanz se dio "en el contexto de una denuncia de la PROCELAC contra ella por supuesto lavado de dinero, cuyo contenido fue ampliamente difundido en redes sociales y medios gráficos". Los jueces analizaron "la actuación que caracterizó a la actividad de Gonella en esa época (por el que se lo imputó en otras causas), incluido el modo en que fue designado por la entonces Procuradora General y cómo procedió en otro caso (públicamente conocido como "la ruta del dinero K") en que buscó beneficiar a Lázaro Báez", dijo el fallo.

En la página oficial Fiscales.gov.ar y en la red social Twitter, el fiscal dio cuenta de una denuncia que la PROCELAC había hecho contra el empresario español Valentín Temes Coto, condenado por narcotráfico. Allí se ventilaba que estaban siendo investigado por lavado de dinero el entorno familiar del empresario, entre ellos su pareja, la jueza Lanz.

Después de varios llamados a indagatoria y una denuncia penal del fiscal contra el juez Bonadio, finalmente en mayo de 2018 el magistrado procesó a Gonella por violación de secreto. Sin embargo, la Cámara Federal revocó esa decisión.

En diciembre de 2018, Bonadio volvió a procesarlo por violación de secreto y lo sobreseyó por abuso de autoridad. Ahora la Cámara anuló ese sobreseimiento y confirmó el procesamiento por los "hechos indagados".

"Esta Sala ya había planteado como interrogante a responder si Carlos Gonella procedió con la objetividad que le exigía la ley o si, como se alega, lo hizo como parte de una suerte de campaña tendiente a perjudicar la actividad funcional de la magistrada Lanz", escribieron los jueces.

"El escenario actual que presenta la causa muestra el contexto de esa actividad, marcado por circunstancias producidas en tiempos cercanos, previos y posteriores. Aquellas denotan la existencia de sospechas serias en cuanto a la creación de la fiscalía que ocupaba, a su nombramiento y a la intervención que tuvo en pos de favorecer a Lázaro Báez en investigaciones en su contra. Ello debe contrastarse con los extremos que rodearon a la persecución pretendida contra la jueza Lanz –particular trámite de expedientes en la UIF y en la PROCELAC- y con la función que había cumplido dirigiendo una instrucción que avanzaba contra Báez. También con la forma en que el imputado se expresó al respecto y los términos que utilizó al difundir datos sobre la causa penal formada a raíz de su denuncia que, por los motivos que esgrimió, incluyó a la magistrada", se afirmó.

El fallo añadió que "los indicios del caso apuntan en una dirección común que llevan a contestar afirmativamente la pregunta que se planteó" y agregó: "las pruebas corroboran suficientemente los cargos así entendidos en forma global y sobre la base de la hipótesis del abuso funcional de un fiscal federal que actuó en forma contraria a cuanto sus deberes le exigían".