Roberto Curilovic, ex combatiente en la Guerra de Malvinas como piloto de la aviación naval, visitó los estudios de InfobaeTV y fue muy duro con la decisión del Congreso Nacional de citar al embajador argentino en Londres, Carlos Sersale, por un tuit que el funcionario publicó con una nota de este medio haciendo referencia a las "máximas autoridades de las islas" en referencia al gobierno actual.

Elisa Carrió, acompañada por bloques como el peronismo de los gobernadores y el Frente para la Victoria, pidieron citar a Sersale para que aclare qué quiso decir con su publicación, ya que, según los diputados, podría significar un reconocimiento a la soberanía de Gran Bretaña sobre Malvinas en medio de la disputa abierta entre el país europeo y la Argentina. Carrió hasta pidió interpelar al canciller Jorge Faurie.

"Lo conozco al embajador y sé de lo esfuerzos que hizo por llevar adelante el proyecto humanitario de identificación de los caídos, por dar paz a los familiares. El esfuerzo por acercar y relacionar. Si no tendes puentes no se va a llegar a nada. No me sentí agraviado, sino agradecido", comenzó Curilovic su defensa sobre Sersale.

Roberto Curilovic en Malvinas
Roberto Curilovic en Malvinas

Y sentenció: "No se puede estar tratando de desmerecer todo el esfuerzo y todo lo que se logró simplemente porque se puso un término u otro. No afecta la soberanía. Es mi posición, no desde Cancillería o desde la política. Lo tomo como oportunismo político estos cuestionamientos y es lo que más me duele. Se está lastimando esa relación y va repercutir lamentablemente sobre la posibilidad de nuevas visitas, familiares y demás. La guerra no sirvió para nada, no mancillemos ahora la paz". 

Asimismo, el héroe de guerra destacó el trabajo que se realizó gracias a la intervención del empresario Eduardo Eurnekian, artífice del histórico viaje de los familiares de los soldados identificados al Cementerio de Darwin: "Haber colaborado con los familiares para que puedan tener un lugar donde honrar a sus caídos es producto de colaboración. Una colaboración de embajadores británicos, de la comisión de familiares y naturalmente del peso de alguien que se puso al hombro esta misión, que es Eduardo Eurnekian".

Sobre este punto, puntualizó: "El hecho de que haya sido por iniciativa privada es único en el mundo. Siempre es a través de gobiernos y acá no fue así. Por eso creo que se logró, sino tenes muchos tiempos y esperas. Son 36 años lo que esperaron esas madres y es demasiado".

A pesar de la actitud que tomó el Congreso argentino sobre Sersale, para Curilovic "no está en peligro" el avance en las tareas de colaboración con el Reino Unido, pero es una postura que "incomoda".

"Eduardo llevó al primer embajador que lo contactó para hacer el proyecto, el británico Christopher. Él no había visto el cementerio terminado. Vino Mark Kent. Realmente se revivieron muchas sensaciones cuando veías ese día que hicimos un vuelo con dos aviones y 250 familiares. Cuando veías esos ojos húmedos por el dolor de esas madres que te agarraban las manos y te decían 'gracias'. Fijate la ironía. Todos nosotros, incluidos periodistas y políticos, deberíamos decirles gracias a ellas, que han entregado lo más que tenían", resaltó el ex piloto, dejando en claro que el trabajo realizado trasciende fronteras.

El ex combatiente estuvo en los estudios de InfobaeTV (Joaquín Pedroso)
El ex combatiente estuvo en los estudios de InfobaeTV (Joaquín Pedroso)

Para remarcar esto, brindó un dato insoslayable, que es la cantidad de caídos reconocidos: "Sé del esfuerzo que se hizo por tratar de hacer las cosas bien. Un punto importante es que en las primeras visitas teníamos 121 placas donde decía 'soldado argentino sólo conocido por Dios'. Con estos trabajos ya hay 106 reconocidos que pudieron poner una flor en un lugar real donde tenían la tumba de su ser querido. Las caras terminan siendo de satisfacción".

En el final, Curilovic ratificó su posición y sumó a todos los que colaboraron con el proyecto: "Es oportunismo. No lo acepto yo ni los veteranos ni la comisión de familiares. Les cuesta a todos hablar, capaz no tienen los espacios que merecen, pero serían coincidentes con lo que digo. Pido que no se destruya lo que se está tratando de avanzar y construir. Fueron años de esfuerzo".

La entrevista completa