Sergio Todisco, este lunes en Comodoro Py (Foto: Adrián Escandar)
Sergio Todisco, este lunes en Comodoro Py (Foto: Adrián Escandar)

Sergio Todisco, presunto testaferro de Daniel Muñoz, ex secretario privado de Néstor Kircher, pidió convertirse en un nuevo arrepentido en la causa de los cuadernos de la corrupción. Declaró durante horas antes el fiscal Carlos Stornelli pero no trascendió qué dijo.

Según revelaron a Infobae fuentes del caso, Todisco fue trasladado esta mañana a los tribunales de Comodoro 2002 para ser indagado en el caso en donde la ex presidente Cristina Kirchner fue procesada como jefa de una asociación ilícita, de la que participaron ex funcionarios y empresarios.

Su ex mujer Elizabeth Ortiz Municoy también está detenida en esta causa. Se cree que ambos fueron testaferros del matrimonio Muñoz y Carolina Pochetti, quien aún permanece prófuga.

Todisco fue llevado ante el juez Claudio Bonadio y allí se enteró de los cargos que se le imputaban: haber formado parte de la banda que funcionó haciendo negocios con el Ministerio de Planificación entre 2003 y 2015.

Enterado de la imputación, Todisco pidió ser trasladado al quinto piso para tener una audiencia con el fiscal Carlos Stornelli, con la intención de convertirse en imputado-colaborador.

Minutos después de las 14:30, Todisco ingresó al despacho de Stornelli y declaró sobre su vinculación con Daniel Muñoz, indicaron a Infobae fuentes judiciales. Ahora, los fiscales Stornelli y Carlos Rívolo deberán evaluar si el aporte realizado es sustancial para la investigación como para proponerlo en la lista de arrepentidos.