Luego de que el juez Claudio Bonadio dictara el procesamiento para Cristina Kirchner, decenas de empresarios y ex funcionarios por considerarlos parte de una asociación ilícita dedicada el cobro de coimas, el fiscal Carlos Stornelli repasó los principales aspectos del expediente y consideró: "Hay una enorme tarea por delante, creo que hay mucha gente más que está deseosa de venir a la fiscalía a hacer un aporte a la verdad".

"El juez consideró, en sintonía con la hipótesis inicial, que existía una asociación con un mecanismo de recaudación en el cual había personas con diferentes roles", explicó Stornelli.

Y agregó: "Hay una serie de pruebas que es abundante, un cuadro probatorio que todos vamos a analizar o evaluar de acuerdo con las convicciones de cada uno". 

Stornelli remarcó que el circuito de la corrupción funcionó de manera distinta según la época. Y recordó que a partir de los cuadernos de Oscar Centeno, ex chofer de Roberto Baratta, número dos de Julio De Vido en Planificación se inició un trabajo para corroborar la información.

Oscar Centeno
Oscar Centeno

Respecto a los lugares de acopio de dinero, señaló que hubo menciones a la Quinta de Olivos y la Casa Rosada, así como también entregas en la vía pública "pasando de auto a auto".

Consultado sobre los motivos que llevaron a empresarios y ex funcionarios a declarar como arrepentidos, el fiscal explicó: "Puede haber cuestiones que tengan que ver con despecho, temores que tengan que ver con las contingencias de la causa. Recuerdo un arrepentido que frente al juez dijo que no solo estaba tratando de mejorar su situación procesal, sino que esperaba que todo eso cambiara".

En este marco, dijo que el ex secretario de Obras Públicas, José López, "es tal vez de los que fueron a la fiscalía el más parco para expresar sentimientos". "Él explicó por qué no había hablado y dio toda una explicación de sucesos que serán en muchos casos materia de investigación sorbe por qué sentía temor", añadió en una entrevista que concedió a TN.

Maximiliano Luna
Maximiliano Luna

Stornelli reiteró que los testimonios más relevantes para la causa fueron el de Centeno y los de los primeros que lo sucedieron, porque "corroboraron que los pagos que mencionaba en los cuadernos habían sido reales". "Eso le permitió al juez comprender que estábamos frente a una prueba de una magnitud importante y permitió darle veracidad a muchas más cosas", señaló. Entre las declaraciones de mayor peso, destacó las de Ernesto Clarens, Juan Chediack, Carlos Wagner y José López. 

El funcionario judicial indicó que Clarens "hizo un aporte interesante y dio material importante para seguir trabajando". "Va a haber mucho trabajo sobre lo que declaró y es posible que derive en alguna convocatoria", especuló.

Consultado sobre el destino del dinero que se recolectó según la investigación, Stornelli respondió que hay fondos "que han sido detectados en propiedades, obras de arte, efectivo y otros en el exterior". "Creemos que puede haber más sorpresas o más hallazgos, pero que tienen que ver con líneas de investigación que están abiertas", explicó. "Es posible que todavía haya mucho para encontrar, no es que todo lo producido de esto está guardado en alguna bóveda, no creo que sea así", opinó.