Néstor Lazarte se encuentra detenido en el penal de Ezeiza (Gustavo Gavotti)
Néstor Lazarte se encuentra detenido en el penal de Ezeiza (Gustavo Gavotti)

El ex secretario de Roberto Baratta en el ministerio de Planificación, Nelson Lazarte, declaró este jueves ante el juez Claudio Bonadio y el fiscal Carlos Stornelli en la nueva indagatoria que le tomaron en la causa que se inició a partir de las anotaciones del chofer Oscar Centeno.

Lazarte negó los hechos y explicó que entre 2003 y 2008 -uno de los períodos de la investigación-, no trabajaba con Baratta.

El ex secretario, a cuya declaración accedió Infobae a través de fuentes judiciales, dijo ante el juez: "Quiero negar los hechos del 2003 al 2008, es totalmente falso porque yo no trabajaba en la secretaría privada de Roberto Baratta. Y también niego los hechos posteriores".

En la anotaciones de Centeno, Lazarte aparecía acompañando a Baratta en las recorridas para juntar dinero de coimas. En algunos casos se lo sindicó como quien cargaba los bolsos en el auto.

Los cuadernos de las coimas K
Los cuadernos de las coimas K

"Yo no vi nada de esos montos millonarios que se mencionan, y lo demuestra mi patrimonio y mi condición de vida. Vivo a tres cuadras de una villa de emergencia. Al momento del allanamiento no me secuestraron obras de arte, ni dólares, ni autos de alta gama. Eso demuestra mi condición de vida que es humilde", afirmó durante la declaración.

Para explicar sus orígenes, Lazarte relató cómo fue su ingreso al ministerio de Planificación en los primeros meses del gobierno de Néstor Kirchner: "Quiero hacer un relato-dijo Lazarte- de cómo llegué a trabajar en el ministerio: a fines del mes de julio de 2003 yo vivía en Villa La Rana, San Martín y trabajaba con un maestro mayor de obra en la construcción. Ganaba bien pero el trabajo era muy pesado y no tenía obra social ni para mis hijos ni para mi esposa".

En la misma línea, expresó: "En esos mismos días me entero que estaba el presidente Kirchner en un centro de jubilados cerca de casa y se me da por escribir una carta pidiéndole trabajo. Fue así que se comunicaron conmigo y al otro día me citaron en la Casa de Gobierno. Ahí me derivaron al ministerio de Planificación donde me entiende uno de los secretarios, quién era uno de los hijos de (Julio) De Vido, y me toma la entrevista Baratta. De ahí me mandó a trabajar a la mesa de Entradas General del ministerio como cadete/auxiliar administrativo. Trabajaba recibiendo expedientes y correspondencia".

Roberto Baratta (foto Gustavo Gavotti)
Roberto Baratta (foto Gustavo Gavotti)

Lazarte explicó cómo luego terminó trabajando con Baratta: "Como no tenía estudios, empecé a cursar la secundaria. Más o menos en 2008 termine la secundaria y Baratta me ofreció trabajar en la secretaría privada de Coordinación, donde también hacía de cadete y atendía los teléfonos".

Sobre la acusación en su contra dijo que "entre 2003 y 2008 no tuve contacto con ninguna de las personas mencionadas, y a partir de 2008 tuve contacto más directo con Roberto Baratta". Y agregó: "Mi relación con Baratta siempre fue de empleado a jefe. Acataba todas las órdenes que él me daba por miedo a perder mi trabajo porque ya me había endeudado con un crédito personal y un crédito hipotecario sobre la casa donde me detuvieron, y donde realizaron el allanamiento. Quiero aclarar que el crédito y crédito hipotecario no me lo consiguió Baratta ni ningún funcionario. Yo no me beneficié, ni me enriquecí, ni extorsioné a nadie".

El ex secretario de Baratta declaró: "Nunca hablé de montos con ningún empresario ni funcionario. Tampoco participé de una reunión con nadie, siempre me quedaba afuera". Además, hizo una referencia a Centeno. "Era una persona muy conflictiva y el último tiempo lo veía a discutir mucho con Baratta, hasta el punto que se gritaban", aseguró.

Lazarte declaró esta mañana en los tribunales de Comodoro Py y volvió a la cárcel de Ezeiza, donde están alojados otros ex funcionarios del gobierno kirchnerista.

 

Seguí leyendo