Marcos Peña había escuchado las 17 preguntas del bloque del Frente Para la Victoria (FPV), reproches por la situación económica, el recorte de programas, el acuerdo con el FMI y el caso de los aportes truchos en la campaña bonaerense del año pasado cuando el debate entró en su etapa más áspera.

"Entiendo que es un día difícil, pero no se ponga nervioso, (Rodolfo) Tailhlade", le contestó el jefe de Gabinete al diputado K en medio de una lluvia de gritos de la bancada opositora y mientras Peña intentaba responder a Leopoldo Moreau, que había acusado al Gobierno de utilizar bases de datos en las campañas electorales.

La respuesta del ministro coordinador, que desde el mediodía de este miércoles brinda el informe 112 en la Cámara baja, aludió a la mega investigación por supuestas coimas de la obra pública llevada adelante por el juez Claudio Bonadio y el fiscal Carlos Stornelli y que sorprendió esta madrugada con una serie de detenciones a ex funcionarios y empresarios, y por la que fue citada a indagatoria la ex presidente Cristina Kirchner, entre otros.

"No se pueden utilizar recursos públicos con fines electorales, eso lo hicieron ustedes", se cruzó Peña con Moreau. El ministro recurrió a una nota del periodista Horacio Verbitsky en la que escribió que asesoraba al general del Ejército José Teófilo Goyret, lo que despertó la ira del bloque K. Moreau había utilizado una frase de una publicación de Marcelo Bonelli.

Marcos Peña, este miércoles en Diputados (Foto: Maximiliano Luna)
Marcos Peña, este miércoles en Diputados (Foto: Maximiliano Luna)

Peña aprovechó sus respuestas para defender a María Eugenia Vidal por el caso de los aportes truchos. "Ustedes no pueden explicar sus campañas", les gritó, e hizo mención al "financiamiento de personas vinculadas al narcotrafico" en la campaña K del 2007.

El jefe de Gabinete había realizado durante 34 minutos una defensa de la gestión de Mauricio Macri durante su mensaje introductorio. "Estamos orgullosos de que la obra pública ya no es sinónimo de corrupción", dijo con vehemencia mientras lo tapaban los aplausos del bloque oficial.

Otra referencia al escándalo de las supuestas coimas de la obra pública. Carlos Castagnetto, uno de los más efusivos mientras Peña contestaba, se reía a los gritos: "Andá a arreglar Télam, (Hernán) Lombardi", en alusión al conflicto en la agencia estatal. El ministro es uno de los que acompañan a Peña junto a Fernando Sánchez, Mario Quintana y Jorge Grecco, entre otros.

"¡Decí algo coherente, una vez!", insistió Castagnetto. "¡Faltan explicar las 50 lucas!", volvió a gritar en relación a uno de los supuestos aportes falsos a la campaña de Vidal.

Y la investigación por las supuestas coimas de la obra pública se volvió a filtrar en el debate, más que áspero a esa altura: "¡Y los 150 palos de (Oscar Bernardo) Centeno!", vociferó Guillermo Montenegro con voz potente desde la otra ala del recinto, en referencia al ex chofer de Roberto Baratta, preso ayer, que escribió en cuadernos la eventual ruta de las coimas K.

 
Agustín Rossi se agarra la cabeza. Máximo Kirchner habla con Mayra Mendoza (Foto: Maximiliano Luna)
Agustín Rossi se agarra la cabeza. Máximo Kirchner habla con Mayra Mendoza (Foto: Maximiliano Luna)
Leopoldo Moreau se cruzó con Marcos Peña (Foto: Maximiliano Luna)
Leopoldo Moreau se cruzó con Marcos Peña (Foto: Maximiliano Luna)