Alí Akbar Velayati, acusado de participar en el atentado a la AMIA
Alí Akbar Velayati, acusado de participar en el atentado a la AMIA

El ex canciller iraní, Alí Akbar Velayati, acusado por su participación en el atentado a la AMIA y con pedido de captura internacional, despegaba este mediodía de Rusia rumbo a China y la justicia argentina se quedó así sin posibilidad alguna de detenerlo.

Según confiaron a Infobae fuentes calificadas de la Cancillería, las autoridades rusas no dieron respuesta alguna al pedido de exhorto que envió el juez Rodolfo Canicoba Corral para solicitar la detención y extradición de Velayati. Así, el asesor del ayatola iraní abandonaba Moscú y se dirigía a China donde habrá menos posibilidades de detenerlo que en Rusia ya que la Argentina no tiene con Beijing un tratado de extradición.

El embajador argentino en China, Diego Guelar, presentó anoche en la Cancillería china el pedido de detención preventiva con fines de extradición del ex canciller iraní para someterlo a proceso en nuestro país por el atentado a la AMIA, en 1994, que causó la muerte de 85 personas y cientos de heridos.

Sin embargo, el propio Guelar expresó a Infobae en tono pesimista: "En el caso de China no tenemos tratado de extradición y este señor [por Velayati] está protegido por su status diplomático que impedirá detenerlo", dijo.

A la vez, el embajador argentino en China sostuvo que "nosotros tenemos la obligación de seguir marcándole la cancha, vaya donde vaya. Él tiene que saber que no nos olvidamos del horrible crimen por el que está imputado. En algún momento cometerá un error o un descuido y allí tendremos que estar nosotros listos para hacerlo detener" .

Con Putin en Moscú. El gobierno ruso nunca respondió el pedido de detención y extradición de la justicia argentina
Con Putin en Moscú. El gobierno ruso nunca respondió el pedido de detención y extradición de la justicia argentina

Desde el Palacio San Martín confirmaron que Rusia no dio respuesta alguna al pedido de detención y extradición librado por el juez Canicoba Corral y esta mañana, tras reunirse con el presidente Vladimir Putin, Veyalati partió tranquilo de Moscú rumbo a China sin ser detenido.

Ahora la Argentina evalúa la posibilidad de presentar una queja ante Rusia por no haber actuado en función del reclamo de captura internacional librado por el juez que investiga la causa AMIA.

Velayati está acusado de participar en el atentado a la AMIA y se reunió con Putin para pedir apoyo de Rusia en el acuerdo de desarme nuclear al que suscribió Teherán y que Estados Unidos abandonó.

En declaraciones a la agencia iraní IRNA, Velayati explicó los logros de su visita a Rusia y destacó el mensaje "estratégico e importante" de Irán, así como el del presidente Hassan Rohani al presidente Putin. También mencionó que las largas conversaciones con el mandatario ruso suponen "un punto de inflexión respecto a la cooperación mutua".

La agencia IRNA dijo que Velayati calificó sus conversaciones con Putin como "decisivas" y destacó que "Rusia e Irán acordaron unirse contra las presiones de Estados Unidos y sus aliados en la región, así como frente a ciertos países occidentales y regionales".

Ahora el ex canciller iraní pedirá en China un respaldo similar al que obtuvo en Rusia. Llegará esta tarde a Beijing y permanecerá allí por 24 horas. Pero no correrá peligro alguno de detención o extradición ya que entre la Argentina y China no hay tratado válido hasta el momento. Cualquier reclamo o pedido de exhorto que haya enviado la justicia argentina a China será en vano.

SEGUÍ LEYENDO: