María Eugenia Vidal, Macri y Rodríguez Larreta en un acto en La Plata en junio de 2017
María Eugenia Vidal, Macri y Rodríguez Larreta en un acto en La Plata en junio de 2017

Una, en la histórica Casa de Gobierno en la calle 6, en el centro de La Plata. El otro, en la nueva sede de la calle Uspallata, en el barrio de Parque Patricios. María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta realizan en la misma mañana de miércoles anuncios en paralelo de beneficios para la clase media, el electorado de Cambiemos más decepcionado por la abrupta salida del gradualismo.

En el caso de la provincia de Buenos Aires, se trata de un beneficio del 50% de ahorro en la "compra en supermercados para los clientes del Banco Provincia, que estará disponible a partir del 18 de julio y tendrá vigencia el tercer y cuarto miércoles de cada mes en un total de 239 sucursales de supermercados adheridos de toda la Provincia y la Ciudad de Buenos Aires", según se adelantó en un comunicado de prensa.

En el caso del gobierno porteño, se presentarán los nuevos planes de compra y alquiler con el objetivo de "acercar facilidades para obtener la casa propia, como así también agilizar y reducir los requisitos al momento de emprender un alquiler en la Ciudad". Además, se adelantó, se presentará el programa "Crédito Mujer", que otorgará un subsidio de $50.000 para mujeres a cargo de hogares sin cónyuge.

Los anuncios en paralelo que se realizan en la mañana de hoy en los distritos más importantes gobernados por Cambiemos fueron coordinados con el gobierno nacional el viernes de la semana pasada, cuando en Olivos Vidal y Rodríguez Larreta se reunieron con el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y los ministros de Hacienda y Finanzas, Nicolás Dujovne, y de Interior, Rogelio Frigerio, para analizar el traspaso de Edenor y Edesur a las órbitas provinciales, tal como lo reclaman los gobernadores peronistas.

Rodríguez Larreta junto a Macri y Vidal (Télam)
Rodríguez Larreta junto a Macri y Vidal (Télam)

Trascendió que los mandatarios del PRO reclamaron una ventana para poder instalar una agenda positiva para el electorado de Cambiemos durante la mañana del miércoles, por eso el Presidente no tiene ninguna actividad destacada. Lo que se busca es que en la discusión pública "se haga foco en estas medidas".

La coordinación de estos anuncios  parece una reacción del oficialismo a la caída en las encuestas que sucedió a la "tormenta" cambiaria, un intento de salir al debate público con un paquete de buenas noticias después del shock de incertidumbre, y buscando capear la temida recesión de los próximos meses, hasta la recuperación del crecimiento que -se espera- volverá a fin de año.

Seguí leyendo