La diputada kirchnerista Mayra Mendoza renovó sus críticas a la gestión de Cambiemos, de manera puntual el rumbo de las políticas económicas, y afirmó que "la única posibilidad de que la Argentina vuelva a ser un país serio, que frene la toma de deuda, es con una expresión que surja desde los gobiernos de Néstor y Cristina digamos".

En este sentido, planteó: "Cuando vas a cualquier lugar, lo plantea la gente; quieren volver a vivir como vivían antes. Y ese antes reciente, fueron los gobiernos de Cristina. Yo no sé quién va a ser el candidato, lo que estoy segura que va a ser desde la fuerza política de Cristina, la posibilidad de ganarle a este modelo de país de Mauricio Macri".

La diputada, en declaraciones al programa Sobremesa de FM Milenium, fue muy crítica con Elisa Carrió, y aseguró que "le hace daño a la democracia". "A mí me da vergüenza ajena. No va nunca a las comisiones. No trabaja. Va al recinto media hora, grita, hace un show y se va. La solución que plantea Carrió de dejar propinas me parece propio de una mujer con completa impunidad al hablar y completamente abstraída de la realidad", analizó.

En tanto, también manifestó sus diferencias con el jefe del peronismo en el Senado, Miguel Ángel Pichetto. "La verdad que nosotros no tenemos leyes de las cuales avergonzarnos durante nuestros gobiernos. Yo creo que Pichetto, recuperando su capacidad de pensar y, también entrecomillas, apoyando leyes como el endeudamiento y el pago a los fondos buitres, tiene en algún momento hasta que pedirle disculpas al pueblo argentino por lo que le generás. Sí la participación en nuestro gobierno como jefe de bancada en el Senado lo incomodaba creo que lo tiene que incomodar mucho más votar leyes a Macri, a este gobierno".

Por último, Mendoza destacó a Máximo Kirchner como un posible candidato a disputarle  poder el macrismo. "Conozco su capacidad, sé que es un cuadro político muy formado, muy interesante, conozco su forma de vida, lo conozco como persona", dijo.

Y amplió: "Máximo no salió de vacaciones al exterior del país en los 12 años del gobierno de Cristina y lo único que tenían para decirle era que jugaba a la play, cosas absurdas que me parece que hablan de querer decir algo de alguien que no tiene nada para decir".

SEGUÍ LEYENDO