Alejandro Finocchiaro hizo declaraciones al encabezar este lunes el acto de inauguración de las obras de refacción y ampliación del Jardín Comunitario "Jesús de Belén", ubicado en la localidad de Virrey del Pino del distrito de La Matanza, obra financiada por el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación.

El ministro de Educación expresó: "Amo la profesión docente porque lo soy. Creo que es una de las profesiones más lindas y más hermosas del mundo. Pero tengo especial sensibilidad y cariño hacia dos tipos de docentes: los de educación especial y las maestras de jardín de infantes, porque ponen el cuerpo. Están ahí y están siempre".

"Cada vez que se abre una escuela el país crece, cada vez que se abre una escuela el país es mucho más grande. Hoy aquí, en Virrey del Pino, todos ustedes están haciendo que el país sea más grande", concluyó el funcionario.

El titular de la cartera educativa nacional manifestó que el trabajo realizado en la institución "es un ejemplo de cómo se puede trabajar articuladamente entre el Gobierno, la sociedad civil y el sector privado, y obtener buenos resultados".

La Fundación Ciudadanos del Mundo contribuyó con los aspectos administrativos de la obra, así como con la implementación del sistema pedagógico Emilia Reggio, modalidad que regirá la enseñanza en el jardín.

El presidente de la Fundación, Norberto Emmerich –que también participó de la inauguración junto a la directora del establecimiento, Estela Fernández– manifestó: "Esperemos que siendo niños de primera infancia puedan, a partir de aquí con el esfuerzo de todos, tener perspectivas de una mejor vida, para un mejor desarrollo personal y para que podamos tener en la Argentina y en La Matanza buenos ciudadanos".

SEGUÍ LEYENDO