El periodista Víctor Hugo Morales rechazó haber tenido vínculos con las dictaduras argentina y uruguaya a finales de los 70 y a principios de la década de los 80. En comunicación con Infobae, el relator de fútbol aportó una serie de archivos como respuesta a la información publicada en el libro Relato oculto: las desmemorias de Víctor Hugo Morales, replicada el domingo por este medio.

En esa obra, firmada por los periodistas uruguayos Luciano Álvarez y Leonardo Haberkorn, se realiza un racconto de diferentes hechos en la vida de Morales que probarían su buena relación con los gobiernos de facto (ver nota).

"La simpleza y elocuencia de estos archivos quizás puedan reparar el daño causado. Son registros de la propia dictadura sobre mi persona, que me entregó hace pocos años el actual ministro del Interior del gobierno de Tabaré Vázquez, Eduardo Bonomi", precisó Morales. Parte de esos archivos se reproducen a continuación:

Para fundamentar su posición, el periodista que recientemente fue desvinculado del canal de noticias C5N recordó que durante la dictadura estuvo "prohibido" por una decisión de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) y fue detenido durante un mes en el año 1980 por una pelea en un partido de fútbol 5.  "Nada de esto podría haber sucedido con el tipo más popular de entonces si hubiese tenido alguna relación como se me atribuye", aseguró.

Y continuó: "El seguimiento que me realizaron durante esos años, la mirada sobre mi persona y las actitudes que se denuncian en los archivos son mi manera de responder".

El periodista se adjudicó además "un mérito incuestionable", una serie de hechos de "clara desobediencia" a los gobernantes de ambos países. Recordó, por ejemplo, que hizo campaña por los juegos del comunismo en 1980, visitó a disidentes políticos y empleó a un ex integrante del Movimiento de Liberación Nacional (guerrilla de izquierda conocida, popularmente, como tupamaros).

"Cuando se gestionó mi pedido de los archivos, pensé que la infamia había terminado. Sin embargo, la información no llega a la gente de la misma manera, y siempre tengo que luchar contra algo que naturalmente me duele por injusto", completó.