La movilización fue contundente: miles de personas salieron a las calles para reclamar un cambio de rumbo en la política económica del Gobierno. Arriba del escenario, ubicado frente al Ministerio de Producción, los secretarios generales de la CGT, Juan Carlos Schmid, Carlos Acuña y Héctor Daer, advirtieron nuevamenete con la convocatoria de un paro general, pero no le pusieron una fecha. Luego de los discursos, los ánimos se caldearon.

"Paro general, paro general", "pongan la fecha" y "traidores", fueron los principales reclamos, y los gritos derivaron en incidentes cuando un grupo de personas quiso agredir a los integrantes del triunvirato de la CGT y a fuerza de empujones y golpes se subió al escenario para quedarse con un botín: el atril que utilizaron Daer, Schmid y Acuña para realizar sus discursos.

Lo vandalizaron, le dibujaron con cinta una cruz de papel, le saltaron arriba y, finalmente, quedó destruido. "Rompieron un atril histórico que tiene la CGT. Hubo grandes personalidades que hablaron desde ahí, incluido Juan Domingo Perón", recordó uno de los secretario generales de la central obrera, Héctor Daer, en diálogo con radio Mitre. 

LEA MÁS