El juicio contra Milagro Sala llegará a su fin este miércoles. El Tribunal Oral Federal de Jujuy (TOF) dará a conocer la sentencia del juicio oral contra la líder de la Tupac Amaru y otros dirigentes sociales por las agresiones sufridas por el actual gobernador de esa provincia, Gerardo Morales.

En el día de ayer, el Tribunal Oral Federal de Jujuy (TOF) escuchó la declaración de ocho testigos en la tercera audiencia del juicio contra la detenida activista y otros dos imputados de la Red de Organizaciones Sociales de la provincia, por el escrache al gobernador Gerardo Morales ocurrido en 2009.

Tras ese encuentro, que se extendió hasta las 21 horas, se programó para este miércoles cerrar la etapa de testimoniales con la declaración de tres testigos que si bien se pretendía citar para la jornada no comparecieron por distintos motivos. Tras esas declaraciones se prevén los alegatos y la sentencia.

Entre los citados se encontraron Oscar Fernández, Josefina Agustoni, Albertina Rios, Analía Melián, Silvia Castells y Cecilia Flores, todos testigos presenciales del episodio y vinculados de alguna forma con la organización del evento, en el Consejo de Ciencias Económicas de Jujuy, adonde fue escrachado Morales previo a que diserte junto a otros funcionarios.

También se encontró José Yapura, periodista del diario local el Pregón, quien se aprestaba a dar cobertura de la jornada; y Julio Basualdo, gerente general de la agencia oficial de Fiat en Jujuy, citado para hablar de los mecanismos de funcionamiento de la concesionaria, pero que no reveló vínculos con la Organización que lidera Sala.

Los testigos coincidieron en que ese día un grupo de personas arrojaron distintos elementos y causaron destrozos

Los testigos, en la misma línea que los relatos ya escuchados en las anteriores audiencias, coincidieron en su mayoría en sostener que el escrache lo inició "un grupo de personas" que arrojaron "huevos, papeles, rompieron vidrios del ingreso al edificio", e hicieron volar "sillas" y "piedras".

En el caso de Oscar Fernández, quien era asesor del Instituto de Políticas Públicas de Jujuy – vinculado con la organización del evento al que se encontraba asistiendo Morales- detalló que tras el escrache vio que "en la puerta había cuatro camionetas iguales en las que se fueron el grupo personas", lo cual daba cuenta de cierta "premeditación".

También señaló que él mismo fue hasta la seccional de policía, ubicada a media cuadra, a dar aviso de la situación y que en el lugar, en principio, "no había nadie" lo que, según marcó, fue una señal de que "dejaron libre la seccional".

Sobre la presencia de los imputados durante el escrache, la mayoría reconoció a Graciela López, la segunda de los tres imputados, en tanto no pudieron precisar si Ramón Gustavo Salvatierra, el tercer acusado, se encontraba efectivamente en el momento del escrache.

López fue señalada como la encargada de dirigir todo el episodio. Según coincidieron tres testigos, se encontraba en el lugar antes de que llegue el entonces senador nacional, "nerviosa", "con un celular en la mano como haciendo llamadas", "dando indicaciones".

También sostuvieron que se trató de una "discusión" en la que el grupo de personas, además de arrojar cosas, le profería insultos de distinta índole a Morales, entre ellos "son unos delincuentes" y frases como "nos querés sacar los fondos de las cooperativas".

Señalaron, además, que escuchar a Morales responder acusando, "a ustedes los manda Milagro Sala".

Por otra parte, todos los testigos afirmaron no haber visto a Sala ni a nada vinculado con la Tupac Amaru.

Para este miércoles, el TOF decidió culminar desde las 16 horas con la etapa de testimoniales, en la que se prevé que declaren el diputado provincial y dueño del Diario El Tribuno, Rubén Rivarola; el fotógrafo del mencionado diario, Juan Fernández; y Jorge Gronda, quien fue testigo presencial de los hechos.

Posteriormente, se prevén los alegatos para finalmente llegarse a escuchar, en la misma jornada, el veredicto final.

La sede del Consejo Profesional de Ciencias Económicas de Jujuy fue el lugar en el que ocurrieron los hechos denunciados por Morales. Allí asistió el actual gobernador acompañado por el entonces presidente de la Auditoría General de la Nación, Leandro Despouy, para dar una conferencia referida al control de fondos públicos que se destina a las organizaciones sociales, y fueron agredidos con huevos.

Sala se encuentra detenida desde enero pasado en el penal de mujeres de Alto Comedero por cargos de asociación ilícita y malversación de fondos públicos, y llega a este juicio como presunta instigadora del ataque a Morales junto a dos dirigentes de la Red de Organizaciones Sociales, Graciela López y Ramón Gustavo Salvatierra, imputados por "presuntas amenazas coactivas y daño agravado".

Con información de Agencia Télam