El presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, y el neurocientífico Facundo Manes dialogaron sobre la necesidad de reforzar las instituciones, apostar al conocimiento y pensar en el largo plazo en el marco del ciclo "Diálogos interdisciplinarios", en el que titular del máximo tribunal dialoga con referentes de distintos sectores de la comunidad.

En su presentanción, Lorenzetti se refirió al "sesgo cognitivo" que existe en la Argentina: "nosotros interpretamos la ley como un consejo, que se puede cumplir o no de acuerdo a las circunstancias. Si no nos conviene, la dejamos de lado. Y esto lo hacen desde las más altas esferas del Gobierno hasta el ciudadano común que está apurado y no ve mal pasar en rojo porque está apurado".

En ese marco, sostuvo que "las instituciones cumplen el rol de dar seguridad, estabilidad", pero advirtió que en la Argentina "hemos tenido mucho cambio e inestabilidad", lo que lleva a "la ausencia de instituciones y el cambio permanente".

Al respecto, Manes explicó que la falta de certezas y estabilidad genera miedo e inseguridad. "El miedo paraliza, hace no pensar el futuro, sólo puede pensar el presente. Una sociedad con miedo sólo piensa en el presente, no puede proyectar", añadió. En ese marco, retomó la idea de "sesgos cognitivos" que había esbozado Lorenzetti: "El cerebro es un órgano de aprendizaje, pero ante mismas situaciones no gasta energía, usa atajos mentales de experiencias previas, memorias previas y emociones previas creando esquemas mentales o sesgos". Por ello, "desde el punto de vista conductual las instituciones cumplen un rol importantísimo".

Manes hizo referencia a la "conducta natural un poco egoísta" que tenemos los humanos, que en tanto especie intentamos huir del peligro. Así, "no es que el cerebro argentino sea más corrupto que el cerebro dinamarqués"; sin embargo, lo que sí cambia, es "la mirada del otro", "la sanción social". "Somos buenos en lo que vemos pero nos cuesta trabajar por lo que no vemos: las próximas generaciones o los que sufren y no los vemos. Ahí las instituciones son importantes para organizarnos como sociedad", dijo el neurocientífico.

A su turno, Lorenzetti dijo que "tendríamos que hacer un monumento al ciudadano común que ha sabido adaptarse", aunque advirtió que "la mejor manera de preservar las conductas que no son moralmente aceptables es 'la vidriera', que estén a la vista de todos". "La Argentina tiene una gran tradición en instituciones oscuras, opacas, el gran cambio está ahí", afirmó.

En contraposición, Manes destacó que "los países que se han desarrollado, que son más inclusivos, lo son por las instituciones fuertes, las políticas de estado y el bien común", y recordó un experimento llamado "el juego del bien común", con el que se comprobó que "las conductas mezquinas, individualistas, tóxicas, no pensando en el bien común, terminan infectando al resto". "Eso es lo que evita las instituciones", dijo y concluyó: "Evolutivamente tendemos a querer recursos para nuestras familias y los nuestros. Las instituciones preservan el bien común y además generan políticas de Estado"

En ese punto, Lorenzetti marcó la necesidad de "tener ámbitos para planificar el futuro". "Si vemos los temas del pasado, hace muchos años que discutimos lo mismo: inseguridad, inflación… No puede ser que los problemas se trasladen de década en década. Lo que se trata es la superficie pero no la matriz por la que se producen".

Para Manes, en el pasado "tuvimos proyectos a largo plazo: la independencia, la construcción de la república, la inclusión social, la democracia", pero se preguntó: "¿Y ahora cuál debería ser el clima de época nuevo?". Para responder, coincidió con Lorenzetti en que se trata de "el conocimiento". "La educación es un pilar, pero también cuidar el capital mental -la pobreza genera un impuesto mental negativo-, instituciones fuertes e infraestructura".

Lorenzetti destacó que "el concepto de igualdad hoy es la oportunidad de tener un futuro: eso es la educación, la innovación, pero también darle valores morales. ¿Cómo hacemos para sacar a los chicos de la droga? Porque con la policía, está bien la represión, pero si uno no le da a esos chicos futuro, principios, las ganas de progresar, ideales, esas cosas son centrales en una sociedad. Nuestra gran tarea es contribuir a eso".

A continuación, el video completo: