"Yo no fui, no mandé a matarlos, si supiera lo diría, a esta altura no tengo problema de nada". Esteban Ibar Pérez Corradi se desvinculó de su supuesta autoría intelectual del triple crimen de General Rodríguez y, al mismo tiempo, vinculó al ex titular de la AFIP con el negocio del contrabando en el país.

"El contrabando era el negocio de él (por Echegaray), que incluía la efedrina, las computadoras, celulares, lo que sea; ese era su negocio", planteó Pérez Corradi en una entrevista con el programa "La Cornisa", del canal América, y agregó: "Me lo dijeron gente con la que trabajaba, que hacían cosas de contrabando, que hablaban con (el ex subdirector de Operaciones Aduaneras Metropolitanas, Daniel) Santana".

Por otro lado, aseguró que Sebastián Forza, Leopoldo Bina y Damián Ferrón "no representaban ningún tipo de competencia" y que "el negocio de la efedrina era 50 veces más grande que (el narcotraficante mexicano Juan Jesús) Martínez Espinosa". "No tenían forma de perjudicarme ni robarme el negocio, es como que venga un nene chiquito a pegarme una cachetada", añadió, y reconoció que conocía a Forza: "Me dio plata, me interesaba que estuviera vivo".

Además de Echegaray, también vinculó al ex jefe de gabinete Aníbal Fernández con el negocio de la efedrina y señaló que "no desconocía esta actividad, no la desconocía en absoluto". "Es interesante recordar una reunión en el Congreso cuando Sonia Escudero proponía penalizar el tema de los precursores químicos y es interesante la respuesta de Aníbal Fernández en temas muchos más grandes que los precursores de la efedrina y son los precursores de la cocaína (…)  Al principio el tema de la efedrina se les escapó; hasta que lo vieron y empezaron a cobrar".

Ibar Pérez Corradi
Ibar Pérez Corradi

"Yo iba a ser el productor más grande de la Argentina, en forma legal y en forma ilegal. Manejé 16 mil kilos de efedrina entre 2004 y 2008", señaló Pérez Corradi. En este sentido, reveló que Juan Carlos "Chipi" Mondragón (actual miembro de la Policía Federal) le presentó "gente que respondía a Aníbal". "Me cobraban la plata para dejarme trabajar, para no romperme", planteó.

Por último, aseguró que José Mohamad Khalife fue su jefe en la Triple Frontera, y advirtió: "Le hice ganar unos cinco millones de dólares. Y él aportaba plata a la Hezbollah. Antes de que me atrapen le pedí dinero y no me respondió (..) Yo le hacía ganar plata al árabe y él me brindaba protección en Ciudad del Este".

ARROYO SALGADO

Esteban Ibar Pérez Corradi apuntó contra la jueza federal, Sandra Arroyo Salgado, por la decisión que tomó de pedir su extradición. En este sentido, aseguró que la magistrada le pidió una importante suma dinero para dejarlo en libertad antes de que la condena por el Triple Crimen de General Rodríguez quede firme.

"Arroyo Salgado me pidió 500 mil dólares para dejarme en libertad cuando estaba detenido", sostuvo. "Me mandó a decir que le pagara en ese momento para dejarme libre antes del juicio", agregó.

A su vez, Pérez Corradi aseguró que tiene testigos para certificar la acusación que realizó sobre la jueza federal. "Yo doy los nombres de los testigos, y si entran como testigos protegidos, van a venir y declarar", explicó.