El mapa elaborado por la oficina de la ONU sobre el control del tráfico de drogas incluyó a la Argentina entre los países que más cocaína exportan al mundo
El mapa elaborado por la oficina de la ONU sobre el control del tráfico de drogas incluyó a la Argentina entre los países que más cocaína exportan al mundo

El Informe Anual sobre las Drogas 2016 que publicó la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) ubicó a la Argentina como uno de los países que integran "las principales corrientes de tráfico de cocaína" a todo el mundo.

El estudio que fue presentado días atrás resalta que en el mundo 1 de cada 20 adultos, es decir unas 250 millones de personas de entre 15 y 64 años, consumieron por lo menos una droga durante 2014. Esa proporción se eleva en el caso argentino, según de qué droga se trate, sea anfetaminas, marihuana, éxtasis u otros opiáceos: va del 0,10%, en el caso de las pastillas, el 0,73 en caso de la cocaína, y 3,2% en el de la marihuana.

Más precisamente, en lo que se refiere a la cocaína y sus derivados -que en la Argentina es el paco o la pasta base- la proporción llega al 0,70 del total de la población analizada, según el cuadro incluido en el reporte y que se puede ver a continuación.

A la problemática del consumo, el informe de las Naciones Unidas incluye a la Argentina como uno de los países que tiene un rol cada vez más activo en el envío de cocaína al exterior. 

El reporte sobre drogas se conoce mientras en la Argentina la Justicia avanza con investigaciones sobre ex funcionarios y personajes ligados al narcotráfico que operaron durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner.

Según el informe la UNODC, "en 2014 el cultivo mundial de arbusto de coca aumentó en un 10% respecto del año anterior" y "la fabricación mundial de cocaína fue ligeramente superior a la del año anterior".

"Hay indicios de que el aumento de la fabricación mundial de cocaína observado en 2014 no fue un fenómeno aislado, sino que podría haberse repetido en 2015", consigna el trabajo de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito.

En ese contexto mundial, la UNODC alerta que "de los países productores de coca, el principal país de origen o de los envíos de cocaína a Europa continúa siendo Colombia (mencionado en 42% de las respuestas de los países europeos en el cuestionario de informe anual durante el periodo 2009-2014), seguido Perú (31 por ciento) y el Estado Plurinacional de Bolivia".

"Los países no europeos que más se mencionaron de partida de los envíos de cocaína durante el período 2009-2014 fueron Brasil, seguido de Colombia, Ecuador, República Dominicana, Argentina y Costa Rica", indica el informe.

 

La investigación recuerda que, en enero de 2016, "las autoridades de Bolivia informaron de la incautación de 8 toneladas de la cocaína (oculta entre 80 toneladas de sulfato de bario), destinada para África Occidental (Costa de Marfil), que había sido enviado a través de Argentina y Uruguay".

También, un punto relevante es el alto desarrollo que empezó a experimentar el mercado asiático del destino de la cocaína, una tendencia que impactó de lleno en la Argentina. De hecho, en el estudio de la ONU se indica que "los países de América Latina más mencionados de origen, de salida y de tránsito para los envíos de cocaína a Asia en el período 2009-2014 fueron Brasil, seguido de Colombia, Perú, el Estado Plurinacional de Bolivia, Argentina y México".

EL INFORME COMPLETO