Marcelo Barovero se marchó de River como un ídolo
Marcelo Barovero se marchó de River como un ídolo

Marcelo Barovero, con sus atajadas memorables -especialmente el penal a Emmanuel Gigliotti-, se transformó en uno de los ídolos de la hinchada. Pese a ser el capitán y el aval de los dirigentes, cuerpo técnico y jugadores, el 1 afirmó no soportar más la presión que conlleva custodiar la portería del cuadro de Núñez y decidió no renovar su vínculo.

Todo hacía indicar que iba a desembarcar en Veracruz, pero el presidente de la entidad se enojó por algunos manejos del agente de Trapito y todo se truncó. Por eso, apareció en el horizonte Europa, más precisamente Celta de Viga y Sevilla.

Sin embargo, la historia volvió a dar un giro inesperado. Finalmente, el arquero fue anunciado como nuevo futbolista de Necaxa, equipo que acaba de ascender a la máxima categoría del fútbol azteca.

"Firmamos contrato por tres años por la mitad de dinero que le ofrecieron la última vez en River. Lo del Celta de Vigo también estaba avanzado, pero nos decidimos por los mexicanos", aseguró Marcelo Franceschini, representante de Barovero, en diálogo con Jogo Bonito, programa que se emite por FM Late.



Proveniente de @CARPoficial, Marcelo Barovero se suma al plantel de los Rayos #BienvenidoBarovero pic.twitter.com/Uay1BkZJ3f

— Club Necaxa (@ClubNecaxa) 9 de junio de 2016