Los lunares cobraron protagonismo en las pasarelas internacionales. (BURBERRY)
Los lunares cobraron protagonismo en las pasarelas internacionales. (BURBERRY)

Un look, llamado de atención. Dos, ¿coincidencia? Tres, cuatro, cinco, seis… Definitivamente ¡es tendencia! Los lunares se adueñaron de las pasarelas internacionales e hicieron suyas las colecciones Spring/Summer 19.

Así se lucieron en todas sus formas, tamaños y colores en Dior en la Semana de la moda de París, se destacaron en Burberry y en Mary Katrantzou en Londres o se robaron sonrisas al desfilar en Dolce & Gabbana en el último Milan Fashion Week… Cada quien le dio su toque.

adidas Originals
adidas Originals

Audaces, lúdicos, modernos y formales a la vez, la estampa a lunares (alias polka dots) nos tiene a todas enamoradas. De Jason Wu a Carolina Herrera, nadie quiso quedarse afuera de la lunaresmanía.

"El lunar tiene la forma del sol, el símbolo de la energía del mundo y de nuestra vida; también la forma de la luna, la quietud. Los lunares no pueden estar solos; como sucede con la vida comunicativa de la gente, dos, tres o más lunares llevan al movimiento", describió a sus amados polka dots la artista Yayoi Kusama, mundialmente conocida por su obsesión.

Su fijación por los lunares es tal que –confinada hace décadas en una casa de retiro– hace algunos años la llevó a dejar de lado su ostracismo y diseñar una exitosa colección en colaboración con Louis Vuitton. La maison no lo olvida y suma los lunares cada vez que la ocasión lo permite.

adidas
adidas

La fiebre por estas perfectas manchas también alcanza al designer Junya Watanabe (quien supo incorporarlos en sus prendas en todo tamaño y color) y es un clásico de Rei Kawakubo en su siempre original Comme des Garçons. La japonesa Kawakubo además le dio su distintivo toque lunatizado a la última colaboración que realizó con Converse. De igual forma que la finlandesa Marimekko, que este año coincidió lanzando una edición especial para Uniqlo.

MNG para Falabella
MNG para Falabella

¡¿CÓMO SE USAN?! Si prestás atención, los lunares llevan varias temporadas dando vueltas. Hoy toman fuerza y te hacen un guiño desde los percheros locales. Un ítem con esta estampa trendy se convierte en uno de los must have de tu guardarropas. Mirá a los lunares con cariño, se mantienen con el mismo ímpetu en la temporada que llega. Por su desenfado, fueron protagonistas en adidas Originals. Hoy podés elegir tu ítem favorito en las propuestas de Falabella –con MNG y la línea especial de Karl Lagerfeld–, dar con vestidos en Rimmel, trajes de baño en Luz de Mar o blusas y monos lunatizados en Levi's.

Luz de Mar
Luz de Mar

En cuestión de tamaño, los hay diminutos o bien grotescos, todo está en cómo lo uses. Mucho depende del tamaño o de la combinación de colores (blanco, negro, azul, ¡clásicos!). Podés apostar por looks mix & match (como cuando jugás con denim más denim) combinando tamaños o colores o bien cortarlo con color liso en contraste. ¡Vale todo! Alegres, los lunares son parte de la cultura popular y tienen una impronta internacional que va del estilo flamenco a los looks crucero por el Mediterráneo. Todas mueren por ellos.

La duquesa de Cambridge
La duquesa de Cambridge

No hay textura que los limite, por lo que los encontrás en seda o en tweed. Esta tendencia logra lo que otras estampas –a cuadros, vichy o príncipe de Gales– no pudieron. Se convirtieron en el print sin edad que resiste modas ¡y temperaturas!

Por su impronta lúdica, los polka dots rejuvenecen. Las celebrities lo saben y ellas son las que imponen la moda. A pocos se le escapa que los lunares son una de las pocas estampas que Kate Middleton, la duquesa de Cambridge, elige a la hora de vestirse. Es su manera de romper con los tan serios bloques de color. Los lunares también fueron la elección atemporal y con clase elegida por la designer Carolina Herrera, una de sus mayores fans. Traen un dejo retro –tan de los '50–, característico de un ícono pop como es el personaje de Minnie Mouse.

Vestido de Rimmel
Vestido de Rimmel

¿El dato? Diane von Furstenberg acaba de inspirarse en ella. Fue la encargada de diseñarle un atuendo por su 90 aniversario y optó por un modelo con lunares sexy y atrevido. Estate atenta, la lunarmanía también atrae al diseño y a la decoración en general. Estos traviesos puntitos son clásicos en Kate Spade y en los objetos de Jonathan Adler.

Como en toda tendencia, apostar por accesorios es una forma de sumarte a la ola, de manera más sutil y con mayor libertad. Lo cierto es que los vivaces lunares reviven temporada tras temporada. Saltarines, audaces, extrovertidos, lo hacen todo menos pasar desapercibidos.

Textos: Paula Ikeda (pikeda@atlantida.com.ar) Fotos: Fotonoticias/ Gentileza de las marcas

SEGUÍ LEYENDO:
Los lunares invaden la moda