A lo largo de la década el cine de Hollywood instaló memorables escenas entre el público,  entre ellas se destaca el glamour inigualable Audrey Hepburn enfundada en una petite robe noire, collar de perlas, y anteojos de sol oscuros, bajándose de su taxi en plena Quinta Avenida. El destino,  la emblemática joyería Tiffany.

Esta misma postal ahora será realidad. En el cuarto piso de la icónico edificio emplazado en el corazón de Nueva York abrirá sus puertas renovado con un espacio gastronómico.

El café de Tiffany & Co.
El café de Tiffany & Co.

 The Blue Box Café, en alusión a los colores insigna replicará la elegante ambientación de la boutique. "Es la ventana hacia la nueva Tiffany", explica Reed Krakoff, director artístico.

Ningún detalle del diseño del refinado espacios fue librado al azar, desde el mobiliario pasando por exclusiva platería de Kakroff  hasta la cristalería personalizada con las iniciales de la marca.

En lugar de cuadros en las paredes, hay ventanas de Tiffany en miniatura. Algunos incluyen una gran variedad de cajas de Tiffany reales adornadas figuras de cromo y diamantes o piezas de artículos para el hogar.

El mobiliario de lujo realizados especialmente para el nuevo café
El mobiliario de lujo realizados especialmente para el nuevo café

"Al ingresar la vista al central park cautivará los clientes pero luego podrá sumergirse en el universo azul. El diseño del espacio comenzó con la idea de la sumergirse en el universo de Tiffany, no solo la sensación de estar dentro de una caja azul, sino rodeada de su hospitalidad ", dice Moore.

En cuánto al menú, el budín glaseado en tono azul brillante con un lazo blanco confitado emulando el envoltorio tradicional de la firma es la sugerencia de la casa.

LEA MÁS: