El segundo trimestre del embarazo es el que más disfruta la futura mamá. Foto: Archivo Atlántida / Para Ti Mamá.
El segundo trimestre del embarazo es el que más disfruta la futura mamá. Foto: Archivo Atlántida / Para Ti Mamá.

Habiendo transcurrido el primer trimestre del embarazo, nos aprestamos a vivir los mejores meses: ya no tenemos las molestias del primero ni estamos tan pesadas (y ansiosas) como en el último.

Disfrute total

En esta etapa, ya nos encontramos con el "dulce" de la "dulce espera". Es un período donde la panza empieza a despuntar y nos comenzamos a vincular con nuestro hijo. La progesterona, que ya terminó su tarea, se retira del centro de la escena y el bebé se muestra con todo desparpajo cada vez que es convocado, y es ahí cuando se afianza el vínculo madre-hijo.

A nivel físico

Según Crespo, es alrededor de las semanas 20 a 22 cuando se suelen empezar a sentir muy suavemente los movimientos del bebé. ¿Cómo se sentirán? La sensación será como de un burbujeo o movimientos muy suaves en el bajo vientre.

"Al ser un trimestre más tranquilo desde el punto de vista físico, la madre comienza a sentir ganas, fuerza y energía para prepararse para el encuentro con su hijo. En este período es común ver a las madres haciendo planes, refaccionando cuartos, comprando ropa y preparando todo lo necesario para el gran momento", cuenta Martínez.

Es en este momento cuando sentimos que la energía nos rebalsa, que queremos gritar a todos que estamos esperando un bebé y cuando nos leemos 1000 veces Para Ti Mamá, así estamos preparadas para esperar a nuestro hijo.

100% positivo

A diferencia del primer trimestre, en esta etapa las emociones en líneas generales son de signos positivos, relativos a la satisfacción, esperanza y sobre todo generados por la confianza que nos da estar gestando un bebé.

En este sentido, Martínez apunta que el sentimiento de plenitud del segundo trimestre es descripto por muchos autores como el momento de mayor satisfacción narcisística para una mujer.

Gestación

Desde el punto de vista del crecimiento, es un momento muy importante porque se termina de formar el bebé y este período culmina con el desarrollo de todos los sistemas de órganos en su totalidad. El segundo trimestre del embarazo se extiende desde la semana 14 hasta la 28.

Estudios

La obstetra explica que el estudio más importante de esta etapa se llama "ecografía detallada fetal" o "scan fetal", el cual se realiza a partir de la semana 20, ya que en ese momento se considera que el bebé desde el punto de vista anatómico se encuentra formado y tiene un tamaño adecuado para poder evaluarlo en forma correcta.

Durante este se revisa toda la anatomía del bebé y se descarta la presencia de malformaciones. También es posible ver la ubicación de la placenta, el líquido amniótico y los movimientos del pequeño, como también se puede determinar el sexo. ¡Pura ansiedad!

"Además, en este momento se evalúa el calendario de vacunación de la mamá y se harán las aplicaciones correspondientes", agrega la médica. Y se repiten los estudios de laboratorio y pruebas de infecciones del embarazo. También se realiza la prueba de tamizaje para detectar en forma precoz si la mamá tiene riesgo de desarrollar diabetes del embarazo.

 

Por Gloria Kaspar / Asesoraron: Lic. Patricia Martínez, psicóloga de Halitus Instituto Médico, M.N. 24.411 y Dra. Lourdes Crespo, obstetra especialista en salud fetal de la Clínica y Maternidad Suizo Argentina, M.N. 113.651.

 

SEGUÍ LEYENDO