Los desafíos de la nueva realidad global

En este nuevo mundo, creemos que es primordial habilitar espacios de diálogo y construcción de pensamiento para colaborar en su comprensión y construcción

La Conferencia Mundial de Relaciones Internacionales fue organizada por el CEERI
La Conferencia Mundial de Relaciones Internacionales fue organizada por el CEERI

“El hombre se descubre cuando se mide con un obstáculo”, decía Antoine de Saint-Exupéry, conocedor como pocos de los vaivenes de la naturaleza humana. Frente al encuentro con la adversidad terminamos de manifestar nuestras capacidades, nuestras fortalezas para levantarnos y hacer frente a aquello que nos desafía. Es en momentos de crisis donde nos nutrimos de nuestra fuerza, nuestra creatividad y nuestra imaginación para encontrar las posibilidades y caminos que nos permitan resolver las dificultades.

El 2020 nos encontró sumidos en una crisis desconocida, la pandemia generada por el COVID nos ha planteado obstáculos que por momentos parecen difíciles de afrontar. A las terribles pérdidas humanas y los contagios que no cesan, inevitablemente se la ha añadido una crisis económica sin precedentes que acrecentó la pobreza y desigualdad a nivel mundial. Las respuestas estatales y globales en muchos casos aún no han podido encontrar soluciones que permitan abordar las actuales complejidades.

Cuando la salud global y cooperación internacional debía ser el eje central de la agenda de este año, comenzaron a surgir hechos a nivel global que nos hicieron repensar cómo vivimos y cómo se relacionan los países en el mundo.

Países impulsando la desintegración multilateral, protestas raciales, gobiernos que aprovechan contexto para tener comportamientos autoritarios, proteccionismo extremo, movimientos sociales y extremismos a lo largo del planeta. Ante este nuevo escenario, nos planteamos varios interrogantes acerca de los Estados y los organismos internacionales: ¿están realmente preparados para abordar los problemas que surgen a escala internacional? Resulta imprescindible discutir sobre el rol de los sistemas de integración y cooperación, y evaluar su funcionamiento y capacidad de respuesta ante una crisis que se presenta en todos los órdenes y que involucra a una variedad de actores.

Las relaciones internacionales como área de conocimiento multidisciplinario ayudan a comprender el nuevo escenario internacional y la complejidad en la que nos encontramos inmersos.

En este nuevo mundo, creemos que es primordial habilitar espacios de diálogo y construcción de pensamiento para colaborar en su comprensión y construcción.

Es por ello que el Centro de Estudios Estratégicos de Relaciones Internacionales (CEERI), asociación sin fines de lucro nacida hace 18 años, tomó nuevamente el desafío de plantear los debates globales con 80 expositores de 17 países y llevar a cabo del 28 al 31 de octubre la IV Conferencia Mundial de Relaciones Internacionales. Pensada como un espacio plural de intercambio entre funcionarios públicos, académicos de prestigio mundial, activistas, actores del sector privado, Organizaciones No Gubernamentales y policy-makers, la Conferencia nos invitó a detenernos a reflexionar, con imaginación, sobre nuevas capacidades y posibilidades.

Desde el CEERI confiamos en la necesidad del diálogo en este proceso, un diálogo que nos interpela, nos cuestiona y nos lleva directamente a pensar escenarios y salidas inclusivas, que nos permitan explorar los laberintos de la crisis.

En el correr de estos días la Conferencia recorrió temáticas diversas, desde economía hasta feminismo, pasando por el racismo en las relaciones internacionales, el medio ambiente, la seguridad internacional, la democracia y los movimientos sociales, entre muchas otras. Desde una mirada que entremezcla lo global y lo local, con expertos provenientes de Asia, África, Europa y América, la Conferencia procuró proveer visiones que faciliten el encuentro, un encuentro enriquecedor desde el cual construir pensando en el futuro.

La fuerza del descubrimiento, además, está guiada siempre por los y las jóvenes, aquellos que sin miedo se enfrentan al obstáculo con la creatividad, frescura y soltura necesarios para reforzar los debates. Esta Conferencia tiene como base y puso como centro a la juventud. Primero, con la presencia de más de 200 voluntarios de más de diez países de Latinoamérica, liderados por el equipo del CEERI Joven contribuyendo en las definiciones académicas, en las actividades de difusión y en colaboración institucional. Segundo, a partir de la participación de muchísimos jóvenes que nos han enviado sus investigaciones y han expuesto durante la conferencia, trayendo nuevos aires e ideas. Y, finalmente, con la preparación de una Agenda 2030 que incluye objetivos y propósitos que los jóvenes consideran necesario abordar en la siguiente década para alcanzar un mundo más justo y desarrollado.

Este documento de agenda 2030, surgida del debate y el consenso regional, está compuesto por 13 propósitos, referidos a metas a cumplir en los próximos diez años y recomendaciones de llamados a la acción, que buscarán concretarse a través de gobiernos, organismos internacionales y el apoyo de la sociedad de los distintos países.

Desde el CEERI intentamos descubrir soluciones para este nuevo escenario y un mundo post pandemia. En la intersección entre lo que está pasando y lo que puede venir es que, creemos, hemos aportado desde esta IV Conferencia Mundial de Relaciones Internacionales, con la esperanza de tender puentes, abrir el diálogo y promover soluciones que nos permitan hacer frente a lo que hoy nos desafía.

América Latina transita una crisis económica, sanitaria y social sin precedentes. El tender puentes y un mayor diálogo regional, estableciendo políticas de acción conjuntas, debe ser la vía para buscar un mejor horizonte.

Esperamos que el pensamiento, diálogo, opiniones y propuestas puedan servir de herramientas para los gobiernos, empresas y tomadores de decisión, para afrontar el mundo que se nos avecina, para llevar adelante un futuro cercano y analizar la mejor manera de salir adelante.

El autor es fundador del CEERI

MAS NOTICIAS