Durante lo que va de su pontificado, el papa Francisco maniobró en forma hábil e incesante entre las aguas turbias del Vaticano que heredó y en el ancho mar embravecido de un mundo geopolíticamente complejo. Bastó muy poco tiempo para advertir que la acción interior apuntaba a la transparencia y la exterior se orientaba hacia la periferia: al sur y al este del mundo, América Latina, África y Extremo Oriente. Cuando queremos comentar la agenda de este nuevo año, no es posible hacer un examen de lo hecho durante los trabajosos y fructíferos 68 meses que pasaron, pero su repaso demuestra que para el Santo Padre este es el tiempo de los pobres, de los extranjeros, de los inmigrantes y de los desplazados. Y que el siglo XXI es el siglo de China.

Los viajes

-El papa Francisco va al Caribe

Del 23 al 27 de enero visitará Panamá. El primer viaje del año será en ocasión de las ya clásicas Jornadas Mundiales de la Juventud (34ª JMJ). Promover una "revolución de servicio para cambiar el mundo", tal como les anticipó a los jóvenes que participarán en el encuentro en Centroamérica. El encuentro se enmarcará en el clima de entusiasmo que caracteriza cada encuentro del Papa con los jóvenes. Un baño de fe para los jóvenes y una fuente de energía para el Santo Padre.

Llegará a las cinco y media de la tarde, será recibido por el vicepresidente y autoridades arquidiocesanas. Desde el 24, tras los actos oficiales y hasta el 27 participará de diversas ceremonias religiosas que culminarán con una misa en la Catedral de Santa María Antigua (restaurada). Mientras tanto, tendrá un encuentro con menores detenidos en un centro de cumplimiento, una visita a un hogar de acogimiento de enfermos de HIV (sida), otro con todos los obispos de Centroamérica, una reunión privada con jóvenes representantes de los cinco continentes para conversar sobre la situación del mundo y de la Iglesia y participará de varios encuentros multitudinarios en lugares públicos. Nunca hay que descartar una sorpresa.

-Viaje a los Emiratos Árabes Unidos

A menos de siete días de su regreso de Panamá, del 3 al 5 de febrero, viajará a los Emiratos Árabes Unidos, siendo el primer Papa en visitar este país. El lema de la visita es "Hazme canal de tu paz" (¡Señor, haz de mí un instrumento de tu paz! reza el primer verso del poema franciscano). Los Emiratos Árabes Unidos vienen trabajando desde el 2015 por "un islam tolerante", procurando liderar la cátedra de la teología islámica. En el 2016 crearon una organización para difundir la idea de calmar las ideologías violentas (EI) y el año pasado realizaron la Cumbre Mundial de la Tolerancia. En el centro de la visita estará la importancia del aporte de las distintas religiones en ese camino. El Santo Padre participará de un encuentro interreligioso que se celebrará el lunes 4 a las seis y media de la tarde donde oiremos su palabra. Antes de la celebración tendrá una reunión privada con los miembros del Muslim Council of Elders, en la Gran Mezquita del Jeque Sheikh Zayed.

El martes 5 el Pontífice va a orar a la Catedral de Abu Dhabi a primera hora de la mañana y como acción final de la visita celebrará la Santa Misa en el estadio Zayed Sports City.

-Visita a Marruecos (al Magrib)

Marruecos ocupa un territorio que por el norte es bañado por las aguas del Mediterráneo y por las del océano Atlántico, al oeste. Por invitación del rey Mohammed VI y de los obispos, el papa Francisco estará en Marruecos el 30 y el 31 de marzo, visitando las ciudades de Rabat y Casablanca. La primera es la capital administrativa 80 kilómetros, al norte de la segunda. La del bar Rick, de la película con Ingrid Bergman y Humphrey Bogart, es la Casablanca de Hollywood, burda imitación de la real. La real deriva su nombre de una casita blanca que había, como si fuera un faro, en la costa atlántica sirviendo de orientación a los marinos. Hoy tiene algo más de seis millones de habitantes de un total de ochenta millones de marroquíes y un puerto importante. Originalmente pertenecían a la etnia berebere, como la mayoría de la población antigua del norte de África, se dedicaban a la agricultura en las montañas, donde algunas tribus se asentaban y otras eran trashumantes. En su mayoría, tras la llegada de los árabes (siglo VII y VIII), se arabizaron y convirtieron al islamismo, aunque importantes sectores de la población conservan la lengua berebere o una mezcla de ambas.

El rey es el custodio del islam y preside el Consejo Superior de Ulemas (personas de gran prestigio espiritual dentro de la comunidad islámica), órgano que ostenta la máxima autoridad religiosa.

Después de un largo debate ya no se aplica la pena de muerte en casos de apostasía, excepto que esta sea considerada traición a la patria y frente a la prohibición a la difusión de otras religiones hay un espíritu de diálogo. No de discusión teológica entre islamistas y cristianos sino de trato cordial. Dice un sacerdote: "Llevamos el Evangelio 'puesto' y la relación personal es muy buena".

-El Papa en Bulgaria y en la Antigua República Yugoslava de Macedonia

Del 5 al 7 de mayo el Papa estará en Bulgaria y en la Antigua República Yugoslava de Macedonia. En Bulgaria irá a las ciudades de Sofía y Rakovski: el lema del viaje es "Pacem in Terris", para recordar la famosa encíclica de San Juan XXIII. En Macedonia visitará la ciudad de Skopje, lugar de nacimiento de Santa Madre Teresa de Calcuta. El lema de la visita es: "No tengas miedo, pequeño rebaño" (Lc. 12,32). Los católicos en estos dos países son de hecho una pequeña minoría entre los ortodoxos. El viaje apunta al diálogo con el mundo ortodoxo.

-¿Mozambique, Madagascar, Japón, Tailandia, Irak y Corea?

Quedan por confirmar los viajes a Mozambique y Madagascar, en principio, para la primera semana de septiembre. Hay dudas sobre si irá por segunda vez a Uganda en esa gira africana, se especula con que puede llegar a visitar Japón a comienzos del mes de noviembre y también Tailandia, y eventualmente la península coreana.

De la agenda diplomática

Como puede advertirse, todo apunta, como decíamos al principio, al sur y al este del planeta. El intenso trabajo diplomático que culminó con la firma de un protocolo en el modo de selección de la jerarquía eclesiástica de la Iglesia Católica China y abre el camino del diálogo y de la evangelización, representa un paso muy importante en ese sentido. El protocolo fue suscrito el 22 de septiembre pasado por monseñor Antoine Camilleri, subsecretario para las Relaciones de la Santa Sede con los Estados y Wang Chao, viceministro de Asuntos Exteriores de la República Popular China. Es además un puente que torna probable la visita del Papa a ese país. Acaso la secreta promesa que Bergoglio haya hecho al misionero católico jesuita, matemático y cartógrafo Matteo Ricci (1552-1610) que predicó la palabra de Cristo en China durante treinta años.

Otros sucesos importantes del año

-El Consejo de Cardenales y la reforma de la Curia

Del 18 al 20 de febrero tendrá lugar en el Vaticano la 28ª reunión del Consejo de Cardenales, que eran nueve y ahora son seis. Entre otros temas, tratará el proyecto de revisión de la Constitución Pastor Bonus sobre la Curia Romana: el pasado mes de diciembre se entregó al Santo Padre una nueva propuesta de Constitución Apostólica, titulada Praedicate evangelium. Se trata de que los organismos de gobierno de la Iglesia se conformen a la nueva doctrina de la misión y evangelización, tal como fue expuesta en la exhortación apostólica Evangelii Gaudium y otros documentos pontificios. La denominada Iglesia "en salida", profundamente misionera, debe ser también más descentralizada. Para que los obispos y los Consejos Episcopales de cada país cuenten con las facultades necesarias para llevar a cabo su labor, muchas de las cuales hoy se encuentran en manos de los dicasterios vaticanos.

-La cumbre del Vaticano contra los abusos y los encubrimientos

Un acontecimiento muy esperado de este 2019 tendrá lugar del 21 al 24 de febrero, siempre en el Vaticano, después del Consejo de Cardenales. El papa Francisco se reunirá con todos los presidentes de las Conferencias Episcopales del mundo, que son más de 110, para discutir sobre la prevención de los abusos a menores y adultos vulnerables. Un encuentro fundamental para la lucha contra los abusos de poder, de conciencia y sexuales cometidos por los miembros de la Iglesia. La idea de Francisco, conocida públicamente, es: "Basta a todo encubrimiento para seguir por el camino de la verdad y la justicia". El temperamento es el mismo con el que se dirigió a los abusadores: "¡Conviértanse y entréguense a la justicia humana y prepárense a la justicia divina!". Pero además el Santo Padre está empeñado en prevenir eficazmente que estas cosas no vuelvan a ocurrir.

-El Sínodo para la Amazonía

Entre los acontecimientos importantes está también el Sínodo de los Obispos para la región panamazónica que tendrá lugar en octubre de este año. Concierne a siete Conferencias Episcopales y nueve países de la región amazónica. El papa Francisco desea que se discuta sobre este tema: "Amazonia, nuevos caminos para la Iglesia y para una ecología integral".

Pero no se tratará solo de ecología: también se abordarán importantes temas eclesiales. La evangelización en medio de las luchas por el dominio y la explotación de las tierras de la Amazonia será uno.

El gran pulmón del planeta está amenazado. Por los negocios de la deforestación la industria de la madera y las pretensiones de extensión de hacendados sojeros o ganaderos. Por las mineras. Por la ausencia provocada de políticas efectivas de conservación de los recursos y ecosistemas. Por la consecuente no observancia del respeto por los territorios e integridad de los pueblos ancestrales. Por la contaminación de los ríos. En la encíclica del 2015 Laudato si' el Papa denuncia más amplia y detalladamente las amenazas que no son pocas.

No eran pocas y cayó Jair preanunciando calamidades

Para colmo, la asunción del señor Jair Bolsonaro. Instalado en el Palácio do Planalto por las trasnacionales y las brasileras del agronegocio, después de cumplir con las formalidades del voto, entre sus primeras medidas designó a Tereza Cristina da Costa, ministra de Agricultura apodada por los ruralistas como la "Musa del Veneno". La que además tiene deudas millonarias con bancos de Brasil por créditos para emprendimientos agropecuarios que no pagó. La exdiputada fue autora e impulsó varias iniciativas en el Congreso, tales como el favorecimiento del uso de agrotóxicos, el cultivo de transgénicos, apoyó la no prohibición del glifosato y defendió la explotación de los recursos naturales en las zonas protegidas de la Amazonia. Ya designada, el mismo día recibió, por un decreto presuntamente inconstitucional, el poder de "delimitar los territorios indígenas" hasta ahora en manos de la Fundación Nacional del Indio (FUNAI).

Esto y los anuncios desorbitados del nuevo mandatario autorizan a que nos preguntemos: ¿Está Brasil en las puertas de cometer un nuevo genocidio? Basta recordar el Informe Figueiredo de 1967 que puso de relieve atrocidades como la esclavitud, la tortura, los abusos sexuales, los asesinatos masivos de los pueblos nativos y el despojo de sus tierras para saber que antecedentes hay y, conociendo al sujeto, parece que ganas no le faltan, lo que torna razonable pensar que se generará un "temor internacional fundado".

Al tener el territorio brasileño la mayor parte de la región amazónica que comparte con Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú, Guyana, Surinam, Guyana francesa y Bolivia, "este vuelo a ciegas con rumbo incierto" (L. Boff) iniciado por Bolsonaro es además de una amenaza a los valores del pueblo brasilero, una seria amenaza a la preservación del planeta. Y esto será seguramente materia de análisis del Sínodo. Ardua tarea le aguarda.

El autor es abogado laboralista, docente.