Un viñedo en Portugal ofrece cabañas con forma de barril para amantes del vino. Se trata de Quinta da Pacheca, de las cómodas instalaciones de los viñedos Douro, donde podrás dormir en nada menos que en unas barricas de vino de tamaño colosal.

Barricas gigantes que imitan los toneles de madera empleados para la crianza de vino. No se trata de barricas reales, pero su construcción contempla todos los detalles para ofrecer a la imaginación todo lo que necesita. Y el interior de estas barricas de vino en realidad esconde habitaciones lujosas, rústicas y elegantes.

Si te agrada la idea inicial, te gustará saber que cada habitación tiene su baño propio y una terraza exterior equipada con todas las comodidades para disfrutar de un increíble paisaje de viñedo al tiempo en que disfrutas de una buena copa de vino.

Este viñedo ofrece un total de 10 habitaciones con esta curiosa forma de barrica las cuales fueron diseñadas por Paulo Pereira y María do Ceo. Cada una tiene 25 metros cuadrados, están hechas con madera de pino y, como si de un hotel se tratara, cuenta con baños equipados con la última tecnología.

Su interior es tan particular como su diseño. En él encontrarás una amplia cama adaptada al espacio para pasar una agradable noche en la que tendrás el privilegio de observar las estrellas en cualquier momento de la noche gracias a sus ventanas abiertas en el techo. Esta experiencia única cuesta 250 euros por noche (solo alojamiento).