Katie Hyndrick estaba agobiada por la calvicie de su bebé, una niña de dos meses que no tenía la melena adecuada para colocarle accesorios femeninos y enorgullecer a su madre

Fue entonces que Katie sacó inventó una solución -y un negocio-: inventó el Girlie Glue, un pegamento hecho con producto naturales que permite colocar lazos y adornos en las cabezas de las niñas cuando aún no tienen pelo suficiente.

Como era de esperar, el Girlie Glue y su eslogan "nunca es demasiado pronto para ser femenina" ha enfurecido a muchos padres -y no padres- que se han mostrado en contra de esta visión sexista cuyo objetivo es hacer más niñas a bebés de apenas unos meses. Como si no fuesen a tener suficiente presión en sus vidas para ser chicas perfectas.

Y es que no es solo que la obsesión absurda de una madre se convierta en un problema para sus hijas, sino que el hecho de pegarle objetos en la cabeza no parece muy saludable.

Su inventora, sin embargo, se muestra encantada con la idea y ya está intentado abrir el nicho de negocio haciendo una versión para mascotas