Este es el daño que estarías provocando a tu cuerpo por abusar del picante en las comidas diarias

El consumo frecuente de alimentos picantes puede tener efectos adversos en algunas personas

Guardar

Nuevo

Nachos tradicionales con todos los ingredientes típicos mexicanos - (Imagen Ilustrativa Infobae)
Nachos tradicionales con todos los ingredientes típicos mexicanos - (Imagen Ilustrativa Infobae)

El consumo frecuente de alimentos picantes puede tener efectos adversos en algunas personas. Uno de los riesgos asociados es la posibilidad de irritar el revestimiento del estómago, lo que puede llevar a sensaciones de ardor y, en casos severos, a gastritis o úlceras. Además, en personas con sistemas digestivos sensibles, el consumo excesivo de picante puede provocar indigestión, acidez estomacal o diarrea.

dolor estomacal - crédito Freepik
dolor estomacal - crédito Freepik

También se ha observado que el picante puede exacerbar los síntomas en individuos con condiciones preexistentes como el síndrome del intestino irritable (SII) o la enfermedad de reflujo gastroesofágico (ERGE). Es importante considerar que el impacto del picante puede variar significativamente de una persona a otra, por lo que algunos pueden consumirlo sin experimentar efectos negativos, mientras que otros pueden necesitar limitar su ingesta.

Salsa picante - (Imagen Ilustrativa Infobae)
Salsa picante - (Imagen Ilustrativa Infobae)

El consumo excesivo y a largo plazo de alimentos picantes puede tener diversos efectos en la salud, aunque éstos pueden variar dependiendo de la individualidad de cada persona. Algunas investigaciones sugieren posibles daños a largo plazo tales como:

  1. Problemas gastrointestinales: La ingestión habitual de picante en grandes cantidades puede irritar la mucosa gástrica, lo que a largo plazo podría llevar a problemas crónicos como gastritis, úlceras gástricas o intestinales, y exacerbación de enfermedades como el reflujo gastroesofágico.
  2. Alteraciones en la flora intestinal: Un consumo excesivo de capsaicina, el compuesto activo en muchos alimentos picantes, podría alterar la microflora intestinal, pudiendo influir en la digestión y la absorción de nutrientes.
  3. Problemas en la piel: En algunas personas, el consumo elevado de picante se asocia con la aparición de problemas dermatológicos como dermatitis o exacerbación del acné, debido a las respuestas inflamatorias que algunos componentes picantes pueden provocar en el organismo.
  4. Afectación en los sentidos: Consumir alimentos muy picantes frecuentemente podría, en casos raros, afectar el sentido del gusto, disminuyendo temporalmente la sensibilidad a otros sabores.
Salsa picante - (Imagen Ilustrativa Infobae)
Salsa picante - (Imagen Ilustrativa Infobae)

Es importante recordar que la tolerancia al picante varía considerablemente de persona a persona y que, en dosis moderadas, el picante puede ser parte de una dieta equilibrada sin causar efectos adversos significativos. Siempre se recomienda la moderación y prestar atención a cómo reacciona el cuerpo a ciertos alimentos.

¿Por qué nos gusta comer picante?

comida picosa. foto: archivo infobae
comida picosa. foto: archivo infobae

Comer alimentos picantes puede ser agradable por varias razones. Primero, el consumo de picante estimula la liberación de endorfinas, los químicos naturales del bienestar en nuestro cuerpo, generando una sensación de placer y euforia. Además, los alimentos picantes pueden mejorar la digestión al incrementar la secreción de jugos gástricos, lo que facilita la descomposición de los alimentos.

Mujer comiendo chile Shutterstock 162
Mujer comiendo chile Shutterstock 162

También se ha sugerido que el picante puede contribuir a la pérdida de peso al aumentar el metabolismo y reducir el apetito. Por otro lado, en muchas culturas, los alimentos picantes son una parte importante de la gastronomía, lo que también puede incidir en su popularidad y disfrute.

Guardar

Nuevo