“El dilema de los erizos”: la visión de un hombre sobre la violencia que sufre la mujer.

Con este título, el ensayista y promotor de la lectura Jonathan Frías, incursiona por primera vez en el género literario de la novela, un relato crudo sobre su perspectiva de la violencia que se normaliza y se minimiza por el pensamiento masculino.

infobae

El olvido y las tormentosas relaciones que se complican con la pérdida del amor son el eje principal de la primera novela del escritor mexicano Jonathan Frías, una historia de desgaste que toma como esencia la necesidad de hablar de realidades comunes, en su mayoría escritos y temas comunmente explorados por mujeres escritoras, pero que en “El dilema de los erizos” se presentan bajo una perspectiva masculina. El texto novelado de Frías fue editado de forma independiente por la editorial Fondo Blanco y se presentó como parte de las actividades culturales de la FILZócalo 2022 (Feria Internacional del libro del Zócalo), celebrada en la capital mexicana.

“Lo que yo quería contar, era la forma en la que nos obsesionamos las personas a la hora de entrar a una relación afectiva y eso se fue transformando, fueron cuatro versiones distintas, en resumen, no me satisfacían, me parecían, por un lado, demasiado rosas, chillonas o creía que caía en los clichés, que era lo que no quería abordar. En esta novela tuve que replantear, como, yo hombre podía tratar, el cómo una mujer se sentía, a la hora de ser violentada”, dijo Jonathan Frías en la FILZócalo 2022.

La novela “El dilema de los erizos” es un texto en el cual el autor navega a través de su prosa en un vaivén de confesiones poéticas y dramáticas, entre escenarios de una naturaleza cruda, los cuales, en ocasiones y de forma sutil, llega a tocar con remanentes de ternura. Es una historia que retrata los daños que ocasionan los encuentros y los desencuentros, momentos en los que la memoria y el olvido fragmentan la vida de quien los vive. En las páginas escritas por este nuevo autor se encuentran diversas reflexiones que giran en torno al reconocimiento propio, sobre el actuar y sentir mismo.

infobae

Presenta el escenario avasallador de una ruptura, ese momento trágico del que nadie está exento. El escritor expone cómo las garras de la ruptura, segmentan y rompen toda esperanza y cómo, entre tanto caos personal, surge la motivación o el sentimiento de reconstrucción, para sobrevivir en un mundo devorado por eventos de la cotidianidad y la normalidad, que no se detienen ante la pena; la voz narrativa de Jonathan Frías, encuentra en las heridas que parecen comenzar a cerrarse, el momento adecuado para sumir y hundir a sus personajes y ensimismarlos con su propia inmundicia.

El autor, en este relato de ensimismamiento personal, destaca el desfogue de los sentimientos y los pesares, que torturan la vida de sus personajes, desde sentimientos que nacen del egoísmo, reproches y las adversidades primigenias de las relaciones humanas y la violencia. El escritor trata de establecer un evento que está latente de ocurrir en cualquier momento, ya que como lo expone, todos, pueden ser víctimas del azar o del destino, esclavos de los errores propios o ajenos. “La soledad no es vacío ni ausencia, es manto y es sueño y es olvido”, escribe Frías sobre su texto.

Jonathan Frías, es escritor y editor, durante los últimos años se ha dedicado a la publicación de cuentos y ensayos, en campo ensayístico lanzó “Presuntos ensayos para un jueves negro” en 2019 y en 2020 “La eternidad del instante”, ambos textos editados por la UAA (Universidad Autónoma de Aguascalientes). “El dilema de los erizos”, es su debut dentro del género de la novela. Sus escritos han sido publicados en revistas mexicanas y extranjeras; actualmente se dedica a un proyecto de fomento a lectura para el Instituto Municipal de Aguascalientes para la Cultura.

SEGUIR LEYENDO: