Cómo las piscinas mejoran el negocio inmobiliario

Un estudio revela que incrementan el valor de una propiedad y aceleran su capacidad de venta y alquiler. Qué factores influyen para que impacten el mercado durante todo el año

Quien busca comprar o alquilar pide que tenga piscina (Crédito: Prensa Selvas Natatorios)
Quien busca comprar o alquilar pide que tenga piscina (Crédito: Prensa Selvas Natatorios)

Se puso en números lo que muchos actores del mercado inmobiliario ya sabían, que construir una piscina es un buen negocio desde el punto de vista inmobiliario. El estudio realizado por Selvas Natatorios, líder en construcción de piscinas, confirmó que no sólo la casa vale más sino que también se alquila mejor y se vende más rápido.

A partir de un relevamiento de los portales de venta y alquiler de propiedades de los corredores norte y oeste de la provincia de Buenos Aires, la empresa concluyó que construir una pileta representa un margen de hasta el 100% de la inversión. “Las piscinas aprecian las viviendas por su valor decorativo, realzan el parque y el mercado paga más porque quién busca comprar o alquilar las demanda”, asegura Juan Manuel Selvas, presidente de Selvas Natatorios.

El valor promedio de una casa de country en la zona norte u oeste del conurbano bonaerense es de 329.000 dólares, mientras que el de las que tienen piscina es de unos 354.000 dólares. Esto significa que valoriza la propiedad hasta en un 7%, además de incrementar la renta hasta en un 45%.

Ya casi no se construye sin incluir la piscina en el proyecto (Crédito: Prensa Selvas Natatorios)
Ya casi no se construye sin incluir la piscina en el proyecto (Crédito: Prensa Selvas Natatorios)

Si bien el costo de construcción de una pileta varía según sus adicionales y terminaciones, la empresa estima un valor promedio de 10 mil dólares. No obstante, su inclusión en la propiedad implica que la misma esté menos tiempo en el mercado. En tal sentido, Selvas Natatorios concluye que no sólo es una buena inversión respecto del valor de la vivienda en sí misma, sino que mejora su performance de venta o alquiler.

Según el análisis del mercado de renta que realizó la compañía, el alquiler de una casa en los suburbios de Buenos Aires se incrementó en más de un 50% en un año. Aun así, la piscina es un factor que impacta positivamente de manera directa en la posibilidad de lograr alquilar una propiedad, tanto para el mercado de temporada como para el anual.

El estudio de Selvas Natatorios demuestra una diferencia de más del 50% en el valor locativo de casas que cuentan con piscina respecto de similares que no tienen ese amenitie. “Actualmente hay un 20% de casas que no cuentan con piscina y es ahí donde hay una oportunidad; las nuevas viviendas ya se construyen con piscina desde el vamos”, explica Juan Manuel Selvas.

La compañía también confirma que estos cambios en los hábitos y la escala de prioridades de los clientes fueron una consecuencia de la pandemia. Se revalorizaron los jardines en general y las piscinas en particular ya que las restricciones para viajar llevaron a que las familias apunten a mejorar sus hogares.

Estar más tiempo en casa ha impulsado a muchos a invertir en su residencia. Y una de las obras que más valoriza una casa es la piscina, no sólo por su función recreativa en la temporada de verano, sino por su valor paisajístico durante todo el año.

Respecto a los estilos de piscinas, Selvas Natatorios sostiene que la tendencia actual es construir piscinas con grandes solarium integrados a la casa. Allí, los más demandados son los terminados en travertilit, por su costo y bajo mantenimiento, aunque también se utilizan decks de hormigón.

La iluminación incrementa el valor paisajístico de las piletas (Crédito: Prensa Selvas Natatorios)
La iluminación incrementa el valor paisajístico de las piletas (Crédito: Prensa Selvas Natatorios)

“También se usan muchos bordes infinitos, sobre todo para aquellos casos donde hay una perspectiva de vista diferencial. Es decir, se justifica en terrenos al agua o bien para valorizar una horizonte abierto a un golf, por ejemplo”, explica el presidente de la compañía y agrega: “La iluminación es un factor fundamental. No hay nada como una piscina iluminada, no sólo se disfruta todo el año, sino que también se disfruta de noche y eso es mérito de la iluminación. Prácticamente no estamos construyendo piscinas sin iluminación”.

Otra de las tendencias son las piletas con profundidades bajas, de hasta 1,5 metros en toda la superficie. Asimismo, las que ofrecen playas húmedas son también opciones que buscan un mayor disfrute.

Selvas Natatorios es una empresa familiar con 39 años de historia que está a la vanguardia en investigación y capacitación en nuevas tecnologías e innovaciones a nivel mundial respecto del diseño y construcción de piscinas. Con foco en la calidad y el servicio post venta, es la empresa líder en construcción de piscinas en Argentina.

Cuenta con oficinas y locales comerciales en Nordelta, Pilar, Escobar y San Miguel, provincia de Buenos Aires. Para entrar en contacto con la empresa se puede ingresar aquí.