Argentina cuenta con la primera empresa forestal del mundo en ser carbono neutral

Sin dudas, todas las facetas de la vida tienen relación con el medioambiente, desde lo que se consume hasta la gestión de los residuos. Por esta razón, el desafío de combatir el cambio climático se vuelve más grande

La importancia de combatir el cambio climático (Crédito: Prensa Arauco)
La importancia de combatir el cambio climático (Crédito: Prensa Arauco)

La relación entre los gases del efecto invernadero y el cambio climático es una certeza científica. Pero ¿Qué significa el concepto de carbono neutral? Carbono neutral o neutralidad tiene que ver con conseguir emisiones de dióxido de carbono equivalentes (CO2eq) netas iguales a cero, equilibrando la cantidad de CO2eq liberado a la atmósfera con una cantidad equivalente retirada de la atmósfera.

Todas las facetas de la vida tienen relación con el medioambiente, desde lo que se consume hasta la gestión de los residuos. El mundo funciona en base a una producción basada en el uso de combustibles fósiles -petróleo y sus derivados-, que deja una huella perjudicial en el planeta -principalmente efecto invernadero-. La neutralidad en carbono reduce este efecto en el medioambiente hasta alcanzar un resultado neto de cero emisiones.

Puerto Esperanza (Crédito: Prensa Arauco)
Puerto Esperanza (Crédito: Prensa Arauco)

En 2019, en Nueva York, un total de 66 países se comprometieron en la Organización de las Naciones Unidas (ONU) a alcanzar la neutralidad en carbono para el año 2050, con el objetivo de contener el calentamiento de la Tierra a no más de +1,5ºC, en relación al siglo XIX, ( 23-09-2019). Por eso es fundamental trabajar en:

Arauco -empresa que se dedica a crear una amplia gama de productos forestales de calidad-, está trabajando en optimizar los procesos operacionales, implementado proyectos para la reducción de los consumos de insumos y disminuyendo la generación y/o aumentando la valorización de residuos en las diferentes áreas del proceso, para así contribuir a un menor impacto en la generación de CO2eq, emitido a la atmósfera.

Junto a otros grandes desafíos ambientales, en el marco de la Cumbre de las Naciones Unidas por el Clima de 2019, la compañía se comprometió mundialmente a convertirse en la primera empresa forestal en ser carbono neutral para el 2020. Hoy, gracias a los múltiples esfuerzos de todas sus operaciones y al gran trabajo colaborativo, la compañía certificó su resultado neto de cero emisiones.

La compañía certificó su resultado neto de cero emisiones. (Crédito: Prensa Arauco)
La compañía certificó su resultado neto de cero emisiones. (Crédito: Prensa Arauco)
Las empresas carbono neutrales tienen la capacidad de compensar el 100% de las emisiones de gases efecto invernadero a través de la captura de dióxido de carbono (CO2) desde la atmósfera

Se llevó a cabo un relevamiento minucioso de las emisiones de gases de efecto invernadero asociadas a las actividades que desarrolla y al mismo tiempo se contabilizaron las capturas de CO2 tanto en las plantaciones como en el bosque nativo. Todo este trabajo permitió certificar un balance neutral: las emisiones se compensan con las capturas.

Cabe mencionar que la generación de energía limpia por uso de biomasa, la revalorización de residuos industriales, el liderazgo en la optimización de recursos hídricos son algunas de las iniciativas que forman parte de un proceso de fortalecimiento, modernización e innovación en materia de protección ambiental y lucha contra el cambio climático, reforzando así su compromiso de ser una compañía renovable.

Pablo Ruival, Country Manager de Arauco Argentina, destacó: “Estamos orgullosos de haber alcanzado uno de nuestros más grandes objetivos: Ser la primera empresa forestal carbono neutra a nivel mundial, lo cual representa un gran paso y aporte para enfrentar la crisis climática que estamos transitando. Creemos firmemente en la sustentabilidad como un eje central del negocio; la gestión responsable de nuestros bosques y plantaciones es lo que nos permitirá seguir contribuyendo a los grandes desafíos globales, generando valor económico y potenciando la competitividad del sector.”

Por su parte, Charles Kimber, Gerente de Sustentabilidad y Personas de Arauco Chile, comentó: “Este es un desafío importante, pero es un desafío de la humanidad. Las empresas que podemos hacerlo tenemos la obligación de avanzar rápido, hacerlo bien y comunicarlo, de manera de que sirva como ejemplo para otros. Las empresas no estamos ajenas al cambio climático. Es una emergencia mundial, que no solo debe discutirse en encuentros mundiales, sino que también debe llevarse a terreno, donde se realizan las actividades”.

Estos son incentivos para seguir trabajando con compromiso por el desarrollo sostenible (Crédito: Prensa Arauco)
Estos son incentivos para seguir trabajando con compromiso por el desarrollo sostenible (Crédito: Prensa Arauco)

Junto a esta importante meta, la empresa también adhirió a los Science Based Targets, una iniciativa que invita al sector privado a llevar una desafiante agenda de acción climática, a partir de la cual se comprometió a reducir sus emisiones en un 32.5% durante los próximos diez años. En ese marco, la compañía anunció una inversión de más de 150 millones de dólares para la modernización de la planta de Celulosa en Misiones en los próximos tres años, lo que permitirá alcanzar un crecimiento y mejoras exponenciales a nivel técnico, operativo y edilicio de acuerdo a los más altos estándares de calidad y gestión sustentable.

Este tipo de logros son un incentivo para seguir trabajando con compromiso por el desarrollo sostenible. La actividad forestal puede jugar un rol clave, generando soluciones que permitan satisfacer las crecientes necesidades humanas a través de recursos renovables y bajos en emisiones, reemplazando gradualmente las alternativas derivadas de recursos finitos, especialmente combustibles fósiles.

Asimismo, luego de convertirse en la primera empresa en Argentina, y la octava a nivel mundial, en haber recibido la Certificación de Servicios Ecosistémicos por parte del Forest Stewarship Council, Arauco Argentina renovó este ciclo junto a la Certificación de Manejo Forestal hasta el 2025.

Un trabajo para el bienestar del ecosistema (Crédito: Prensa Arauco)
Un trabajo para el bienestar del ecosistema (Crédito: Prensa Arauco)

En esta oportunidad, FSC® verificó los impactos positivos para la Conservación del Monte Blanco en la Región del Delta de los Ríos Paraná y Uruguay y en la Conservación de Palmitales en la Selva Paranaense del Norte de Misiones. De esta manera, se agregaron dos nuevos servicios a los ya existentes: la Conservación del Yaguareté en la Selva Paranaense y el Proyecto Pantano para la Conservación del Ciervo de los Pantanos en el bajo Delta del Paraná, dos especies que forman parte de la Lista Roja de Especies Amenazadas en Argentina.

Y sumando a su compromiso con la gestión forestal sostenible, Arauco Argentina obtuvo en el año 2018 la certificación forestal CERFOAR - PEFC de todo su patrimonio distribuido en las provincias de Misiones, Entre Ríos, Santa Fé y Buenos Aires.

La certificación forestal además de garantizar que la gestión de los bosques y plantaciones se realiza asegurando la sostenibilidad económica y social y beneficiando así a las comunidades en las cuales opera la empresa, demuestra cómo los procedimientos y prácticas de manejo forestal responsable contribuyen a conservar y restaurar ambientes naturales de alto valor e impactan positivamente en los servicios al ecosistema que brindan los mismos

Los servicios al ecosistema son todos aquellos beneficios que las personas obtienen de él, por ejemplo, la dispersión de semillas, el abastecimiento de recursos como agua y alimentos, regulación del clima, captura y almacenamiento de carbono, polinización y purificación del aire y del agua. Por eso, al ser una compañía foresto industrial que apuesta al desarrollo sostenible de la industria y a la gestión renovable de recursos forestales, la gestión de los Servicios Ecosistémicos es uno de los mayores compromisos de Arauco Argentina para mantener y mejorar la biodiversidad existente en sus territorios.